Solapas principales

¡Con todos ustedes, Sam Bowie! (Foto: bigbluehistory.com).

Sam Bowie: la fragilidad del chico del millón de dólares

  • Los Trail Blazers querían reconstruir la franquicia con un pívot como piedra angular. Como lo fue Bill Walton. Bowie era el segundo mejor tras Olajuwon. El aviso en Kentucky parecía quedarse en sólo un susto tras su año rookie. En su segundo año se desencadenaría un temporal de lesiones que lastraron la que podría haber sido una gran carrera profesional

"Estoy jugando. Eso es lo que realmente importa". La previa ante Portland Trail Blazers erigía como principal protagonista del duelo al integrante más grandullón del roster de los Heat. Eric Spoelstra, técnico de Miami, decidía que Greg Oden estaba preparado para jugar su primer partido como titular contra su ex equipo. Su reincorporación a la liga era mérito del empeño del jugador por volver a saltar a la cancha, de abandonar el sofá mientras sus compañeros de liga se ganan la vida -y se divierten jugando. Greg Oden. Aquel que tuvo la osadía de elegirle en primera posición del draft del 2007. ¡Maldito seas! Kevin Pritchard por elegir al pívot de Ohio State -uno de los llamados a tapar el vacío no cubierto por Dwight Howard- por encima de Kevin Durant. Por pensar que tal vez tu equipo necesitaba imperiosamente un pívot con un futuro inmejorable como gladiador de la pintura.

¿Acaso eligió lesionarse? ¿Y volverse a lisiar? ¿Y hacerlo de nuevo?

floridastate.jpg

Bowie se eleva ante Florida St. (Foto: bigbluehistory.com).
Bowie se eleva ante Florida St. (Foto: bigbluehistory.com).

 

Tampoco Sam Bowie.

"Pensé que podía jugar 15 temporadas en la NBA y ganar un par de anillos para los Trail Blazers". El ya retirado jugador de 2.15 se defendía así en una entrevista fechada a finales del 2012 en las que quería acallar los rumores sobre si mintió a los Blazers en los exámenes médicos anteriores a su elección como número dos del draft de 1985: por detrás de Akeem Olajuwon y precediendo a Michael Jordan !Glups! Unas declaraciones de poco más de un minuto de duración en un documental de la ESPN sobre su figura ('Going Big') ponían en evidencia toda su honorabilidad conseguida como jugador, en sus horas y horas en el gimnasio rehabilitándose de sus 3 graves lesiones en la rodilla. Bowie negaba no sentir nada mientras los médicos examinaban su tibia izquierda, con suaves golpes de martillo. El dolor sí era presente pero el pívot se jugaba mucho. Una mentira 'piadosa' merecedora de un ligero reproche, porque el jugador pasó con éxito innumerables controles médicos: gammagrafía, rayos X, resonancias magnéticas, pruebas de estrés...Siete horas infinitas.

Una incipiente estrella

sampsonbowie.jpg

Sampson contra Bowie (Foto: openmcdonalds.com)
Sampson contra Bowie (Foto: openmcdonalds.com)
Hagamos primero un ejercicio retrospectivo para conocer la magnitud del personaje para tratar de entender -que no significa aceptar- el posterior linchamiento. Sam Bowie estaba llamado a ser uno de los grandes dominadores de la pintura. La sombra de su figura ya era muy alargada en su época de High School (Lebannon, PA). Y eso que en sus primeros años lo descartaron por ser demasiado alto. En su año junior fue considerado como el mejor jugador del país superando a la futura estrella de la NCAA, Ralph Sampson. El de Virginia, sin embargo, le ganó la partida en el Capital Classic y en el Open McDonalds (Foto) donde taponó 10 lanzamientos. En Charlotte, 1979, se concentró la que para muchos es la mejor hornada de talentos. A los dos mencionados había que unirles James Worth, Sidney Green, Darren Daye (MVP), John Paxson, Isiah Thomas, Dominique Wilkins, Clark Kellogg, Antoine Carr, Dirk Minnifield...El tiempo puso a cada uno en su lugar pero las expectativas que levantó aquella clase superó las de cualquiera que le precedió y sucedió. Y como insignia, dos gigantes llamados a dominar una década. A Samuel Paul le gustaba mucho la fama y cómo ésta le ayudaría a ganar mucho dinero. Firmaba los autógrafos como 'El Chico del Millón de Dólares' (su primer millón lo ganaría en su segundo año como profesional). Siempre tuvo claro que no pasaría apuros económicos y así se lo hizo saber a su madre (había perdido a su padre).

