Pau Gasol encuentra en los Bulls motivos para volver a brillar y sonreir

  • Tom Thibodeau confía ciegamente en el trío Gasol-Noah-Gibson, uno de los mejores, sin duda, de la NBA

“Pau será tremendo junto a Noah, como cuando triunfó junto a Andrew Bynum y Lamar Odom”.

Así de seguro se mostraba su nuevo entrenador en los Bulls, Tom Thibodeau en una entrevista realizada por Robert Álvarez en El País.

“Me siento rejuvenecido, con ilusión. Quiero aprovechar este momento, esta nueva oportunidad. Los dos últimos años en Los Ángeles han sido complicados. Salir de allí ha sido la decisión más difícil de mi carrera y de mi vida. Quiero pasar página”. (declaraciones recogias de El País). Muy satisfecho, Pau Gasol, de su gran partido ante los Knicks en el Madison Square Garden, en el que sumó 21 puntos y capturó 11 rebotes

El impacto Gasol en los Bulls ha sido inmediato. Thibodeau se mostraba seguro antes del inicio de temporada: "Pau es un ganador que puede hacerlo todo y todo bien. Es un buen jugador en el pick&roll, puedes utilizarlo y que combine en la pintura, pasa bien el balón y defensivamente aporta tapones y rebotes. Todo lo que hace aporta a las victorias del equipo, por eso estamos tan entusiasmados con él". El técnico de Connecticut tiene en la mente la dupla que Pau formó en L.A. junto con la mejor versión de Andrew Bynum, bajo las órdenes de Phil Jackson. Éste mismo rol lo forma en Chicago con Joakim Noah, que además de ser una bestia defensiva, tiene más IQ que el lastrado pívot estadounidense (también menos impacto en ataque). Si en California era Lamar Odom quien completaba el trío, en Illinois cuentan con un Taj Gibson  (22p y 8r contra Knicks) que ya ha demostrado que se desenvuelve muy bien tanto en el 4 como de pívot.

 “Me he sentido muy bien, muy positivo, tanto en ataque como en defensa, con mucha confianza. Este es un grupo joven con mucha hambre de triunfos". El pívot de Sant Boi también se encuentra entre los hambrientos, al igual que Derrick Rose. Ven la posibilidad del anillo siempre que las lesiones no se ceben básicamente en estos dos protagonistas, pero también en Noah, con problemas en el pasado curso. 

Mucha cautela de inicio, pero también ilusión en ver como uno de los mejores jugadores de la NBA (¿mejor baloncestista español de la historia?) recupera la sonrisa, la pasión por jugar y ganar. La confianza que da el sentirse querido, parte importante de un proyecto al que se le va a exigir mucho. Thibodeau, con sus hombres sanos, también tiene que consolidarse con resultados y no le bastarán sus aptitudes defensivas.

Toca ganar. Con Pau.

Sobre el autor

Antiguedad: 
9 años 2 meses
#contenidos: 
1,133
#Comentarios: 
11,677
Total lecturas: 
8,077,081