Solapas principales

Clippers y Lakers: la batalla de Los Angeles

  • La Agencia Libre ha vuelto a poner a la ciudad en el mapa
  • Analizamos la situación de ambos equipos de cara a la temporada 2019/20

 

La NBA necesita, de vez en cuando, puntos de giro que trastoquen su existencia. Como si del mejor guion de cine se tratase, esos cambios son impredecibles, pero al mismo tiempo siguen la lógica interna de la liga, esa que dicta que ningún equipo no ubicado en San Antonio puede mantener una posición privilegiada por mucho tiempo. La victoria de los Toronto Raptors en las últimas Finales, poniendo fin al incontestable reinado de Kevin Durant y Golden State, ha sido la antesala del giro de guion más decisivo desde que el propio Durant hiciera las maletas hace ya tres años: la Agencia Libre 2019

 

Esa que ha arrasado con el panorama baloncestístico estadounidense, ha demolido sus cimientos y ha construido unos nuevos sin seguir ningún tipo de patrón previo. Esa que ha hecho cambiar de equipo a Kawhi Leonard, Kemba Walker, Kevin Durant (otra vez), Kyrie Irving, Jimmy Butler o D’Angelo Russell, arrastrando por el camino a Paul George y Russell Westbrook. Y, sobre todo, esa que ha vuelto a poner el foco en las dos ciudades más importantes del país: Nueva York y Los Angeles. Mientras que en la primera los Brooklyn Nets emergen al tiempo que los Knicks, de nuevo, no ven cumplidas sus expectativas, en la segunda se ha producido una aglomeración de estrellas que coloca a las dos franquicias angelinas como los posibles máximos candidatos al título para la próxima temporada. Y como a todos nos gusta apostar por un caballo ganador, vamos a intentar decidir qué es más probable que ocurra en junio de 2020: el primer anillo para los Clippers o el decimoséptimo para los Lakers.

mismo objetivo, distintos caminos

 

Es inevitable pensar de entrada en un duelo dos contra dos. ¿Qué pareja es mejor, la formada por LeBron James y Anthony Davis o la que inesperadamente han decidido diseñar Paul George y Kawhi Leonard? Lo único seguro es que son cuatro de los diez mejores jugadores de la liga y sus puestos en ese ranking son completamente subjetivos, por lo que quizás no sea tanto una cuestión de qué pareja es superior cualitativamente sino de en qué condiciones se encuentra cada una. 

 

Para llevar a Davis a Los Ángeles, Rob Pelinka y compañía han tirado por la borda el núcleo joven del que ya se desprendieron antes D’Angelo Russell y Julius Randle y del que ahora solo queda Kyle Kuzma. Lonzo Ball, Josh Hart y Brandon Ingram fueron enviados a Nueva Orleans y todo amago de continuidad en la franquicia angelina quedó roto de un plumazo. Sin embargo, seguramente el sacrificio haya valido la pena. Ese núcleo joven no daba ninguna garantía de luchar por el anillo en los próximos años, al igual que tampoco la da del todo el equipo que han formado ahora (tienen muchas piezas que juntar), pero es posible que estén más cerca del campeonato de lo que lo hubieran estado si hubieran seguido desarrollando ese núcleo. Y si se quedan cortos en sus aspiraciones, una renovación de Anthony Davis, que tiene dos años de contrato, le dejarían como un baluarte sobre el que construir durante las siguientes temporadas. El movimiento es arriesgado, pero una franquicia como los Lakers vive abonada al riesgo.