Bowie se quedó con las ganas de ir a Moscú.

Etiquetas

'Boo' se decidía por Lexington. En su primera temporada en Kentucky Wildcats acaparó tantos elogios que los entrenadores le premiaron con su inclusión en el primer quinteto de la división All-SEC. Su carta de presentación fue, en números, de 12.9 puntos, 8.1 rebotes y 2.1 tapones, con un 53% de acierto. Este impacto tuvo su regalo en la selección para el equipo Olímpico quecdebía acudir a los Juegos de Moscú del 80. El boicot del presidente Jimmy Carter impidió que también fuera conocido a nivel internacional. En su año sophomore ya fue All American e incrementó sus números (17.4p, 9.1r, 2.6t y 52% en TC). Su equipo llegó hasta la tercera ronda del torneo de la NCAA, siendo eliminado por una Duke entonces liderada por Mike Gminski.

La primera caída en su viacrucis de lesiones se produjo en el penúltimo partido, contra Vanderbilt. Fue en un mate. Bowie balanceó demasiado su cuerpo descargando la mayor parte de su cuerpo sobre la pierna izquierda. Esto no le impidió seguir jugando e incluso disputó el partido contra Alabama-Birminham en segunda ronda del March Madness. Kentucky cayó derrotado y las crónicas hablan del peor partido de Bowie en toda la temporada (8 puntos y 4 rebotes). En verano se le diagnosticó una fractura por estrés en la tibia izquierda. La evolución no fue todo lo bien que se esperaba y se pasó dos temporadas en el dique seco.

Auburn vs. Kentucky 1984

Kentucky tenía un buen equipo en el curso 84-85, temporada en la que volvió Sam. Acabó la temporada regular batiendo a la Auburn de Charles Barkley y Chuch Person, el primer equipo que les ganaba tras un 12-0 de inicio. A 'Boo' le tocaba empezar desde cero, pero contaba con una mayor ayuda en las cercanías de la zona con dos ex ACBs:  Melvin Turpin y el espectacular Kenny Walker. El equipo se alzó con la Seed #1 por el Midlest. Empezaron ganando a la Brigham Young del ex Primera B Devin Durrant (Santa Coloma y Guadalajara); luego le siguió un triunfo contra Louisville, rival estatal, y otro más apurado ante Illinois, donde jugaba el ex Androrra George Montgomery. El plato fuerte llegó en Semifinales, ante la Georgetown de Pat Ewing. Samuel ya se había enfrentado al mejor center puro de la liga, Akeem Olajuwon, con notable éxito (8 puntos y 18 rebotes para Bowie y 14+12 para el nigeriano, eliminado por personales). Tenía un nuevo reto ante el segundo mejor center. Bowie acabaría el partido con otro doble doble (10p, 11r y 2 tapones) aunque estuvo muy bien vigilado. Lo mismo que Pat Ewing (8p, 9r), al que le llegaron pocos balones. Bowie estuvo muy sólo (mal partido para Turpin y Walker) mientras que el jamaicano contó con buenas aportaciones de David Wingate y Michael Jackson, un base que acabó atrapando 10 rebotes y que volvería a ser determinante en la final ante Houston.

