Solapas principales

¿Hacia dónde se dirigen los Lakers tras el traspaso de Davis?

  • La franquicia se lo juega todo a a una carta la próxima temporada
  • Nueva Orleans recibe una base joven sobre la que construir

 

Uno de los culebrones más intrincados del verano se ha resuelto sin haber llegado siquiera al mes de julio. El acuerdo, anunciado como de costumbre por el periodista Adrian Wojnarowski, ha sido el resultado de muchas llamadas, rumores y especulaciones desde que Anthony Davis solicitara el traspaso en enero. Finalmente, los Lakers obtendrán a su ansiada superestrella a cambio de Lonzo Ball, Brandon Ingram, Josh Hart y tres primeras rondas del Draft, incluyendo el pick 4 de este año.

 

¿Es un precio demasiado alto para un jugador que podría estar solo un año en los Lakers? ¿No es preferible adquirir a un talento generacional antes que quedarse con un grupo de jóvenes que aún no ha demostrado nada? ¿Hasta dónde llega la influencia de LeBron en esta decisión? Ninguna pregunta tiene una respuesta clara; no predominan blancos o negros, sino un gris con múltiples interpretaciones. Y en un traspaso de esta magnitud la vara de medir solo la puede poner el aficionado.

 

salvar a kuzma dinamitando el futuro

Durante los últimos días Kyle Kuzma se había postulado como la posible llave para abrir el traspaso de Davis. Los rumores apuntaban a que el ex de la universidad de Utah era muy deseado en New Orleans, pero al final ha sido el único del núcleo joven de los Lakers que la franquicia angelina ha conseguido retener. A cambio se han visto obligados a soltar más rondas de las que querrían, y quién sabe si esas rondas serán intrascendentes o si se convertirán en otro robo del Draft como el propio Kuzma lo fue hace dos años.

 

La llegada de LeBron el pasado verano infundió una sensación de alivio tras años vagando por el desierto sin conseguir ninguna superestrella, pero tras una primera temporada decepcionante la franquicia ha tenido que operar rápidamente para aprovechar los últimos decretos de un Rey que ya tiene 34 años. Se pueden armar hasta los dientes para el próximo curso, pero también pueden haber dinamitado sus opciones de futuro. Formar una base con Ball, Ingram y demás era lo único bueno que los Lakers habían hecho durante el último lustro. La inmediatez que LeBron exige, unida al continuo escrutinio de la prensa y de la propia ciudad de Los Angeles, ha hecho imposible que los próximos pasos del equipo pasen por construir en torno a esa base.

 

 

Anthony Davis' Top 25 Plays Of His Career!

 

¿cómo rodear a lebron y davis?

Antes de hacernos más preguntas constatemos una obviedad: una pareja LeBron-Davis, deportivamente hablando, es una barbaridad. Son dos de los diez mejores jugadores de la liga, uno de ellos con toneladas de experiencia a sus espaldas y otro con ganas de, al fin, hacer algo grande colectivamente en esta liga. Ambos se pueden compenetrar a la perfección: Davis como única referencia interior y LeBron adoptando un papel más pasador y generador, surtiendo de balones a su compañero cuando la situación lo requiera. Entonces, ¿dónde están las dudas? En todo lo que tienen alrededor.

 

Los Lakers solo cuentan con cinco jugadores bajo contrato para la próxima temporada: Moritz Wagner, Isaac Bonga, Kyle Kuzma y los mencionados LeBron y Davis. Apartando a los dos primeros por razones obvias, nos encontramos con que la franquicia solo tiene a tres jugadores -que a priori formarán el frontcourt del equipo- de calidad. Rajon Rondo, Caldwell-Pope, Lance Stephenson, JaVale McGee… Todos serán agentes libres este verano. Y si bien es cierto que ninguno de ellos pasa del “bien” (y alguno se queda en “suficiente”) en su hoja de calificaciones, no lo es menos que su posible marcha deja a los Lakers ante la obligación de rearmase por completo.

 

JugadorTemp. 2019-20Temp. 2020-21Temp. 2021-22
LeBron James$37.436.858$39.219.566$41.002.274
Anthony Davis$27.093.018$28.751.774 (opción de jugador)
Kyle Kuzma$1.974.600$3.562.178 (opción de equipo)
Moritz Wagner$2.063.520$2.161.920 (opción de equipo)$3.893.618 (opción de equipo)
Isaac Bonga$1.416.852$1.663.861 (no garantizado) 

 

Ese rearme podría pasar por hacerse con una tercera estrella, preferiblemente un base. Y unos tales Kyrie Irving y Kemba Walker, como sabéis, están en el mercado. Aquí hay un punto que no debe pasar desapercibido: si el traspaso de Davis se hace oficial el 6 de julio (el primer día en el que está permitido hacerlo), los Lakers tendrían 27,7 millones de espacio salarial; pero si se hace oficial después del 30 de julio, ese espacio sería de 32,5 millones. La diferencia es crucial, pues ese hueco extra podría permitir que en vez de fichar a un agente libre con las exigencias salariales de D’Angelo Russell pudieran hacerse con los servicios de Kemba Walker o, incluso, Kawhi Leonard. Por otra parte, Davis puede ejercer un bonus de traspaso con el que ganaría 4 millones de dólares, cantidad que se restaría al espacio salarial de los angelinos. Las últimas noticias indican que los Pelicans forzarán que el traspaso se haga oficial el día 6 de julio, lo que, si Davis acepta ese bonus, dejaría a los Lakers con 23.7 millones para gastar, cantidad insuficiente para traer a otro jugador por el máximo.