 

61.jpg

Anthony Davis es la nueva estrella 'laker' / NBA.com

 

En los Clippers la situación es bien distinta. Desde la gerencia se ha implantado una cultura basada en el compañerismo y la actitud sobre la pista, llegando a su extremo durante el enfrentamiento de primera ronda frente a los Warriors. El traspaso de Paul George, necesario para que Kawhi Leonard aterrizara en la ciudad, no ha alterado demasiado esa cultura, pues solo han perdido a Gallinari, Shai Gilgeous-Alexander (esta baja sí duele) y un buen puñado de rondas de Draft. El corazón del equipo permanece en Patrick Beverley, la revulsión desde el banquillo en Lou Williams y la garra en la pintura en Montrezl Harrell. La adquisición de dos de los mejores jugadores del mundo no ha supuesto un desmantelamiento de la franquicia y no hay ninguna razón para pensar que Leonard y George no vayan a encajar como un guante en Los Ángeles. 

construyendo el puzzle

Los Lakers han tenido que construir su plantilla a trompicones y partiendo desde cero, pues solo seis jugadores de la pasada campaña permanecen en el equipo. En la Agencia Libre la franquicia tenía tres vías (apostarlo todo por Kawhi, hacerse con un par de semi-estrellas o reforzar la plantilla con buenos jugadores de rol) y optaron por seguir la primera, asumiendo el riesgo de que en el mercado podía quedar muy poco con lo que confeccionar el equipo. Aún así han conseguido salvar los muebles y reunir a un grupo de jugadores con nombre en la liga, pero que genera dudas a la hora de encajar todas las piezas en un puzzle con sentido

 

La mejor adquisición de los Lakers es, sin duda, Danny Green. El veterano escolta viene de levantar el título con los Raptors y es un 3&D al uso (tiro de tres y defensa) con toneladas de experiencia a sus espaldas. En esta última temporada ha sido el complemento ideal a Kyle Lowry y Kawhi Leonard, registrando el mejor net rating de su carrera (13.4, tercer mejor dato de toda la NBA en bases y escoltas). En el tiro de tres, su mayor virtud, también ha rayado a un nivel superlativo, alcanzando su máximo histórico tanto en triples convertidos por partido (2.5) como en porcentaje de acierto (45.5%, en el top-10 de la competición). Su fit al lado de un jugador como LeBron se da por hecho y realmente es un complemento que encajaría en cualquier equipo de la liga. 

 

Rajon Rondo y JaVale McGee seguirán este año en el equipo -ambos han firmado un contrato por dos años)-, un movimiento acertado por parte de la gerencia, aunque la poca destreza del base en el tiro exterior y el hecho de que requiera el balón para ser efectivo puede ser contraproducente jugando al lado de las dos superestrellas de la franquicia. Para mejorar el spacing han firmado a Quinn Cook por 6 millones en 2 temporadas, quien pese a sus problemas defensivos (esta temporada permitió a sus rivales un 50.6% de acierto en tiros de campo, decimoquinto peor dato de la NBA) ha lanzado por encima del 40% en triples desde que llegó a la liga. También puede funcionar como escolta, relegando a Kentavious Caldwell-Pope a un papel más secundario y usando los Lakers a Alex Caruso como base desde el banquillo. 

 

63.jpg

LeBron James y Kyle Kuzma / NBA.com

 

La renovación de McGee por cuatro millones al año es toda una ganga, pues la temporada pasada se despojó definitivamente su etiqueta de bufón de Shaquille O’Neal para rayar a un nivel muy alto durante todo el curso. Frank Vogel deberá repartir sus minutos con DeMarcus Cousins, la última adquisición del equipo y también la que más ha dado que hablar. Que desde la lesión no ha vuelto a ser el mismo es un hecho, pero también lo es que, a pesar de su pérdida de movilidad, algo que ha repercutido sobremanera en su defensa, su calidad como pasador, reboteador y anotador en la pintura no se han disuelto. Si está centrado y en un buen tono físico puede ser un as en la manga para los angelinos. 