1984 NCAA Basketball National Semi-Final - Kentucky vs Georgetown

Los Hoyas dejaron en 40 puntos a Kentucky. Sam Bowie cerraba sus cinco años de NCAA con unos esperanzadores 10.5 puntos, 9.2 rebotes, 1.9 tapones y 1.9 asistencias. Llegaba la hora de la verdad ¿Se convertiría en el chico del millón de dólares?

Michael Jordan no entraba en los planes

"Lo que el equipo necesitaba era un pívot capaz de pasar, taponar y correr la cancha como el esbelto jugador de Kentucky".

Michael Jordan.

Michael Jordan, presentado por los Bulls (Foto: Suns Time Media)
Michael Jordan, presentado por los Bulls (Foto: Suns Time Media).
Jack Ramsay, coach del equipo, indicó unos años después que "el nombre de Jordan no apareció" en ninguna de las quinielas de los Blazers. Por buscar un referente actual, Sam Bowie se asemejaría bastante a la figura de Tim Duncan. Era un gran pasador, un buen anotador y reboteador, que taponaba muy bien y corría como pocos. Un jugador incluso más completo que Ralph Sampson, quien dominó el campeonato mientras el 2.15 de los Wildcats estaba lesionado. 

Los Blazers necesitaban cubrir con urgencia la posición de cinco. Tenían talento en Clyde Drexler, Jim Paxson y Kiki Vandewhege.  Paxson había superado la veintena por partido la temporada anterior y Clyde Drexler, una de las estrellas de los Houston Cougars, estaba en plena progresión. No necesitaban del escolta de Brooklyn que, además, tampoco había tenido unos destellos espectaculares con Dean Smith en North Carolina. Tampoco nadie esperaba semejante impacto (aunque tras los JJOO de Los Angeles el futuro exitoso parecía asegurado. Otro punto a tener en cuenta fue que la venerada figura del pívot se consideraba fundamental como piedra angular de una franquicia en una correcta reconstrucción enfocada al anillo. Lo habían conseguido con Bill Walton. Y otra prueba más: la NBA había multado a los Blazers por los contactos que mantuvieron anteriormente con Pat Ewing y Akeem Olajuwon (Drexler era compañero de The Dream). Existía, además, plena confianza en las elecciones del GM Stu Inman -nombre clave en la expansión de la franquicia- más allá de la primera ronda. Ese mismo año regalaría a  Jerome Kersey en el mismo draft. Único jugador profesional surgido de Longwood, una pequeña universidad privada de Virginia. Riesgo cero en una selección muy fructuosa para los oregonianos.

Y fue entonces cuando el jefe médico Robert Cook dio el Ok en los campamentos pre draft. No había muescas de aquella lesión que le dejó en el dique seco por espacio de dos temporadas. Stu Inman tenía claro que iba a elegirlo si pasaba el exhaustivo examen médico.

Rockets y Blazers se jugaban el poder ser dominantes en unos pocos años. Un cara o cruz decidió que los tejanos elegían en primer lugar. Por desméritos aquella segunda elección correspondería a los Pacers, que poseían el segundo peor registro de la temporada. Sin embargo esta posibilidad la cedieron a los oregonianos cuando en 1981 recibieron al pívot Tom Owens, quien sólo jugo una campaña en Indianapolis promediando 10.5 puntos y 5 rebotes.

Con el #1 Houston elegía a Akeem Olajuwon. Con el #2 los Blazers se hacían con el segundo mejor pívot entre abucheos de los fans congregados en el Felt Forum del Madison Square Garden. Chicago Bulls seleccionaba a Michael Jordan. Al respecto cabe apuntar que la franquicia de Illinois estuvo tentado a cambiar su tercera elección por el grandullón Tree Rollins (Hawks), pero al final recularon al estimar que no era suficiente.

Vía Crucis con tres caídas más

"Jugué 76 de 82 partidos lo que significa que el hueso era fuerte".

oregonian.jpg

Sam Bowie y Darnell Valetine (Foto: The Oregonian).
Sam Bowie y Darnell Valetine (Foto: The Oregonian).

