Solapas principales

Las razones del desplome de Phoenix Suns

Pocas veces en la NBA se vio que un equipo empeore tanto con respecto a una temporada anterior teniendo a los mismos jugadores y Phoenix Suns es el ejemplo más evidente de este caso. La franquicia de Arizona tuvo la mejor racha de temporada regular desde la burbuja de la NBA en 2019-20, y luego llegaron a las Finales de la NBA hace dos años, antes de tener su mejor temporada regular en la historia de la franquicia con 64 victorias.

Sin dudas, los últimos tres años forman parte de una de las épocas más luminosas de la historia de los Soles, pero parece haber llegado a su fin de manera abrupta. Hasta hace 40 días lideraban la Conferencia Oeste y ahora se ubican en zona de Play-In. En parte, ese cambio encuentra razones en el gran momento de New Orleans Pelicans, Memphis Grizzlies y Denver Nuggets, que ahora se ubican en el podio de la tabla. Sin embargo, hay un poco de mérito del funcionamiento errático que mostraron los Suns y una cuota de infortunio.

El mal momento de Phoenix sigue la línea de la crisis gerencial de la franquicia, puesta en venta por su anterior dueño, Robert Sarver tras el escándalo que protagonizó por comportamiento abusivo en el entorno laboral. Desde ese momento, la franquicia sufrió una serie de adversidades que golpearon a un equipo que estaba lleno de confianza, incluyendo el bajo nivel de su jugador grande titular, DeAndre Ayton, quien estuvo cerca de ser transferido, y los problemas con Jae Crowder.

Consulta nuestros Pronósticos gratis de NBA Solobasket.

Algunas de las razones que explican el mal momento de Phoenix Suns

La lesión de Devin Booker

El escolta es la principal figura del equipo, y si bien anotó más de 40 puntos en cinco partidos y alcanzó los 58 tantos antes de los Juegos de Navidad y de sufrir una distensión en la ingle, que lo mantiene todavía afuera de las canchas.

La lesión hizo que no estuviera disponible para sacar a su equipo de una racha de 2-7 en los 9 partidos que lleva fuera de las canchas. Su regreso podría darse recién el 25 de enero, por lo que los dirigidos por Monty Williams deberán jugar sin él al menos 6 partidos más. El problema es que el jugador que más se acerca a sus 27 puntos de promedio es Ayton, con 10 menos que Booker.

son uno de los peores equipos cometiendo faltas

Los Suns están fallando de manera dramática en esta categoría, con la cantidad de faltas y específicamente los tiros libres que le permiten a sus rivales. Son el tercer peor equipo de la NBA en tiros libres permitidos, cometiendo 21.3 faltas por juego (el sexto peor de la liga). En este ámbito, como mencionamos anteriormente, el bajo nivel mostrado por Ayton es la principal razón de esta estadística con 2.8 faltas por juego.

PROBLEMAS PARA DEFENDER LA PINTURA

Un detalle no menor que explica el mal momento de los Suns es que su defensiva está en el peor momento de los últimos tres años, cediendo más de lo debido en la pintura, lo que se refleja en el pobre rendimiento en términos de rebotes, siendo uno de los peores cuatro equipos de la NBA con un promedio de 31.2, solo con Deandre Ayton por encima de las cinco unidades por juego.


¿Por qué sucede esto? Sin Crowder y con Mikail Bridges con un nivel muy bajo, Williams no pudo encontrar un compañero confiable para Ayton en la pintura. Ishmail Wainright no mostró buenos rendimientos, mientras que Dario Saric, Bismarck Biyombo y Torrey Craig mostraron grandes falencias defensivas. Tal vez lo mejor sea ejecutar un trade que resuelva estos problemas en el juego interior, con alternativas como PJ Tucker o agentes libres como DeMarcus Cousins y Cody Zeller.

Consulta nuestros Pronósticos gratis de NBA Solobasket.

EL ATAQUE lento y anunciado

El mayor problema de los Suns es que no tienen un solo punto para resolver, sino que se pueden encontrar falencias en varios aspectos de su funcionamiento. No solo tienen problemas defensivos detallados anteriormente, sino que la ofensiva que mostraron deja mucho que desear.

Son uno de los equipos con ritmo más bajo de la NBA en ataque, apenas tomando 97.3 posesiones por 48 minutos. Sorprende que Williams no haya notado esto para cambiar un estilo de juego que parece haber sido resuelto por sus rivales. Quizás esta falencia sea explicada en la mala temporada de Chris Paul.

Lesiones y alternativas que no estuvieron a la altura

CP tiene 37 años y su cuerpo tarda más tiempo en recuperarse de las lesiones. El dolor en su talón fue un problema que arrastró durante todo el curso y el juego del equipo se vio afectado por esto. No fue la única baja que tuvieron que resolver los Suns en la campaña. El ala-pívot titular Cam Johnson sufrió una rotura de menisco, mientras que el guardia suplente Cameron Payne estuvo afectado con una tensión en el pie derecho y el guardia suplente Landry Shamet con dolor en el tendón de Aquiles.


Estos eventos desafortunados obligaron al equipo a depender de jugadores que generalmente se alimentan de otros, como Bridges, quien puede necesitar producir a un ritmo más alto fuera de las oportunidades de atrapar y disparar, mientras que Ayton no puede alimentarse del juego dinámico como antes para terminar las jugadas ofensivas.

Es evidente que Phoenix debe realizar cambios de manera urgente para poder acceder a la postemporada, y más teniendo en cuenta que no contará este mes con su gran estrella. Ya sean modificaciones en su roster o en el funcionamiento, Monty Williams debe tener al cambio como su socio principal en esta etapa.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 meses 3 semanas
#contenidos: 
204
#Comentarios: 
5
Total lecturas: 
134,551