Solapas principales

Portland Trail Blazers: difícil futuro ¿con Stotts?

  • Terry Stotts está en la cuerda floja.
  • Jusuf Nurkic es agente libre restringido. Si le renuevan se dispara el impuesto de lujo

Los Blazers perdieron esta semana en Nueva Orleans por 131-123 y consumaron su eliminación a manos del equipo de Lousiana por 4-0 con el factor campo a favor. Tras hacer una buena temporada, la temprana y contundente derrota hace peligrar el proyecto de Portland, que lleva varias temporadas dentro de la clase media de la Conferencia Oeste, pero que, como veremos, le va a costar dar el siguiente paso.

Tras una liga regular en la que terminaron terceros de Conferencia, con un balance de 49-33, los Blazers se las prometían muy felices contra unos Pelicans que jugaban sus primeros playoffs después de 3 temporadas y no podían contar con DeMarcus Cousins. Sin embargo, el equipo ha defendido muy mal (ratio defensivo de 114,7, en liga regular 104,2) y en ataque ha dependido mucho de las individualidades, con un Lillard frenado (18,5 puntos por partido con 35,2% en tiros de campo) y un Nurkic de escasa trascendencia (11,8 puntos). La imagen que ha dejado Portland es de un equipo que todavía está muy lejos del nivel de los dos favoritos en la Conferencia Oeste (Houston y Golden State) y los contratos sobrepagados que tienen son un escollo muy difícil de superar.

Lo primero que tendrá que decidir la gerencia de Oregon es la continuidad de su entrenador. Terry Stotts ha dirigido a los Blazers en las últimas seis temporadas, donde ha consolidado a su equipo en playoffs, pero nunca ha dado con la tecla en los mismos. Según apunta Marc Stein, de ESPN, los Blazers podrían despedir a su entrenador en los próximos días. No parece que el problema esté en el técnico, puesto que, como manifiesta Stein, los Magic estarían interesados en contar con él. Seguro que hay más franquicias que se plantearían su contratación si finalmente Stotts es despedido.

Pero el principal problema de Portland no ha estado en la cancha. Es cierto que en playoffs el equipo no ha mostrado su mejor rendimiento, pero también debemos puntualizar que Stotts ha tenido un déficit de talento en varias posiciones y que el general manager (Neil Olshey) no ha sabido cubrirlas adecuadamente.

La actual plantilla de Portland comenzó a gestarse en el verano de 2015. En ese verano, Olshey decidió pulsar el botón de la reconstrucción, para reforzar al equipo mediante el draft. Traspasó a Batum a Charlotte y dejó marchar, como agentes libres, a hombres importantes como Robin Lopez y LaMarcus Aldridge. Como pasa en todos los casos, ni entrenador ni jugadores salen a perder, así que la rejuvenecida plantilla, liderada por Lillard y McCollum, hizo una temporada por encima de lo esperado y se clasificó para playoffs. En el verano de 2016, la gerencia pensó que el roster era el adecuado para aspirar a grandes cotas y renovó a Allen Crabbe (75 millones en 4 años), Moe Harkless (40 millones en 4 años), Meyers Leonard (41 millones por 4 años) y CJ McCollum (106 millones por 4 años). Además, fichó a Evan Turner por 70 millones por 4 años. Con esta política de fichajes, Portland se aseguraba contar a largo plazo con la plantilla que le había llevado a playoffs, pero se quedaba con un payroll altísimo que apenas le permitía hacer movimientos.

Las dos siguientes temporadas de los Blazers han terminado de la misma manera: eliminación en primera ronda de playoffs. Además, la sensación era que podían superar alguna ronda, pero jamás competir por cotas altas, algo que Lillard ya intuía y por eso se reunió, a finales de enero, con el propietario de la franquicia para hablar del futuro rumbo de la franquicia. Lillard pidió al dueño el fichaje de algún jugador que diera un salto de calidad a la plantilla y sugirió el nombre de DeAndre Jordan. Como sabemos, finalmente la gerencia no hizo movimientos en el mercado de invierno.

Como hemos visto en la tabla salarial, el general manager está atado de pies y manos a la hora de efectuar movimientos. La plantilla actual se irá a los 110 millones (el impuesto de lujo está en 101) y además Jusuf Nurkic es agente libre restringido, de modo que deberán ofrecerle un jugoso contrato para seguir en Oregon. Es muy difícil traspasar contratos tan altos y de tan bajo rendimiento como los de Turner, Harkless o Leonard, aunque el verano pasado lograron deshacerse de Crabbe. Olshey deberá hacer milagros para reforzar la plantilla y evitar que Lillard y McCollum tengan la sensación de estar en un proyecto que no aspire, ni siquiera, a las finales de conferencia.

Damian Lillard and C.J. McCollum Combine for 58! To Beat The Warriors

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 1 mes
#contenidos: 
148
#Comentarios: 
458
Total lecturas: 
402,537

Comentarios

Demasiado bulto sospechoso en este equipo, falta de personalidad y carácter ganador en sus estrellas y entrenador, Lillard es élite de la liga en ataque pero no en defensa, McCollum está sobrevalorado, Nurkic y Evan Turner son buenos jugadores de equipo, lo demás es todo campo.

Nurkic ha pagado la novatada en P.O. Debería seguir, es muy joven aún.
Stotts creo que será la cabeza de turco (Blatt encajaría muy bien en esta plantilla).
Y fundamental fichar veteranos de guerra, si son europeos mejor, como ha hecho Phila o Utah