Solapas principales

Los Ángeles Lakers... ¿es oro todo lo que reluce?

Los Ángeles Lakers han empezado este año recordando a un tiempo pasado que llevaba cubierto de polvo años, dándole a sus aficionados la oportunidad de sacar del armario sus mejores vestimentas para, noche sí y día también, celebrar en el Staples los triunfos de su equipo. El dominio al poste de Anthony Davis, la adaptación de LeBron James con el paso de la edad -podemos afirmar que es el mejor pasador de la NBA a día de hoy- y el resurgir entre sus cenizas que ha vivido Dwight Howard, después de llevar años en "stand-by", poniendo el cerrojo a su aro sin importar el rival.

Y así es como se encuentran en la cabeza de la clasificación acumulando ya una racha de 7 victorias seguidas. Pero como todo, la vida es una balanza que se equilibra, y en estos Lakers hay elementos negativos que frenan a los positivos, pues no todo lo que reluce es oro bañado por las costas del Pacífico.

 

 

LA LUZ AL FINAL DEL TUNEL

Como estábamos diciendo, los Lakers actualmente encabezan la clasificación de la Conferencia Oeste y, con una victoria más que su archi-enemigo de Boston, al resto de conjuntos de la NBA. Además, no sólo lideran la clasificación en V-D si no que también lo hacen en una multitud de apartados estadísticos, y si no la lideran están en el podio.

Y es que Los Ángeles Lakers son, actualmente, el primer equipo en tapones colocados y recibidos por partidos, los mejores en defensa -dejan a sus rivales en 101 puntos, con un +23 de ventaja media-, los segundos en triples anotados en contra, y son bronce en pérdidas cometidas, con 15, en tiros de 2 anotados por sus rivales, con 26 -6 menos que los 32 que encestan ellos-, y en faltas realizadas.

Además, LeBron James y Anthony Davis se están compaginando a la perfección -tal y como dice LeBron, "la química crece día tras día"- y promedian ambos 26 puntos, y AD le añade tres tapones y 11 rebotes y Bron 11 asistencias, 8 rebotes y 2 robos de balón. Además de jugadas estratosféricas. Y si nos pasamos al lado de la estadística avanzada, tienen un rating neto de +20 y +17 respectivamente, y ambos están en el top 10 de Win Shares, teniendo así los Lakers 2 jugadores entre ellos, algo que ningún otro equipo consigue.

Y ya para finalizar con este análisis a todo aquello que brilla por su propio esfuerzo, las "lineups" que Frank Vogel emplea en cada partido. La combinación Bradley-Green-LeBron-Davis ha jugado 110 minutos hasta el momento, y tienen 8 puntos netos por cada 100 posesiones de ventaja, algo que revela mucho comparado con el resto de combinaciones que superan los 45 minutos, ya que ninguna sube de -2. Como punto a favor añadido, solamente "pierden" en cuestiones de tiro de 3 y tiro libre, y de pérdidas y rebotes ofensivos, pues logran superar a su rival en rebote defensivo, robos, tapones, asistencias, faltas... prácticamente cada elemento estadístico básico del juego del baloncesto. Y si a esta combinación le añadimos a Dwight Howard -una muestra pequeña de 13 minutos- los puntos se disparan a un +78 para los Lakers, junto a un +11 en asistencias y un +18 en pérdidas forzadas.

Frank Vogel on the team's early success | Lakers Practice

obstáculos a superar

Pero no todo es de color de rosa para los Lakers este año. Porque para empezar, sin desmerecerlos a ellos ni a sus rivales, en los 7 partidos ganados consecutivamente han vencido a Utah, Charlotte, Memphis, Dallas, San Antonio, Chicago y Miami. De estos 6 equipos, tan sólo Utah llegó el año pasado a 50 victorias -y ahí se quedó- y este año es posible que se vuelva a repetir la misma historia. Las sensaciones, muy buenas dando igual el rival, se confirmarán definitivamente cuando venzan o hagan frente a Toronto, su próximo encuentro, y rivale de más potencia a día de hoy de los que se han enfrentado.

Más allá de esto, hay tres elementos que no deberían gustar a la bancada de oro y púrpura y que deben trabajar para mejorar. El tiro de tres, el trabajo de rebote y el movimiento de balón y las asistencias. Pero vayamos paso por paso.