 

Por último, cómo encajar a Avery Bradley en la dinámica del equipo puede ser el mayor rompecabezas para Vogel y su staff. En sus últimos años en Boston se convirtió en uno de los mejores escoltas de la competición, siendo un perro de presa atrás y con suficientes recursos en ataque más allá del tiro de tres, pero desde entonces vive en una continua cuesta abajo. Entre las dos últimas temporadas se ha perdido 59 partidos y, pese a haber anotado 16.1 puntos por noche en su corta etapa en Memphis en esta 2018/19, sus continuos problemas físicos hacen que su aportación en los Lakers sea una verdadera incógnita para el curso que viene. 

integrar a dos estrellas en un equipo ya competitivo

Si en los Lakers falta mucho trabajo por delante, el panorama reinante en la franquicia vecina es el de una plantilla mucho más asentada y con los roles claramente determinados. La merecida -y necesaria- renovación de Patrick Beverley promete hacer de la línea exterior de los Clippers una pesadilla para la anotación del rival: George y Kawhi son seguramente los dos mejores defensores en su posición y Beverley fue parte del mejor quinteto defensivo de la NBA hace tres temporadas. Landry Shamet, jugador que puede pasar bajo el radar, ofrece más profundidad y versatilidad a la plantilla: el ex de los76ers, traspasado a mitad de temporada, fue el mejor tirador del equipo con un 45% de acierto en triples. Shamet no necesita balón para producir -14.6% de usage este año, uno de los datos más bajos del equipo- y ofrece espacio en ataque y fiabilidad en defensa. 

 

62.jpg

Beverley, Leonard y George / NBA.com

 

Lou Williams, ganador del premio al Mejor Sexto Hombre del Año en tres de las últimas cinco temporadas, no necesita carta de presentación. Un equipo con Kawhi Leonard y Paul George como generadores primarios y que se puede permitir el lujo de sacar a un anotador compulsivo como Williams desde el banquillo es cuanto menos temible. Su asociación con Montrezl Harrell -otro de los mejores suplentes de la liga- funcionó a la perfección este año, siendo su pareja la que más minutos disputó sobre la pista en los Clippers y registrando un offensive rating de 113.0 cuando ambos estaban en el parqué. 

 

Un fichaje del que se ha hablado poco es el de Moe Harkless, jugador sorprendentemente joven (parece que lleva una eternidad en la liga, pero solo tiene 26 años) que puede ejercer tanto como alero como de ‘4’ abierto pues, sin ser un gran tirador, es bastante efectivo aprovechando los huecos en la defensa para atacar desde fuera. Durante años ha sido un buen complemento de dos estrellas como Lillard y McCollum en Portland y esta temporada lo será de George y Leonard. 

¿Qué equipo parte con ventaja?

La llegada de Frank Vogel a Los Angeles Lakers y la adquisición de Anthony Davis cambiarán sobremanera el estilo del equipo, pues el juego interior será más poderoso -y eso que este año ya fueron los que más tiros anotaron por partido en el área restringida- y al mismo tiempo LeBron y el propio Davis estarán rodeados de jugadores especialistas. Tiradores como Danny Green o Quinn Cook deberán solucionar uno de los mayores problemas de los angelinos la pasada temporada (segundos con peor porcentaje de acierto en triples) y será interesante seguir la evolución de un Kyle Kuzma que continuará desarrollándose a la sombra de dos de los mejores jugadores de la liga.

 

60.jpg

Lou Williams ha sido el mejor jugador de los Clippers este año / NBA.com

 

Los Clippers, en cambio, fueron el segundo equipo con mayor acierto en tiros de tres (38.8%) y el tercero con menos intentos por partido, siendo solo el 29.5% de sus tiros totales lanzamientos desde el perímetro. Además de optimizar el uso del triple, fueron el equipo que más veces acudió a la línea de tiro libre con 28.5 por partido y el segundo que más puntos por posesión (1.21) anotó con el jugador bloqueador tras el pick and roll. Paul George y Kawhi Leonard añaden una dimensión completamente nueva, pudiendo operar tanto en el bloqueo y continuación como en situaciones de 1vs1, generando una enorme atención en la defensa rival que sus compañeros podrán aprovechar para anotar con más facilidad. 