 

Con la posibilidad de traer a otra estrella todavía en el aire -aunque cualquier pequeña modificación en ese espacio salarial podría impedir que los Lakers asumieran otro contrato máximo-, el resto del equipo es una verdadera incógnita. ¿Cuántos de los jugadores de la plantilla que se convierten en agentes libres pueden aceptar jugar por el mínimo este año? ¿A quién podrá convencer la franquicia para que se una, a bajo coste, a un barco con tantas dudas como potencial? Las necesidades más acuciantes son un base de categoría, tiro exterior (prácticamente inexistente en el equipo actual) y un fondo de armario aceptable, aunque para esto último tenemos el ejemplo de los Rockets, que firmaron por una cantidad irrisoria a varias piezas útiles que eran descartes de otros equipos.

 

53.jpg

LeBron James y Kyle Kuzma / NBA.com

 

jugarlo todo a una sola carta

La conclusión más clara del traspaso de Anthony Davis es que los Lakers han elegido un camino tan arriesgado como comprensible: jugárselo todo en la campaña 2019/20. El otro camino, el de la paciencia y el desarrollo de jóvenes, no casa con la filosofía de los dirigentes de la franquicia. El hecho de haber incorporado al ex de los Pelicans no es garantía de nada, pues un panorama en el que ninguna otra superestrella quiera unirse al proyecto y deban conformar la plantilla con jugadores de rol no es del todo descartable. Pero aunque cueste imaginar que ningún agente libre de renombre esté interesado en jugar en Los Angeles (al fin y al cabo, son los Lakers), lo cierto es que la pareja LeBron-Davis convierte al equipo, a priori, en un claro aspirante al título, aunque solo sea por la calidad de ambos jugadores y pese a la nube de humo que nunca parece dejar de rodear al equipo.

 

¿Y la otra cara de la moneda? ¿Cómo salen los Pelicans del traspaso? Teniendo en cuenta su delicada situación, han salido muy reforzados. Una base formada por Ball, Holiday, Ingram y Zion Williamson, más el apoyo de Hart, Okafor y lo que pueda salir de ese pick 4, es cuanto menos ilusionante. En New Orleans se han visto obligados a tomar el rumbo contrario al de los Lakers, pero puede que con esta base joven lleguen más lejos de lo que podrían haber llegado con un equipo que, aunque comandado por Davis, se antojaba insuficiente.

 

El resultado del culebrón Davis es seguramente un win-win para ambos equipos, teniendo en cuenta que el objetivo de los Lakers era ir a por todas este año aunque eso significara desprenderse de los jóvenes e hipotecar su futuro. Aun así, las primeras valoraciones verdaderas del traspaso empezarán a tomar forma cuando los angelinos hagan su siguiente movimiento, ya sea atrayendo a otra estrella o haciéndose con varios jugadores de nivel medio. Con Golden State azotado por las lesiones, Houston en un mar de incertidumbre aún mayor y equipos como Denver todavía en fase de construcción, el trono de la conferencia Oeste parece mucho más abierto que en la última temporada. Los Lakers necesitarán tiempo para carburar y ni siquiera sabemos si finalmente funcionarán, pero lo único seguro es que su temporada será, cuanto menos, entretenida de ver. El verano de 2019 en la NBA ya nos ha dejado su primer regalo y ni siquiera ha comenzado.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 1 mes
#contenidos: 
38
#Comentarios: 
87
Total lecturas: 
84,336

Comentarios

Parece que Lakers tiene acuerdo con NOLA de hacer efectivo el traspaso a final de Julio, y que van a atacar un máximo, ¿quien? Stein especula que están considerando a Kawhi.
La duda, por un lado, es que Kawhi no es un jugador al uso, su introspección es un asunto complicado para manejar en un equipo como Lakers donde todo se ve y todo se comenta.
Por otro lado, si saliera mal, hay un algo porcentaje, ¿a quien tocas entonces? porque Butler, que es el otro que cuadraría, tengo mis dudas que apostara por Lakers si no es primera opción.
Que más falta en Lakers? pues falta de todo, y esa es la cuestión, si apuestas por un máximo, lo tienes que atar pronto, para poder rodearlos de algo decente.
Beverley, LStephenson, Rondo, y muchos más estarían en la lista, pero depende todo del exito del primer paso.

Muy bien, también Stephenson iba a ser la repanocha desde la sombra y ha sido una sombra de si mismo. Lo que necesitan no es un Beverley sino 5 Beverley, no es tan sencilla la transición que va de ser un hazmereir a ser top en ese apartado, que es lo que necesitan para aspirar al anillo.