Solapas principales

NBA PlayOffs: Previa Boston Celtics - Philadelphia 76ers

  • Embiid será el faro ofensivo de los 76ers
  • Boston busca confirmar sus buenas sensaciones

ideas claras por un lado, inconsistencia por el otro

Tanto Boston como Philadelphia arrancaron la temporada 2018/19 esperando grandes resultados -al fin y al cabo, el puzzle estaba completo. Los primeros tenían por fin sana a su dupla Irving-Hayward y los segundos potenciaron su plantilla rápidamente con la llegada de Jimmy Butler. Pero si bien ambos equipos no cumplieron las expectativas en los últimos PlayOffs, los Celtics han hecho sus deberes, aprendido la lección y llegan a esta atípica postemporada de 2020 en plena forma. Los de Pensilvania, por su parte, aterrizaron en Disney en un mar de dudas y han finalizado los seeding games bañados en aún más incertidumbre. 

La gran pregunta para los 76ers era si en la burbuja de Orlando podrían afianzar su cambio de quinteto (Shake Milton por Al Horford), una alteración que, como mínimo, solucionaba gran parte de los problemas ofensivos de la franquicia. La lesión de Ben Simmons no solo ha trastocado el plan de juego de Brett Brown, pues el base era uno de los principales beneficiarios de ese cambio de alineación, sino que ha puesto sobre la cuerda floja el futuro del entrenador y de los propios 76ers. Una derrota en primera ronda ante Boston -algo que, como veremos, es bastante probable- obligaría a replantearse la construcción de la plantilla este veran... digo, en octubre. 

Si la situación de Philadelphia es cuanto menos delicada, la de los verdes invita al optimismo. Este año Boston ha hecho una serie de retoques con los que Stevens ha dado una nueva dimensión al ataque y a la defensa de su equipo. Desde la inclusión de Kemba Walker al nuevo rol de Daniel Theis, pasando por supuesto por el crecimiento fulgurante de Jayson Tatum, todo ha funcionado bajo los focos del TD Garden. No han estado exentos de rachas de mal juego, pero han salido reforzados de sus ocho partidos en Disney, especialmente en el costado ofensivo. Y ahora se enfrentan, partiendo como claros favoritos, a una franquicia vapuleada por las lesiones.

12.jpg

Jaylen Brown ataca el aro ante Joel Embiid / NBA.com

LAS CLAVES

EL DUELO: No es una batalla posicional, pero Joel Embiid es (ahora sin discusión) el mejor jugador de un equipo y Jayson Tatum el mejor del otro. El camerunés también ha sufrido problemas físicos en la mano y en el tobillo durante los últimos días, pero todo apunta a que no tendrá problemas para disputar la primera ronda. El peso de llevar a su franquicia recae sobre sus hombros, pues deberá ser el faro ofensivo al mismo tiempo que sirve de ancla en defensa -el defensive rating de los 76ers es nueve puntos peor sin él en pista. Tatum, por otra parte, está arropado por el casting habitual de jugadores perimetrales de los Celtics y no tendrá la presión que sí tiene Embiid por la complicada situación de su equipo. El alero no ha estado especialmente acertado en los cuatro partidos que ha disputado este año ante Philly (19 puntos con un 33% en tiros de campo), pero ha crecido continuamente con el paso de los meses y llega a esta eliminatoria siendo el principal anotador de Boston y presentando una amenaza al rival en todos los niveles. 

AUSENTES: Como hemos dicho, la lesión de Ben Simmons altera radicalmente el panorama para su equipo y coloca a los 76ers en una posición claramente inferior respecto a los Celtics. Glenn Robinson III y Alec Burks, dos jugadores que disputarán más minutos sin el australiano disponible (especialmente Burks, que es uno de los pocos jugadores de la plantilla que puede crear sobre bote), se han perdido algún partido por molestias, pero no deberian tener problemas para saltar a la cancha el martes. En cambio, Boston tendrá disponible a todo su plantel y, lo más importante, Kemba Walker ha jugado realmente bien en los seeding games después de haber dejado atrás su lesión en la rodilla.

JUGADORES A SEGUIR: Tobias Harris y Josh Richardson son dos jugadores que se verán obligados a dar un paso adelante tras la lesión de Simmons y asumir más responsabilidades en la creación de juego, especialmente el segundo. Simmons ha registrado un porcentaje de asistencias del 40.5% este año (porcentaje de las asistencias del equipo que el jugador reparte cuando está en pista), y los 76ers tienen delante un trozo de pastel muy grande que repartir sin su principal generador en ataque. Boston sí cuenta con varios creadores sobre bote (Walker, Smart, Hayward...) que cumplen sobradamente su cuota anotadora, así que el ataque de los verdes no debería tener problemas para, en principio, funcionar ante una defensa que ha perdido en Simmons también a su mejor stopper perimetral. Del amplio elenco de exteriores Celtics nos vamos a quedar con Gordon Hayward como jugador a seguir. El ex de los Jazz da una nueva dimensión al esquema de su equipo y su capacidad para pasear por la pintura e involucrar a sus compañeros puede sacar a Boston de más de un apuro en los momentos en los que el juego se estanca. 

Best Of Joel Embiid | 2019-20 NBA Season

ENFRENTAMIENTOS EN REGULAR SEASON: La rivalidad entre Boston y Philadelphia no es nueva, pero en los últimos años se ha visto reforzada con enfrentamientos como el de segunda ronda en los PlayOffs de 2018 (que Boston se llevó por 4-1). Esta temporada la serie particular en ambos equipos la han ganado los 76ers: Boston solo pudo vencer a su rival en el último de los cuatro partidos, disputado a finales de febrero y convertido en un monólogo verde desde el primer cuarto. Los de Pensilvania se hicieron con un encuentro en el TD Garden y con los dos disputados en su pabellón (los 76ers han sido un equipo completamente diferente en la carretera), uno de ellos sin Embiid. 

SENSACIONES DE CARA A PLAYOFFS: El camino que ambos equipos han seguido en la burbuja de Disney han sido, como decíamos, muy distintos. Boston se ha encontrado con su mejor juego en estos seeding games, mientras que el fantasma de las lesiones -otra vez- ha limitado las opciones de los 76ers. Un aspecto clave será la defensa que los Celtics planteen sobre Embiid, especialmente si Philly decide seguir probando a sacar a Al Horford desde el banquillo (aunque ante la falta de centímetros de Boston deberíamos ver muchos minutos al camerunés y al dominicano juntos sobre la pista). Embiid no tendrá precisamente a un elenco de tiradores fiables a su alrededor, por lo que debería ser una constante ver a los Celtics haciendo dos contra uno en el poste a un jugador cuya mayor habilidad no es repartir juego de espaldas a canasta. Si los 76ers consiguen afinar su puntería desde el perímetro y plantean problemas a los Celtics en el juego interior, la eliminatoria será disputada, pero actualmente son los de Massachussetts los que parten con el claro cartel de favoritos. 

OPINIÓN DEL REDACTOR: boston 4-1 philadelphia

La extensión de esta eliminatoria dependerá, a grandes rasgos, de un jugador: Joel Embiid. El camerunés deberá jugar a su mejor nivel, protegiendo la pintura en un costado y sirviendo de faro ofensivo en el otro, atacando situaciones en el poste bajo y siendo inteligente al repartir juego cuando lleguen las ayudas. Embiid es uno de los mejores protectores de aro de la NBA, pero el esquema ofensivo de los Celtics se basa en la acción exterior y los de Brad Stevens buscarán sacar al pívot de su zona de comfort -la zona- para intentar involucrarlo en situaciones de pick and roll. A partir de ahí comenzarán los ataques de Boston, y del rendimiento de jugadores como Al Horford realizando las segundas ayudas y dificultando el movimiento de balón de los verdes dependerá el éxito de una defensa que ha estado muy por debajo de lo esperado. 

En los minutos sin Joel Embiid, sin embargo, es donde el puzzle 76er pierde las piezas y se descalabra. Si perder a Simmons -que ha defendido especialmente bien a Tatum en los enfrentamientos de temporada regular- es un varapalo para Philadelphia, mantener la compostura cuando Embiid encare el banquillo será crucial para seguir vivos ante Boston. Los Celtics tendrán problemas para contener al africano, pero los 76ers no están preparados para hacer frente a Walker, Brown y al resto de sus generadores perimetrales. Philadelphia ganará al menos un partido y Boston no tendrá un camino de rosas hacia la segunda ronda de PlayOffs, pero el que escribe se decanta por un 4-1 en esta eliminatoria. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 11 meses
#contenidos: 
64
#Comentarios: 
142
Total lecturas: 
182,800