La temporada de Bowie como rookie fue sólida. No parecía haber rastro de aquella rotura de la espinilla izquierda diagnosticada inicialmente como 'calambres'. Stu y el doctor Cook respiraban después de que 'su chico' promediara 10 puntos, 8.6 rebotes, 2.7 tapones y 2.8 asistencias. Aquella temporada los Blazers dieron un paso adelante. Superaron a los Mavericks -un equipo que iba ganando en solidez-en primera ronda de Playoffs y cayeron ante los Lakers en la siguiente eliminatoria. El bahameño Mychal Thompson se desplazó a la posición de power forward promediando más de 18 puntos y casi 8 rebotes. Vandeweghe kakareaba más alto que nadie desde la anotación (22.4ppp) y Jim Paxson mantenía su tono anotador pese a la amenaza de un progresivo Clyde Drexler, quien pasó de los 7.7 ppp de su año rookie a los 17.2ppp del siguiente curso. Los Bulls de Michael Jordan ganaban sólo 38 partidos, pero el escolta promediaba 28ppp, 6.5 rebotes, 5.9 asistencias y 2.4 recuperaciones. Olajuwon, 20.6 puntos, 11.9 rebotes y 2.7 tapones. Houston caería en primera ronda de Playoffs contra los Jazz de la 'extraña pareja' aunque Stockton todavía esperaba la titularidad desde la segunda unidad.

1985-86 Celtics @ Blazers pt. 13

El bofetón llegó en la siguiente temporada (84-85). En febrero de 1985 Bowie se rompía la pierna derecha después de la exhibición de Larry Bird en el Coliseum (47 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias), La temporada siguiente, la derecha. Lesiones muy raras. Según los reports de la época,  sólo había 35 casos como el de Bowie registrados en el mundo. En la pretemporada del curso 86-87 el Wildcat se rompía la tibia derecha en un entrenamiento de tiro. Sólo jugó 62 partidos de 246 por espacio de tres temporadas (511 de 820 a lo largo de su carrera NBA).

bowielakers.jpg

ùltima parada, Lakers (Foto: John W. McDonough/SI.com).
ùltima parada, Lakers (Foto: John W. McDonough/SI.com).
En una buena maniobra, los Blazers se hacían con la estrella de los Nets, Buck Williams y enviaban a Bowie a New Jersey junto con una primera ronda de draft con la que seleccionarían a Mookie Blaylock.  Allí jugó por espacio de 4 temporadas siendo la primera la más productiva (14.7p, 10.1r y 1.8t). En las siguientes campañas coincidió con Drazen Petrovic, otro rebotado desde Oregon. No tuvo contratiempos físicos importantes pero está claro que su cuerpo no era el mismo que el de su primera temporada rookie. Un trueque por Benoit Benjamin le llevó a los Lakers donde jugó por espacio de dos temporadas, retirándose en 1995.

Las lesiones como profesional -aunque la amateur fue ya un aviso que tal vez no se tuvo demasiado en cuenta- le alejaron de las estrellas. Se estima -según datos registrados en basketball-reference.com- que ganó más de 15 millones de dólares en 10 temporadas. Sus promedios totales fueron de 10.9 puntos, 7.5 rebotes y 1.8 tapones. Mucho mejores que una gran número de pívots en la NBA, pero se quedó sin ser All Star, sin anillo. Tras retirarse se mudó a Lexington (Kentucky) para entrar en el mundo de los caballos. Kentucky es la principal referencia cuando se habla de carreras de équidos.

Sigue viviendo de su inversión en este negocio. No sabemos si sin importarle mucho o poco que su nombre salte a los titulares cada vez que alguna alta elección en el draft sea un fracaso absoluto.

Tal vez se haya cometido una injusticia con él.

Sam Bowie: Going Big (Basketball Documentary)

Sobre el autor

Antiguedad: 
10 años 1 mes
#contenidos: 
1,133
#Comentarios: 
11,671
Total lecturas: 
8,503,879

Comentarios