Solapas principales

Dillon Brooks: una merecidísima renovación

  • La franquicia de Memphis es mucho más que Ja Morant
  • Dillon Brooks ha obtenido una merecida renovación

Si alguien mencionaba a Memphis esta temporada, la mente acudía rápidamente a un nombre: Ja Morant. Si ese alguien seguía un poco más al equipo, podía pensar en otro gran jugador como está siendo Jaren Jackson Jr.

Estos últimos días, el protagonista claro ha sido Iguodala, fruto de su traspaso con renovación incluida, pero, sobre todo, por las formas de su salida, y la temporada que ha “vivido junto” a Memphis.

Con todo este circo en marcha, y sin apenas hacer ruido, Dillon Brooks ha renovado por 35 millones en 3 años, quedando atado durante un tiempo a la franquicia. Mientras por un lado se removía la estructura del equipo y se solventaban problemas, en ese marco de bastantes traspasos y movimientos se depositaba plena confianza en Brooks.

A falta de ver si el dinero no acomoda al jugador, es un negocio redondo para ambas partes.

La reconstrucción express de los Memphis Grizzlies

Ja Morant es buenísimo. Apunta a ser uno de los grandes nombres de la NBA, ganándose ese privilegio a pulso. Jaren Jackson Jr, pese a no estar en el mismo escalón, también está haciendo ver al público NBA más casual que quizá Memphis no cometió un “horrible error” seleccionándolo a él y no a Trae Young o Luka Doncic. La sombra puede ser alargada, pero está en el buen camino para superarla.

Por fortuna, en Memphis hay mucho más que esos dos nombres.

Del Grit & Grind en su máxima expresión ya no queda prácticamente nada. Al igual que esa época empieza a convertirse en pasado lejano, y más allá de preservar los buenos recuerdos y el respeto a las figuras, la nueva generación va ganando terreno. Obviando a las dos joyas, que tantas alegrías proporcionan, Brooks está siendo el tercer pilar clave de los reconstruidos Memphis Grizzlies.

morant_foto_nba.jpg

Ja Morant no es lo único bueno en Memphis [Foto: NBA]

16 puntos, 2’1 asistencias, 3.4 rebotes y 1 robo por partido. Producción que a simple vista parece pobre, valorando que es titular indiscutible y promedia 28 minutos. Gracias a Dios, las estadísticas no cuentan toda la historia (algo que más de una persona debería comprender) y el impacto de Brooks va mucho más allá de los simples números

En primer lugar, y por extraño que pueda sonar, Brooks es uno de los veteranos de Memphis. Es un jugador de 24 años que lleva 3 temporadas, cierto. Al mismo tiempo, ha vivido las despedidas de Marc Gasol y Conley, 3 entrenadores, 2GMs, traspasos, dudas con su continuidad, muchas derrotas, victorias… en definitiva, una vida ajetreada para apenas encontrarse en su 3er año.

Con esa condición, y entre tanto chico joven recién drafteado o que todavía se está asentando en la NBA, se ha ganado ser una de las voces principales del vestuario. Ha vivido cosas que para buena parte de la plantilla son “historias NBA” que más pronto que tarde acabará viviendo, pero que por ahora siguen sonando lejanas para ellos.    

LA ansiada y merecida renovación: 35 millones en 3 años

Cumpliendo todas estas condiciones, tenía que llegar algo muy merecido: la extensión de contrato que demostrase que Memphis apuesta por él. Dicho y hecho. 35 millones para 3 años repartidos de manera ascendente. Cifra que incluso en el largo plazo podría ser baja, en función de la progresión que mantenga el joven.   

El propio jugador comento a los medios tras firmar que apenas tuvo tiempo de pensar las cosas. No pasaron ni dos semanas entre la primera vez que se le mencionó el tema y el momento en el que estampó su firma en un nuevo contrato. Memphis actuó rápido para evitar que se transformase en agente libre restringido, con el riesgo que ello suponía viendo su nivel de juego.

brooks_foto_nba.jpg

Brooks ha renovado por 35 millones [Foto: NBA]

Tratando de hacer un ejercicio de perspectiva, jugadores como Ross, Lamb, o Satoransky, tienen hoy contratos firmados por cifras similares, siendo alguno superior a los 15 millones por año. Brooks ya rinde por encima de jugadores asentados en la NBA, y sigue teniendo margen de mejora. Su nivel es alto, y antes de que siguiese mostrándolo a los demás era preferible ponerle el dinero sobre la mesa.

Funciona tanto como tirador de Catch & Shoot, situación en la que se produce la gran mayoría de sus triples (40% de acierto con algo más de 3’5 intentos por noche) como en situaciones en las que él mismo debe generar sus tiros. Esa versatilidad ofensiva ayuda a que los Grizzlies tengan todavía más herramientas para generar peligro, y no todo pase por sus dos estrellas en ciernes.

Es cierto que debe pulir alguna faceta de su juego que todavía no está muy trabajada, y que debería mejorar con el paso de los años. No hay noche en la que no intente un par de tiros que pueden tildarse como absurdos, siendo buen ejemplo de ello un lanzamiento de media distancia que hoy en día es poco más que anacrónico, y con el que no es eficiente. Pero obviando estos pequeños detalles, está resultando ser un jugador de lo más correcto, que busca no tomar malas decisiones.

Aun teniendo todo esto, hay algo que Brooks celebrara más que el hecho de haber asegurado el resto de su vida si no hace el idiota con su dinero: su victoria particular sobre Iguodala.  

Aprovechando que la ventana de traspasos estaba muy cerca, dejó caer ante la prensa un palo hacia el veterano jugador de Miami. Estaba deseando que saliese del equipo para poder jugar frente a él y demostrarle de qué estaban hechos los jóvenes de Memphis a los que había despreciado con su actitud, no jugando en toda la temporada.

Ahora no solo va a tener ocasión de hacerlo, sino que lo hará con un salario todavía mayor en el bolsillo, y con muchas ganas de demostrar lo que se ha perdido.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 meses 3 semanas
#contenidos: 
9
#Comentarios: 
12
Total lecturas: 
12,847

Comentarios

El quinteto les queda muy interesante. Morant-Brooks-Winslow-Jackson Jr-Valanciunas

Les falta ir cogiendo banquillo pero quién iba a pensar que cogerían forma tan rápido con este nuevo núcleo joven.