Solapas principales

PlayOffs NBA: Miami avanza, OKC iguala y LeBron impone su ley

  • Giannis Antetokounmpo (31+15+8) y Khris Middleton (21+10) sufren para poner 3-1 la eliminatoria

Terminó la cuarta jornada de PlayOffs en la NBA dejando cosas muy claras: los Milwaukee Bucks necesitan engrasar la transición para sufrir menos de lo esperado en futuros encuentros, ya que sudaron más de la cuenta para llevarse la tercera victoria a su casillero y dejar la eliminatoria vista para sentencia; el juego ofrecido por Billy Donovan en OKC comienza a carburar en la serie, tras un primer partido desastroso: Dennis Schroder se fue hasta los 30 puntos, seguido por los 26 de Chris Paul y los 18 más 12 rebotes de Shai Gilgeous-Alexander. La imagen dada en el arranque de la serie nos llevaba a tomar los peores presagios, pero han conseguido levantar la cabeza y dejar el devenir de la serie por todo lo alto. En cambio, los Miami Heat no dieron ningún tipo de tregua y barrieron a los Indiana Pacers por la vía rápida (4-0). La guinda de la jornada no podía ser otra que la contundente victoria de Los Ángeles Lakers sobre los Portland Trail Blazers, en un partido que los de oro y púrpura dominaron de principio a fin.

ORLANDO MAGIC 106 – 121 MILWAUKEE BUCKS (1-3)

Sin duda alguna, los Bucks no esperaban tener tantas dificultades para avanzar a la siguiente ronda de PlayOffs tras su serie frente a los Magic. Ya lo demostraron la pasada temporada ante Toronto Raptors, y es que los de Steve Clifford no se rinden con facilidad y daran la cara (buena prueba de ello fue el debut de la serie). El resultado es algo engañoso, ya que los Bucks tuvieron que ser liderados por Khris Middleton en el arranque del último cuarto, donde consiguieron un parcial de 18-3, con el que tomaron oxígeno y sellaron la victoria. El escudero de Antetokounmpo anotó 18 de sus 21 puntos en los 12 minutos finales, justo cuando se le reclamaba a la fiesta.

La intensidad defensiva, presión sobre líneas de pase, y su capacidad de impedir correr y pensar a los Bucks les daba una chance a los Magic de igualar la serie. No consiguieron contener al coloso griego, pero si ser correosos a nivel colectivo: 17 de 41 en triples refleja a unos erráticos Bucks que basan gran parte de su juego en el acierto exterior, generado por la sobrepoblación de Giannis en la zona. Es cuando los propios Bucks dieron un golpe sobre la mesa, al ganar la batalla interior y obligar a Nikola Vucevic a jugar en media y larga distancia. El montenegrino finalizó el choque con 31 puntos, 11 rebotes y un 60% en triples, pero, una vez más, se encontraba muy solo en ataque. 

Comandados por Giannis, los Bucks consiguen dos match-ball gracias a su intensidad y regularidad en ambos lados de la pista durante prácticamente todo el partido, rozando su primer triple-doble en postemporada (31 puntos, 15 rebotes y 8 asistencias, con 14/21 en TC).

OKLAHOMA CITY THUNDER 117 – 114 HOUSTON ROCKETS (2-2)

Resurgieron los fantasmas del pasado para los de Mike D'Antoni. El cuarto partido que ha igualado la serie puede marcar un antes y un después en el devenir de la misma. Parecía clara la victoria de los Rockets cuando llegamos al ecuador del tercer cuarto, donde mandaban por 15 puntos de diferencia, unido a una lluvia de triples hasta aquel entonces. Su ataque se quedó estático en toda regla. Después de anotar los primeros ocho triples desde su vuelta al descanso, lanzaron más de 20, anotando apenas 4 de ellos. Es cuando se les ven las costuras a los Rockets, ya que juegan por y para el lanzamiento exterior, carecen de alternativas. Llegaron a establecer un nuevo récord en cuanto a triples intentados en un partido de PlayOff (58). 

A muchos se nos vino a la mente ese 0/27 ante los Golden State Warriors hace dos temporadas, viendo similitudes en la falta de alternativas y recursos cuando se cierra el aro. Apenas vimos a James Harden cerca de la zona en la segunda parte, y no obtuvo ayudas por parte de los tiradores y jugadores de rol de segunda unidad, por lo que ahí es cuando los de D'Antoni se ahogan, pese a que llegaron con vida al final del duelo. Pero se toparon con el jugador clutch de esta serie, y probablemente uno de los jugadores que mejor ha sabido cerrar los partidos durante el presente curso: Chris Paul. El base se emparejó con La Barba para atacarle su lado débil y frenarle en defensa. CP3 si obtuvo ayuda de sus compañeros, especialmente del alemán Dennis Schroder. Entre ambos anotaron 14 puntos en los cinco minutos finales de partido, aceptando los galones ofensivos, delegando la faceta defensiva en: Shai Gilgeous-Alexander-Dort-Noel. Desde atrás comenzaron a edificar los cimientos de la remontada durante la segunda mitad.

 

Con 32 puntos, 8 rebotes y 15 asistencias, James Harden volvió a salirse en el apartado ofensivo, pese a que le contuvieron en el último cuarto. Sorprende muchísimo que La Barba no fue a la línea de tiros libres en la segunda mitad, característica de su agresividad en ataque. Se le notó impreciso, falto de ritmo y sin ideas para encontrar las tan necesarias soluciones. 

