Solapas principales

Las lesiones más importantes del arranque de la NBA

  • Únicamente dos equipos NBA no tienen bajas
  • Towns, Dinwiddie o Morant son algunos de los jugadores lesionados durante esta temporada

Apenas pasada una semana del inicio de la nueva temporada de la NBA, ya comienzan a caer los primeros jugadores lesionados en la liga. Jugadores franquicia, segundas espadas, piezas de rotación… el mal de las lesiones no tiene distinción entre jugadores y, si da en el clavo con un activo importante, puede condicionar sobremanera el juego y el devenir de un equipo durante la temporada. Según la plataforma Spotrac, un total de más de 34 millones de dólares, correspondientes al salario por partido de los jugadores ahora mismo de baja, no se han visto amortizados en estas primeras jornadas disputadas. A día de hoy, solamente dos equipos de los treinta que compiten en la NBA no tienen ningún jugador de baja: Miami Heat y Utah Jazz.

De hecho, no hizo falta que arrancara la campaña 2020-21 para que uno de los nombres más importantes de la NBA volviera a lesionarse y, de esta forma, perderse su segundo año seguido sobre la pista. Klay Thompson sufrió una rotura en el tendón de Aquiles a las puertas del ‘Tip-off’, dejando a los Warriors en una situación prácticamente monoparental, en la que Stephen Curry se está viendo solo, ya que jugadores como Andrew Wiggins o Kelly Oubre Jr. no están respondiendo a sus responsabilidades dentro del equipo. Este último registra la pobre cifra de 1/25 en triples intentados.

Para los Minnesota Timberwolves, ningún momento es el apropiado para que su piedra angular caiga lesionada. Durante el partido ante los Utah Jazz, Karl-Anthony Towns se dislocó la muñeca izquierda. La buena noticia es que no tendrá que operarse y será reevaluado semanalmente. La mala es que, sin Towns, los Wolves han pasado de un primer balance de partidos de 3-0 (en los que el jugador promedió 19 puntos, 11’5 rebotes y 5 asistencias) a perder los tres compromisos siguientes, colocándose con un 3-3. Precisamente, la última derrota fue ante unos Washington Wizards que consiguieron el primer triunfo en su sexto partido, sin Russell Westbrook, que no jugó por descanso. Con Towns fuera, el foco en ataque está en D’Angello Russell y ahora las defensas rivales pueden centrar su estrategia en una sola amenaza anotadora.

Los Memphis Grizzlies son otro equipo que está sufriendo bajas importantes en su rotación. A las ya conocidas lesiones de Jaren Jackson Jr. y Justise Winslow, se suma la ausencia de su jugador franquicia, Ja Morant, aunque se trata de una lesión menor y estará de vuelta en un mes aproximadamente, según comunicó la franquicia. Con el mal aspecto que parecía tener la lesión, un esguince de segundo grado es una gran noticia para el equipo de Tennessee y no sorprendería verlo de vuelta a la acción antes de lo previsto. Morant tomó este inicio de temporada para establecerse como una realidad en la liga, promediando 26’3 puntos (44 en el primer partido ante San Antonio) y 6’3 asistencias por partido. Con Morant no disponible, jugadores como Dillon Brooks o Kyle Anderson verán incrementados sus minutos y porcentajes de uso.

Uno de los equipos que se postulaban como más interesantes de seguir, los Atlanta Hawks, no han tenido todavía la ocasión de reunir a todos sus efectivos en un mismo partido. Rajon Rondo, una de las incorporaciones de este año, sólo ha podido jugar dos partidos con su nuevo equipo. El dolor en una de sus rodillas no le está permitiendo tener continuidad y únicamente pudo disputar quince minutos en los partidos ante Detroit y Brooklyn. Kris Dunn, otro flamante fichaje de Atlanta, estará de baja indefinidamente debido a una lesión de tobillo. A estos dos se le suma el rookie Onyeka Okongwu. El sexto pick del pasado Draft no ha estrenado aún los colores de los Hawks. Junto a Tony Snell, otro jugador en fase de recuperación, están incorporándose poco a poco a la dinámica de competición mediante entrenamientos, por lo que se espera que próximamente debute en la NBA.

rondo.jpg

Rajon Rondo sigue lidiando con sus molestias en la rodilla

Con la repentina lesión de Spencer Dinwiddie a los Brooklyn Nets se les amargó el dulce inicio que estaban viviendo, con los regresos de Kyrie Irving y Kevin Durant en un gran estaod de forma. El diagnóstico para el jugador fue una rotura parcial del ligamento cruzado anterior, dejándolo apartado para todo el año. Este tipo de lesión no pone en riesgo su el nivel de su regreso para la temporada que viene, en la que tiene un ‘player option’ de 12 millones de dólares. Si el jugador se recupera completamente, será el objetivo de muchas franquicias en el próximo mercado si rechaza ese último año con los Nets. Por su parte, Caris LeVert, que tenía asignado el rol de sexto hombre, deberá asumir más responsabilidad en el apartado ofensivo.

Otros jugadores importantes que no podrán ayudar por el momento a sus equipos son TJ Warren, de los Indiana Pacers (fractura en el pie); Kristaps Porzingis, de los Dallas Mavericks (operación de rodilla, podría volver en un par de semanas); Kevin Love, de los Cleveland Cavaliers (lesión en la pantorrilla) y Kemba Walker, de los Boston Celtics (rodilla, podría volver en enero).

 

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 meses 4 semanas
#contenidos: 
15
#Comentarios: 
24
Total lecturas: 
28,668