 

Lakers y Clippers son probablemente los dos máximos aspirantes al título esta temporada a no ser que Kevin Durant acelere milagrosamente su recuperación. Los primeros tendrán que trabajar sin descanso para encajar todas sus nuevas piezas mientras aprovechan los últimos años de LeBron James mientras que los segundos tienen ya gran parte del camino hecho, pero aún así también tendrán cierta urgencia tras conocer que sus flamantes superestrellas solo podrían estar dos temporadas en la franquicia. ¿Qué equipo es mejor? En opinión del que escribe, los Clippers parten por ventaja. Kawhi y George encajan como un guante en una estructura ya de por sí competitiva y que sabe lo que es sudar en PlayOffs. Los Lakers han formado un equipo muy interesante, pero en los primeros meses del año serán un campo de pruebas constante. De aquí a la postemporada, donde todo se decidirá, puede pasar de todo. ¿Qué opináis vosotros? ¿Quién lleva la delantera en la batalla de Los Ángeles?

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 3 meses
#contenidos: 
38
#Comentarios: 
87
Total lecturas: 
90,951

Comentarios

Los retoques tienen que ser de gran calado, todavía hay que ver como producen Horford+Embiid, tener dos all star en la misma posición es complicado de manejar pero además, también es complicado que compartan muchos minutos en pista.
A Sixers creo que le falta rotación, algo que igual en RS en el Este pueden manejar, pero en playoffs necesitan más efectivos de calidad.
No se como mejorará o empeorará Boston, pero creo que es candidato a pelear la conferencia, junto con Miami.

Sí, nadie dice que vayan a compartir minutos en pista. Horford, cerrando los partidos puesto que Embiid es un desastre en toma de decisiones. Además eliminan de un plumazo al mejor defensor 1x1 del camerunés de toda la liga. Solo necesitan añadir tiro de 3 con algún retoque, desarrollar futuros assets -estilo lo que hicieron con Shamet- como moneda de canje (Zhaire, tras el clásico año en blanco del novato, Thybulle).

Miami creo que estará en la pomada por una plaza en la postemporada, siendo optimistas... Sixers, Bucks, Celtics, Pacers, Nets, por lo pronto, por delante.

El Este está muy igualado, sacando de la ecuación a Toronto, que es una incógnita a todos los niveles, a mi me parece que Sixers, Heat, Celtics y Bucks son los candidatos a estar arriba.
Me gusta Miami, me parece que han ganado, y mucho con Butler, sin perder piezas importantes, aunque siempre es una lotería saber si va ser el de Phily o el de Minny. Creo que es más equipo que el año pasado, y Butler les da un plus, además casa muy bien con la idea de juego y de gestión de Spoelstra. La pérdida de Whiteside creo que es menos traumática de lo que parece.
En mi opinión, están un punto por encima de Indiana, donde va a depender de como vuelve Oladipo y como rinde en playoffs, donde es una incógnita.
Lo que comentas de Embiid y Horford, puede que valga en RS, pero habrá que ver como se pliega "el mejor pivot de la NBA" a ser suplente en finales apretados, eso creo que no será fácil de conseguir.
En cuanto a Bucks, creo que tienen que evolucionar, con menos banquillo que el año pasado, sin Brongdon, Mirotic o Connaugnton, veremos si KM y Anteto asumen esa producción ofensiva o no porque no veo en el banquillo figuras que puedan sumar los mismos números y el mismo impacto en cancha.

Vamos a ver, una cosa es que él se piense que es el mejor pivot de la NBA y otra cosa es que lo sea a día de hoy, que no digo que lo vaya a ser a futuro. El mejor pivot de la liga no puede afrontar un final de partido al ritmo e intensidad de una pachanga de colegio. Fallar pases a la mano o lanzar triples sin sentido. Si no lo digiere pueden tener un problema, el margen lo dará lo que su vanidad le permita.