MIAMI HEAT 99 – 87 INDIANA PACERS (4-0)

Se acabó lo que se daba en la tercera de las cuatro eliminatorias de la conferencia Este. A falta de los Bucks-Magic, los Miami Heat de Erik Spoelstra no dieron tregua a los Indiana Pacers, quienes fueron barridos por la vía rápida algo inesperada antes de arrancar la serie. Fueron mejores a lo largo de la misma, y en pequeños detalles mostraron su superioridad. Basaron su ataque en el juego interior, atrapando 17 rebotes ofensivos y anotando 50 puntos en la pintura desde el segundo cuarto, frente a los 30 de Indiana. El dominio de los tableros y de la pintura palió su alarmante 26% en triples. 

Goran Dragic (23 puntos 10/21 TC) y Bam Adebayo (14 puntos, 19 rebotes y 6 asistencias), se pusieron el mono de trabajo en ataque. El base sobrepobló la zona (su 1/6 en triples así lo refleja), y generaba espacios para el pívot, que se nutrió como ancla interior de los de Florida.

A su vez, cabe destacar la aportación de la segunda unidad de Miami, quienes anotaron 41 de los 99 puntos obtenidos. Tyler Herro y Kendrick Nunn, el cual debutó en postemporada, lideraron la energía del banquillo que desequilibró la balanza a su favor. Discreta fue la aportación de su jugador franquicia, Jimmy Butler. El escolta disputó seis minutos cuando se llevó un golpe en el hombro izquierdo, el cual le llevó a ausentarse hasta la segunda mitad, donde se mantuvo en pista con una protección en la zona afectada. Limitó los movimientos de Butler, quien delegó su contribución a sus compañeros en este caso, los cuales respondieron. 

Por parte de los Pacers, el irregular Victor Oladipo se salió con 25 puntos, 8 rebotes, sumados a 5 asistencias y los mismos robos. El más intenso del cierre de temporada de los de Indiana, además del doble-doble (22 puntos y 14 rebotes) de Myles Turner. Secundados por los 21 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias de TJ Warren, más los 13 puntos y 7 asistencias de Malcolm Brogdon, señalados nuevamente por su regularidad a lo largo de la serie. Numerosos destellos en su estancia en la burbuja, lo cual nos daba esperanzas a ver una serie igualada. Se vieron muy limitados por el despliegue defensivo de los Heat. Con un partido bueno y dos malos, es complicado sorprender en PlayOffs, más a un equipo tan sólido como a los de Spoelstra.

PORTLAND TRAIL BLAZERS 115 – 135 LOS ANGELES LAKERS (1-3)

Si lo tuviesemos que resumir en una palabra desde el salto inicial, esa es dominio. Con la figura de Kobe Bryant en el recuerdo de todos, celebrando el que sería su 42 cumpleaños, los Lakers le rindieron homenaje jugando con su "Black Mamba Edition". El 15-0 de salida nos hizo presagiar un partido serio de los Lakers, quienes mostraron su mejor versión y no levantaron el pie del acelerador, que era la única duda que generaban a los aficionados.

Quien mejor para representar a Kobe en su día que su amigo LeBron James. Con 30 puntos, 6 rebotes y 10 asistencias en 28 minutos, mostró una superioridad abrumadora cada vez que pasaba el balón por sus manos. 10 de 12 en tiros de campo hablan por si solos. Su compañero Anthony Davis no jugó durante la segunda mitad, ya que tuvo espasmos en la espalda y por precaución no volvió a saltar a la cancha. La Ceja disputó 18 minutos, donde se fue a los 18 puntos, 5 rebotes y puso 5 tapones. La eficacia desde la media distancia fue impresionante por parte del interior de los Lakers, quien mostró una seguridad desde el codo imparable por parte de los interiores de Portland. El resto de compañeros de la franquicia angelina les escoltaron de maravilla, especialmente Kyle Kuzma, con 18 puntos (5/9 en triples), los 13 puntos y 8 rebotes de Dwight Howard o los 14 de Danny Green y 12 de Kentavious Caldwell-Pope.

Tras el desastroso 5/32 en triples del primer partido, los Lakers necesitaban seguridad desde la línea exterior, y lo consiguieron con el 43% de éste partido. Nuevamente se vieron cerrados en la pintura, y su 17 de 39 en triples marca una eficacia más que necesaria. Por no hablar de los Fast Break Points, o puntos al contraataque, marca de la casa en los Lakers. Desde las Finales de 2001, los angelinos no anotaban 25 puntos en transición, mostrando una de sus principales bazas de cara al resto del camino hacia el anillo. A su vez, los de oro y púrpura no anotaban 135 puntos en postemporada desde las Finales del 87 ante los Boston Celtics.

Una imagen muy débil de Portland, quien se vio superado desde el primer momento y no tuvo capacidad de reacción. Los problemas físicos, la falta de ideas y el cansancio acumulado por sus seeding games les hacen un resultado muy difícil de sobrellevar. Damian Lillard se retiró con molestias en su rodilla derecha, y Jusuf Nurkic tuvo que consolidarse como el líder en ataque de los suyos, con 20 puntos y 13 rebotes. McCollum y Carmelo Anthony trataron de seguirle, con 18 y 16 puntos, respectivamente. Vimos una mejor versión en la segunda parte, muy lejos de aquel 80-51 con el que se fuerona los vestuarios.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 5 meses
#contenidos: 
127
#Comentarios: 
270
Total lecturas: 
217,617