Charlotte Hornets, en el mejor momento de su breve historia ¿estrategia o casualidad?

  • Ahora mismo están a tres victorias de igualar su mejor récord de victorias-derrotas y les quedan 11 partidos.
  • Las incorporaciones de Batum, Lin y Lee, unidos al protagonismo de Walker, han sido clave para el auge de la franquicia.

Pocos pensaban el año pasado que los Charlotte Hornets ahora estarían luchando por la tercera plaza de la conferencia Este. Y no solo por las 33 victorias (40.2%) que le impidieron alcanzar los Play Off, sino por los problemas disciplinarios de Al Jefferson o las expectativas de Kemba Walker que no se cumplían. Quizás solo había una persona que, en su mente, estaba maquinando todo: Michael Jordan. El mejor jugador de todos los tiempos tomó las riendas de la franquicia en el que fue, probablemente, el momento más álgido desde su incorporación a la NBA en 2004. Con un récord de 44-38 en la 2009-10, el ex de los Bulls comenzó su etapa como dueño de los Charlotte con unos movimientos que sorprendían a propios y extraños. El traspaso de hombres como Wallace o Stephen Jackson (hasta ese momento, el único jugador que había conseguido un triple-doble en la franquicia de Carolina del Norte), hizo que cosecharan el peor balance de la historia en la temporada del "lock out". Pero todo esto, ¿era realmente necesario? Para MJ, sí.

A partir de ese momento, llegó el cambio que todo el mundo en Charlotte estaba esperando. La temporada sobresaliente de un Kemba Walker ya consolidado en el puesto de base titular, la selección de Kidd-Gilchrist en el Draft de 2012 y la incorporación de Al Jefferson al roster del equipo perfeccionaron el perfil de un equipo que, escasos años antes, estaba bajo mínimos. Al parecer, el cambio de nombre de Charlotte Bobcats a Charlotte Hornets fue el lavado de cara definitivo que  el 23 de los Bulls quiso dar para comenzar de cero. Hoy en día, nadie duda de que van a entrar en la postemporada, pero falta saber en qué posición.

Ahora mismo están a 3 victorias de igualar su mejor registro (llevan 41), y les quedan todavía 11 partidos, así que todo pinta a que superarán el récord. Desde el 1 de febrero, llevan un balance de 19 victorias y 5 derrotas. Como dato estadístico, es el equipo que menos balones pierde de toda la NBA.

Después de esta breve introducción de la breve historia de la franquicia, analizaremos minuciosamente la clave del éxito de este bloque:

1. WALKER Y LIN, BASES COMPLETOS Y COMPLEMENTARIOS 
Sin duda, una de las claves es el buen momento por el que pasan los dos bases, Walker y Lin. El primero por fin está cuajando un buen curso y está resolviendo partidos, anota más que nunca y toma responsabilidades de un base de primer nivel. El segundo, rescatado esta temporada de unos maltrechos Lakers, también resuelve partidos. Se ha convertido en un aliado imprescindible de Walker y tiene rachas en las que él solito puede remontar un partido ante un rival como San Antonio. En suma, probablemente hoy en día costaría encontrar a otra pareja de bases tan productiva como la de Charlotte Hornets.

2. BATUM Y LEE, LOS COMPLEMENTOS PERFECTOS
El alero francés llegó con el cartel de titular y ha cumplido las expectativas. Sus promedios (15-6-6) y su adaptación al equipo no han dejado indiferente a nadie. La defensa también es un rasgo común del 5 de los Hornets, pero el verdadero especialista es Lee: un jugador quizás no tan vistoso como otros, pero no por ello menos efectivo en el aspecto defensivo. Además, el ex de los Grizzlies anota casi 10 puntos por partido.

3. AL JEFFERSON COMO SEXTO HOMBRE; ZELLER Y KAMINSKY, JUVENTUD AL PODER
Desde los problemas del veterano "center" con las drogas, parece ser que ha habido un cambio importante en su actitud, y ha sido para mejor. Ha quedado relegado del quinteto titular, ha bajado las prestaciones en ataque con respecto a otros años, pero su eficacia se ha vuelto más constante. Clifford ha acertado de lleno en convertirlo en el sexto hombre del equipo sin hacer mucho ruido, y poniendo como titulares a Zeller y a Marvin Williams. Kaminsky, por su parte, comenzó con mal pie la competición y se vio superado por las expectativas, pero poco a poco ha ido creciendo y sintiéndose más cómodo. Aunque quizás no ha explotado, va por buen camino. Con respecto al pequeño de los Zeller, también es importante mencionar su efectividad en la zona.

4. LOS ACTORES SECUNDARIOS, IMPRESCINDIBLES
Lamb, Williams, Daniels... ¿qué hubiera sido de ellos sin los Charlotte Bobcats? El primero, frustrado en Oklahoma, ha encontrado su lugar en un equipo en el que se siente con confianza y liberado. Aunque desde la llegada de Lee ha bajado sus números, sigue siendo importante. Williams era en los Hawks, uno más, y en los Hornets es Marvin Williams: máximo reboteador del equipo. De Daniels no hace falta decir nada, solo pararte a ver el partidazo que se marcó contra los Kings, con 8 triples, incluido el de la victoria. 

5. LA CLAVE DEL ÉXITO: JUGAR DISFRUTANDO
Los Warriors han dejado huella en este equipo y de qué manera. Actualmente, es imposible ver un partido en el que no se le vea sonreír a Kemba Walker. Se lo pasan bien, quizás porque están últimamente acostumbrados a ganar siempre o quizás porque se han empezado a tomar el baloncesto de otra manera. No se sabe, pero disfruten en la pista, y eso se nota, son un equipo.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 meses
#Contenidos: 
261
#Comentarios: 
1,179
Total lecturas: 
743,712

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar