Solapas principales

Oklahoma City Thunder, reconstrucción con resultados

  • Todo hace indicar que los Thunder jugarán los playoffs

Los Thunder afrontaban una temporada en la que el pesimismo se apoderaba del equipo de las Grandes Llanuras. La pérdida de las superestrellas Paul George y, sobre todo, Russell Westbrook, hacía pensar que el destino de los Thunder estaba en la parte baja de la clasificación. Pero un rendimiento muy por encima de lo esperado y la bajada de nivel de la clase media de los equipos de la Conferencia Oeste ha provocado que Oklahoma esté sólidamente asentado en la séptima posición de conferencia, con 5 partidos de ventaja sobre el noveno clasificado.

Un verano en el que se dio portazo a todo

Desde la salida de Kevin Durant, que parece muy lejana pero fue hace solo 3 veranos, los Thunder no han podido pasar de la primera ronda de playoffs. En el primer año, con Westbrook de MVP, se sorteó la situación muy bien, ya que se clasificaron para la postemporada contra todo pronóstico. Pero lo mejor de ese 2017 vino en pretemporada, ya que Sam Presti consiguió lo imposible: un acompañante de primer nivel para Westbrook. A cambio de los decepcionantes (hasta el momento) Victor Oladipo y Domantas Sabonis, Oklahoma incorporaba a Paul George, un perfil idóneo para jugar con el base, pero con un ligero inconveniente y es que al californiano solo le quedaba un año de contrato. Mucho riesgo, pero valía la pena intentarlo.

La temporada 2017/18 fue decepcionante, Oklahoma nunca pudo acercarse a los gallos del Oeste, Warriors y Rockets, y terminó en la cuarta posición de conferencia. Pero unos superiores Utah Jazz les arrebataron la ventaja de campo y sembraron de dudas el futuro Thunder. Sin embargo, la gran duda que planeó durante toda la temporada se resolvió en el primer día de la agencia libre 2018: Paul George renovaba por 137 millones y cuatro años. Pero la pasada temporada volvieron a decepcionar y Paul George fue finalmente traspasado a los Clippers por Danillo Gallinari, Shai Gilgeous-Alexander y cinco rondas del draft, dos de ellas provenientes de Miami Heat.

Ese traspaso provocó el descontento de Westbrook, que finalmente acabó saliendo con destino Houston, a cambio de Chris Paul y cuatro primeras rondas (dos de ellas con derecho a intercambio). Fue un traspaso con mucha polémica, ya que los Thunder recibían a un jugador muy criticado por su menguante rendimiento, su edad  (34 años) y por su reciente renovación, por la cual le quedaban por cobrar 124 millones en las siguientes temporadas. Por esta razón, Oklahoma seguía estando muy por encima del impuesto de lujo, con lo que Presti se vio obligado a traspasar a Jerami Grant a Denver por una primera ronda de 2020. Como podemos ver, la plantilla de los Thunder descendía mucho su nivel, pero seguía sin tener ningún tipo de flexibilidad salarial que pudiera mejorar el equipo. La situación no era nada halagüeña y se pensaba más en cómo librarse del contrato de Paul y sacar partido a los activos del equipo (expiring de Gallinari o Steven Adams).

Russell Westbrook's Top 30 Plays of His NBA Career

Un rendimiento ascendente en la temporada

Con estos mimbres y más pendientes de los despachos que de la cancha, la temporada empezó con malas sensaciones. 4 derrotas en los 5 primeros partidos, pero tras una ligera reacción volvieron a las andadas y el 23 de noviembre lucían un récord de 5-10. Los peores presagios se cumplían, pero el equipo, lejos de dejarse llevar por el tanking, tuvo una gran reacción que le ha llevado a ganar 16 de los siguientes 22 partidos, con lo que se ha consolidado en playoffs y ha dado un giro a la inicial política de Presti de tirarlo todo por la ventana y reconstruir desde sus numerosas rondas del draft.

¿Qué ha propiciado este rendimiento tan inesperado? Oklahoma no está destacando especialmente ni en ataque (108,5 de ratio ofensivo, 20.º de la NBA) ni en defensa (107,1 de ratio defensivo, 12.º de la liga), pero Donovan ha sabido maximizar las virtudes de sus jugadores para sacar el mejor rendimiento posible. No son un equipo que abuse del pase (293 por partido, en la media de la NBA), pero con tantos creadores de juego de calidad, Donovan está dejando que generen ventajas desde el bote (2.º equipo en drives, 3.º en isolations y 3.º en pick & roll finalizando desde bote). Donovan ha sabido combinar a Paul, Schröder y Gilgeous-Alexander a la perfección, con la ventaja de tener siempre a varios generadores ofensivos, lo que hace el juego más imprevisible y da la posibilidad de atacar al peor defensor del equipo rival.

Otra de las grandes sorpresas del año en Oklahoma ha sido el rendimiento individual de varios jugadores. Chris Paul está recibiendo muchas alabanzas este año, pero no por cobrar más de lo que merece deja de ser un gran jugador. Esta temporada está promediando 16,7 puntos y 6,5 asistencias, las peores cifras de su carrera, pero está siendo el líder en pista que los jóvenes necesitan y tomando impecables decisiones. Además, está siendo uno de los mejores de la liga en el clutch (menos de cinco puntos de diferencia a menos de cinco minutos para el final), promediando un 54% en tiro en esas situaciones y asumiendo la dirección en esos minutos en los que Oklahoma ha ganado varios partidos.

CP3 GOES OFF For 30 PTS!

Pero si algún jugador está destacando por encima de lo esperado es el escolta canadiense Shai Gilgeous-Alexander. El año pasado, en los Clippers, no dejaba de ser un escolta defensivo, pero este año, con la confianza de Donovan, ha pasado a ser un jugador total. Suele emparejarse con la estrella rival exterior en todos los partidos, pero también está liderando el ataque Thunder con 19,9 puntos por partido, convirtiéndole en la gran referencia para Billy Donovan en ataque.

Otros jugadores como Gallinari o Schröder (18,3 puntos cada uno) están ayudando más de lo esperado en la anotación y Steven Adams (12 puntos, 10 rebotes) sigue aportando dureza y defensa en la pintura. El banquillo, más allá de Schröder, no tiene una referencia clara, pero algunos jugadores están aportando, como Nerlens Noel, Hamidou Diallo o Abdel Nader.

Shai Gilgeous-Alexander Heats Up For Career-High 32 PTS!

Un futuro más que esperanzador

Aunque superan mínimamente el impuesto de lujo, Sam Presti va a contar en el futuro con mucha masa salarial para reforzar el equipo, incluso aunque siga Chris Paul (y su mastodóntico contrato) en la plantilla. En el verano de 2020 Gallinari, Nerlens Noel y André Roberson serán agentes libres, con lo que liberarán 34 millones que les permitirán afrontar el fichaje de algún agente libre interesante.

salarios_oklahoma.jpg

Salarios de los Thunder (hispanosnba)

Vista la temporada que están haciendo, es probable que el plan de Presti haya cambiado y ahora deseen sumar algún activo en lugar de restarlo. Recordemos que, gracias a los traspasos de Westbrook, George y Jerami Grant, Oklahoma tiene hasta 15 picks de primera ronda del draft, valiosísimas en un traspaso. Hay jugadores en el mercado que les podrían interesar, especialmente en el puesto de 4, lo que más hace falta en las Grandes Llanuras. Quizá veamos más pronto que tarde a Kevin Love, Marcus Morris o Kyle Kuzma en Oklahoma.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 10 meses
#contenidos: 
204
#Comentarios: 
530
Total lecturas: 
606,382