Indiana tiene sobre el papel bastante mejor roster que Heat, a pesar del papel desequilibrante en PO que supone Buttler, un jugador por bueno que sea en eso no gana una eliminatoria por si solo. La principal baja de Miami no es Whiteside, es Richardson... Lo demás es más de lo mismo. No veo ahí gran upgrade. Menos resentido veo a los Bucks pese a la importante baja de Brogdon, más o menos han completado banquillo, y no les veo perdiendo muchos más partidos, al margen de lo que puedan hacer luego en post-season (mínimo semifinal de conferencia, creo yo)

Ya se ha visto esta temporada que Embiid no digiere nada.
A los dos partidos de llegar Butler comenzó a hacer declaraciones haciendo saber que no estaba nada cómodo con el nuevo rol que tenía (más alejado de la zona en ciertos momentos) y por lo que decían ni si quiera lo había hablado antes con el entrenador.
Imagina que en lugar de darle el balón un poco más lejos del aro está viendo el partido desde el banco...
Embiid va a jugar 100% los finales de partido y si eso significa perder, pues los perderá

Hombre, coincidirás conmigo que en la comparación Richardson-Butler, pierde el ahora jugador de Sixers.
En cuanto al roster, un quinteto con Waiters, Butler, Winslow, Olynik, Adebayo, es más que competente. Quiero ver a Herro, me han gustado los videos que he visto de él, Dragic se ha quedado, y como suplente puede dar mucho juego.
A mi la sensación que me ha dado Miami estos años es que les faltaba ese jugador diferencial que les subiera ese escalón que les falta, un buen roster, rocoso, competitivo, ajustado y del que Spoelstra sacaba el máximo. Ahora lo tienen, veremos si era eso, o no.
Los Bucks serán competitivos en RS, yo no tengo dudas, igual que Indiana, tengo más dudas en PO, donde el fondo de armario es más crítico, y donde tienes que sacar ases de la manga y conejos de la chistera porque los demás lo hacen igual. Ahí es donde factores diferenciales como KL la defensa de Marc Gasol/Ibaka o los triples de VV te sacan de un apuro, y ahora mismo, en Bucks no soy capaz de verlo, igual me sorprenden.

En mi opinión, va a tener mucho más que ver el trabajo del cuerpo técnico en ambos equipos para el éxito final. También la suerte con las lesiones será importante dado el historial de AD, y la última temporada de LBJ.
A priori, si equiparamos el impacto de las cuatro estrellas, nombre a nombre, Lakers estaría un punto por encima de Clippers, se está dando mucha importancia a Lou Williams y a Harrell, pero habrá que ver el impacto de ambos con dos estrellas en el equipo, que van a jugar un promedio de 30-35 minutos por partido y que reducirán el usage del resto de la plantilla. Aquí Harrell sufrirá menos, ya que es más finalizador, sin necesidad de contactar con balón, Williams necesita mucho más contacto.
En el caso de Lakers, todo son incógnitas, desde el acomodo de ambas estrellas en la pista, AD quiere jugar de 4, y LBJ querrá jugar mucho de base, por lo que el uso del balón será crítico. El impacto que puede producir en el juego Cousins, sea desde el banquillo o como titular, calidad? brutal, evolución, si no tiene otra recaída, debería ir a mejor, y Vogel y su entramado defensivo debería hacer el resto.
Los jugadores de rol, a priori me parece acertada la selección, me surge la duda con los bases, Caruso tiene mucho déficit defensivo, igual que Cook, y Rondo lo mejora, pero baja en anotación, veremos.
En cualquier caso, la rotación de los Lakers es mucho más profunda, y en mi opinión, más contrastada, tener el banquilloa KCP, Bradley, Kuzma, Cousins me da más confianza que el año pasado, y el quinteto titular, está a la altura de los mejores de la liga. Rondo, Green, LBJ, AD, McGee. Y quedan Daniels y Dudley para mejorar defensivamente la línea exterior (muy del estilo Vogel).
El puzzle es más difícil de encajar en Lakers, pero si encaja, pueden ser contender. Clippers ya lo son con KL y PG.