En un equipo que cuenta con LeBron James necesitas tiradores por todas partes. Si a esto le añades a AD, y a Dwight Howard o JaVale McGee en menor medida, todavía más. Porque Danny Green y Avery Bradley -menos de 4 triples convertidos entre ambos por noche- no son suficientes. Ya que Troy Daniels, Kentavious Caldwell-Pope o Quinn Cook están desaparecidos. Daniels, francotirador reputado, lleva 30 tiros de tres realizados y 8 anotados, lo que da un 27%. KCP, que cobra 8 millones, ha tirado 17 veces, ha metido 5 y es el 5º Laker' que más juega. Y Cook, que llegaba para ser el base suplente y rodar cogiendo minutos, y es el 9º hombre, anota menos de un triple por noche con un 33% de acierto. Por no hablar de LeBron -5 tiros, 28%-, Anthony Davis -0.7 de 3- o Kyle Kuzma -0.7 de 5-.

lakers_shots.png

Cuadro de tiro de 3 de Los Ángeles Lakers (Vía NBA Stats)

Después de los triples, que ya hemos dejado claro el hecho de que fallan "demasiado", viene la consecuencia directa: los rebotes. Y es que no sólo son el 9º peor equipo de la NBA en capturas ofensivas, sino que en capturas totales franquicias como los Celtics, los Cavs, los Grizzlies o los Magic les superan. Algo que no debería suceder en un equipo que tiene la potencia física y la presupuesta defensa de Green, LeBron, Howard, McGee, Davis, Dudley... pero sucede. Y es que parece que no haya "interés" por defender o bloquear el rebote, pues sus rivales son mejores que ellos en rechaces ofensivos recogidos cuando juegan contra ellos, y solamente Howard-Davis-LeBron superan los 5 rebotes. Lo que quiere decir que si alguien falla, el otro equipo tiene la veda abierta para asaltar su zona.

Y por último, pero no por ello menos importante, encontramos el balón. La organización del juego. Y es que LA no tiene un base al uso, ya que en muchas ocasiones emplean a LeBron como el generador de balón, algo que le gusta y que ha explotado este año ante la bajada en prestaciones de su físico -anota menos pero pasa mucho más, y mejor-. Y por eso, muchas veces pecan de 1 contra 1 y de "isolations", apartado en el que son 6º en frecuencia de uso. A eso se le suma que reparten 21, casi 22, asistencias por encuentro, y que sólo el 56% de sus canastas venga tras el pase de un compañero, siendo peores que otros 22 conjuntos.

Evidentemente, ni todo es luz ni todo es oscuridad, y la comparativa con la última campaña que superaron las 50 victorias lo demuestra. A día de hoy son mejores en puntos anotados, asistencias, rebotes defensivos y porcentaje de tiro de 2, pero son peores en el porcentaje de tiro de 3, en el de tiros desde la personal y en capturas ofensivas, además de en pérdidas cometidas. Y más allá de que las comparaciones son odiosas, aquel equipo del 2010-11 es un buen espejo donde mirarse, al igual que el del año anterior, cuando consiguieron el anillo, y seguir creciendo en lo que queda de Temporada Regular y, a posteriori, PlayOffs.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 4 meses
#contenidos: 
95
#Comentarios: 
261
Total lecturas: 
210,365

Comentarios

No puedo decir que esté contento con mis Lakers, a pesar de las victorias, pero igual dentro de tres meses tengo que retractarme.
Con lo que si estoy satisfecho es que los que están, al menos de momento, se involucran y se creen el libreto de Vogel (sobre todo el defensivo).
Dicho eso, el tiro de 3 es una rémora, pero no determinante, siempre que el esfuerzo defensivo se mantenga con todos los rivales. Jugaodres como KCP o Troy Daniels tienen que estar al 100% físicamente y con un nivel de confianza adecuado para acercarse al 40% en triples, lo de Green, es un tirador de rachas, lo ha sido toda su carrera.
Estos Lakers necesitan un grado de chispa e imaginación en ataque que trascienda a Lebron o AD, para no hacerlos previsibles, veremos con la llegada de Rondo como cambia esto, si cambia.
Están en el buen camino para llegar a playoff, incluso para pasar primera ronda, después, las lesiones de AD y la defensa dirimirán el final de temporada.

Han empezado muy bien, todavía sin Rondo, y lo más importante, Kuzma está empezando a entrar en la rotación, tiene que demostrar que vale o se irá traspasado este mismo año como el resto de jóvenes Lakers antes, no vale con tener talento, tienes que competir.

un par de puntualizaciones: Los Lakers no son el mejor equipo defensivo de la NBA, Utah es el mejor y Orlando después con 98,2. Lo de ser de los peores en rebote ofensivo es normal, los Lakers son segundos en FG detrás de Pistons con casi un 47%, así que pocos rebotes ofensivos pueden coger. Lo de que no han jugado contra nadie es la excusa perfecta, y ahora hoy contra Toronto sin Lowry nu Ibaka cuál será?Las bajas? En la NBA cualquier te puede pintar la cara, la cuestión es siempre menospreciar a Lakers, como se hace en fútbol con el Madrid no? Que Dallas o SA no llegaran a 50 victorias el año o Miami tampoco no quiere decir que este año sean peores equipos...