Solapas principales

Playoffs NBA: Philadelphia fuerza el séptimo

Antes de acabar el quinto partido, los aficionados del Scotiabank imitaron la famosa celebración de Joel Embiid con el avión al ser sustituído con +40 en el marcador. El camerunés, saliendo hacia el túnel de vestuarios, miró a Drake y le avisó. "Nos vemos el domingo". En una noche, Embiid se ha vengado de unos y ha cumplido la promesa. 

Y el domingo, en el game-seven, podrá cerrar la serie y la boca de los seguidores. Será en Toronto, claro — y si Joel llega sin problemas físicos más allá de la rodilla, puede dominar. También lo puede hacer Kawhi, o Butler, incluso o Siakam o Simmons. Siendo un game-seven, hasta VanVleet puede ser esa pieza clave, como no ha sido en estos playoffs. Pero hoy ha sido la redención de Embiid

PHILADELPHIA 76ERS 112 — 101 TORONTO RAPTORS  

Mucha gente se pregunta cada día, cuando se despierta. ¿Qué me deparará el día de hoy? ¿Qué sorpresas tendrá la vida para mí en este soleado domingo? Para aficionados de Raptors y Sixers, al menos para uno de los dos, la respuesta es una histórica victoria en un séptimo partido de las semifinales de conferencia de la NBA. Para el otro, la nada.
 
Peor aun, la tristeza y desolación que genera la derrota; y luego la nada. La esperanza apunta hacia los Raptors, las sensaciones para Philadelphia y la desgracia, para todos los que quieran ver el séptimo y Game of Thrones, ya que serán al mismo tiempo. 
 

Butler fue quien lideró la cruzada de los Sixers, con una primera parte de auténtico referente. Por un momento, pareció que el equipo es suyo. Solo la afición, en deuda eterna con Joel Embiid, recordó quién es el auténtico baluarte del proceso en los últimos años. Butler acabó con 25 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias. Embiid se unió tarde a la fiesta, en la segunda parte, pero cerró la noche con un doble-doble de 17+12, dos señores tapones a Kawhi Leonard y sobre todo, un +40 en pista. No es una errata, no. MÁS CUARENTA. 

Y si el quinto fue la tormenta perfecta de Toronto, con aportaciones estelares de los cinco titulares, ayer volvimos a ver la versión más dependiente. A los 29 de Kawhi solo acompañó, y con más números que sensaciones, un Pascal Siakam con 21 y todavía entre algodones. Siendo habitualmente el jugador con más minutos en pista para Nurse, se ha quedado en solo 33, el titular con menos. 

El último cuarto, tras alcanzar el +24 con un tiro libre de Butler, ha sido un trámite para bajar la diferencia a 12. Uno con todavía los titulares en pista y polémica, tras una flagrante de Embiid por un golpe en la cara de Marc (7 puntos). Porque tras seis partidos y cuatro de regular season, las facturas empiezan a pasarse. Demasiados nombres, demasiadas estrellas en una eliminatoria que se preveía tensa desde el primer día. 

La factura más cara la puede devolver Joel a los aficionados [y a Drake] que hicieron el avión. El domingo. Y el futuro de Kawhi en juego. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
94
#Comentarios: 
261
Total lecturas: 
269,233