Solapas principales

La mejor actuación en PlayOffs de... Shaquille O'Neal

  • Apogeo de la carrera de Shaquille O'Neal en las Finales del 2000
  • MVP de aquellas finales, de la temporada y del All-Star

Si tuviesemos que plasmar la palabra dominio sobre una cancha de baloncesto y en un momento histórico, personalmente no se me ocurre un acontecimiento más claro: las Finales del 2000. En ellas, encontramos a los líderes de la temporada regular de cada conferencia: Los Ángeles Lakers (67-15) frente a los Indiana Pacers (56-26).

Tras retirarse y seguir vinculado al baloncesto en medios de comunicación, además de estar sumergido en el mundo de la música, ha dejado un legado donde tiene infinidad de situaciones que le catalogan como uno de los jugadores de baloncesto más dominantes de la historia, por no situarle en primera posición.

Aquellos Lakers de Shaq tardaron en confeccionarse. Tras una primera temporada lastrada por las lesiones y una jóven plantilla, llegaron Robert Horry y Rick Fox a la franquicia angelina para dar un plus de calidad para los de oro y púrpura, además de la incorporación de Jerry West como GM. Comenzaban a engrasar la maquinaria, pero fueron derrotados en Playoffs.

Comenzaron los problemas en el vestuario: Nick Van Exel fue el primero en tener una mala relación con Shaq, y acabó en Denver. Eddie Jones fue utilizado como moneda de cambio por Glen Rice, y un tal Dennis Rodman disputó únicamente 23 partidos con la franquicia angelina. 

Y fue la temporada 1999/2000 la que sopla a favor de los Lakers. Llegó el maestro zen, después de ganar seis anillos con los Chicago Bulls, para dirigir el dúo Shaq-Kobe: Phil Jackson.

shaq_y_phil.jpg

Phil Jackson junto a Shaquille O'Neal. Vía: Kia en zona

Lideraron la franquicia con tres campeonatos consecutivos, donde Shaq fue nombrado como MVP de todas las Finales. Dentro del dominio de las mismas, aquella lucha frente a los Indiana Pacers fue la más reñida, y donde más dominante se mostró el pívot.

Como olvidar aquel voto de Fred Hickman, de la CNN, por Allen Iverson como MVP de la temporada regular, que privó a O'Neal como el primer MVP unánime de la historia, algo que consiguió posteriormente Stephen Curry. Y es que la cantidad de galardones que obtuvo el 34 de los Lakers en aquella temporada fue impresionante: además del MVP de la temporada, lo fue también de las Finales y del All Star Game,  lo que le permitió ser nombrado en el mejor quinteto de la NBA y en el segundo quinteto defensivo. Consiguió ser jugador del mes en tres ocasiones distintas, algo que no lograba nadie en aquel entonces. Nadie podía frenarle, era el mejor en ambos lados de la cancha, siendo el más eficiente de la liga, reflejo de que se encontraba varios escalones por encima de cualquier jugador interior de la NBA.

Tras ser el máximo anotador de la liga (29.7 ppp) y el segundo máximo reboteador (13.6), da un paso más allá en postemporada. Después de una temporada repleta de reconocimientos individuales, no se le puede escapar la guinda del anillo.

Shaquille O'Neal: 2000 NBA Finals Highlights

Los 43 puntos y 19 rebotes, con 21/31 en tiros de campo y el 1-0 por 104-87 eran un aperitivo de lo que podía ofrecer la batalla entre Lakers y Pacers con Shaq en su momento álgido. El segundo partido entró en escena un tal Jalen Rose, quien anotó 30 puntos y lideró a los de Indiana a luchar por el empate hasta el final. Pero nuevamente el 34 de Lakers se fue hasta los 40 puntos, 24 rebotes y 3 tapones para subir un nuevo punto al marcador angelino. 

Puede deberse a que no le acompañó su compañero Kobe Bryant en el tercer duelo: Reggie Miller y Rose de nuevo se juntaron para no dar la final por terminada, y dejaron a los Lakers en 91 puntos (33 de Shaq), a lo que respondió el propio O'Neal con 36 puntos y 21 rebotes para colocar el match-ball para los suyos. Una victoria les separaba de la gloria. Los Lakers de Shaq y Kobe tenían en sus manos poner punto y final a una de las temporadas más icónicas de la NBA, pero tuvieron que esperar un encuentro más, ya que nuevamente los Pacers sucumbieron el poderío Laker para forzar el sexto encuentro, que seria definitivo. Kobe se puso el mono de trabajo, y los Lakers dijeron "hasta aquí hemos llegado". 41 puntos + 12 rebotes + 4 tapones de Shaq, 26 puntos + 10 rebotes + 4 asistencias + 2 tapones de la Mamba Negra, y finalmente vimos como aquella pareja, que siempre será recordada como una de las mejores, sino la mejor de la historia, se alzó con el primero de los tres anillos que conseguirían juntos. No diga dominio, mejor diga Shaquille O'Neal.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 3 meses
#contenidos: 
126
#Comentarios: 
266
Total lecturas: 
210,622