Jamal Murray: de entrenar en la nieve en Canadá a estar a un paso de la gloria

La adolescencia de Jamal Murray en Ontario estuvo atravesada por dos pasiones: el baloncesto y el Kung fu. En ambos, desarrolló un temple y una fortaleza mental que no coincidían con las de un muchacho tan joven.

Se puede decir que su gran inspiración en las artes marciales fue Bruce Lee, mientras que su padre fue el responsable de que la pasión por el baloncesto se convirtiera en su fuente de vida. En un documental para NBA, el guardia de Denver Nuggets dió varios detalles sobre el entrenamiento intensivo que llevaba a cabo con su padre.

MURRAY Y SU INTENSO ENTRENAMIENTO

"Entrenaba en la nieve, eso me daba mayor fortaleza y convencía a mi cabeza de que debía trabajar duro aún con obstáculos", contó el jugador que está en las puertas de conseguir su primer anillo en la liga, en la antesala del segundo partido ante Miami Heat por la serie de finales.

Lanzar con los ojos cerrados, correr y hacer flexiones en la nieve y una carga de entrenamientos intensiva fueron las consignas de las rutinas propuestas por su padre, Roger, quien era entrenador asistente en Orangeville Preparatory High School, colegio al que asistió Jamal.

Tras su llegada a la NBA en 2016 proveniente de Kentucky, su primera temporada fue discreta, pero su crecimiento exponencial fue admirable. El trabajo y el esfuerzo fueron los pilares del desarrollo del base canadiense y las razones por las que superó tantos obstáculos para estar cerca de la gloria eterna. 

Actualmente, es uno de los talentos más infravalorados de la NBA. Es difícil creer que uno de los dos únicos jugadores con tres partidos seguidos de 40 puntos en postemporada (el otro es Michael Jordan) y la segunda espada del mejor equipo ofensivo de la liga nunca haya sido tenido en cuenta para el All-Star, ni mucho menos un All NBA.

¿Por qué la NBA no reconoce a Jamal Murray como una estrella? Hablamos de un jugador que se destaca aún cuando los flashes siguen al dos veces MVP, Nikola Jokic. Aun con la presencia avasallante del pivot serbio, el base es uno de los jugadores fundamentales del equipo de Michael Malone.

EL FATÍDICO 12 DE ABRIL DE 2021

Denver Nuggets visitaba San Francisco. Los Warriors tenían una ventaja de 7 en el tercer cuarto. Murray toma el rebote y comienza a penetrar una defensa abierta. Cuando intenta saltar, siente un dolor insoportable en su rodilla y cae al piso.


Las caras de preocupación, la tensión y los gritos de dolor de Jamal se adueñaron del foco. El panorama era aterrador. La lesión parecía seria y lo terminó siendo: Murray se rompió los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda y sus compañeros y Malone lo intuían.

"No quise salir en silla de ruedas, en ese momento pensé en algunos familiares que las usaban y no quise que me vieran así", contó Murray a NBA. Fiel a su estilo y a su determinación, eligió salir rengueando antes que en silla de ruedas. Si cabeza está preparada para la superación.

La lesión fue el punto más bajo de la montaña rusa por la que viaja su carrera. En la burbuja de Orlando le había demostrado a la NBA que era una estrella, que era uno de los mejores anotadores de la liga y que estaba preparado para dar el salto, pero luego llegó la lesión.

LA REDENCIÓN DE JAMAL MURRAY

Ese escollo no solo le quitó un año de su carrera, cortó un camino de crecimiento arrollador, puso en pausa ese talento demostrado en aquellos históricos playoffs para la franquicia de Colorado y llenó de interrogantes su mente. ¿Volveré a ser el mismo?, ¿Respetarán mi juego?, ¿Creeré en mí?

Bueno, esa última pregunta es probable que no haya deambulado por sus pensamientos. Desde niño creyó en él, desde joven fortaleció su mente y ahora, a sus 26 años, parece haber alcanzado su techo mientras transita el momento de mayor madurez de su juego.

El camino de sufrimiento y angustia por el que pasó Murray demuestra que las estrellas encandilan con su brillo en las noches más oscuras y tenebrosas. Haber regresado con su mayor potencial y ser parte de un proyecto histórico para la franquicia que busca su primer anillo a pesar de todos los obstáculos es el mayor triunfo para Jamal. Pero él lo sabe, el trabajo no está terminado.

Sobre el autor

 
Imagen de Joaquin Espeche Joaquín Espeche@Joaquin_EspecheJoaquín (San Miguel de Tucumán, Argentina) estudió Ciencias de la Comunicación y Periodismo deportivo. Su amplia experiencia abarca medios como La Gaceta de Tucumán, Básquet Plus de Buenos Aires y Voces Críticas de Salta, entre otros. La gran pasión de Joaquín, aparte del baloncesto y los Lakers, es el fútbol (como buen argentino), siendo seguidor del Atlético Tucumán. Lo que menos se conoce de él es que también estudió Psicología. Sus otras pasiones, además del deporte, implican el cine, la tecnología y el teatro.
Antiguedad: 
2 años 5 meses
#contenidos: 
692
#Comentarios: 
10