Solapas principales

Serial de padres e hijos campeones de la NBA (parte 1)

  • ¿Cuántos personas han ganado un anillo de la NBA? ¿Y cuántas de ellas han visto ganarlo también a su hijo? En este serial se cuenta la historia de aquellas familias que lo han conseguido.

En la temporada 2019-2020 se ha iniciado la septuagésima tercera edición de la NBA, 73 años ininterrumpidos de la mejor liga de baloncesto del mundo. A lo largo de todos estos años se han producido anécdotas de todo tipo y curiosidades varias que alimentan el libro de las otras estadísticas de la NBA, aquellas que van más allá de los números y el rendimiento durante los partidos.

stephen_curry_ante_blazers.jpg

Stephen Curry ante los Blazers. Vía: NBA
Una de las curiosidades de frecuente consulta es aquella que tiene que ver con la cantidad de familiares que han jugado en la liga, especialmente la que concierne a padres e hijos. Por la relevancia actual de Seth Curry, y sobre todo la de su hermano Stephen, a todos se nos viene a la cabeza su padre Dell Curry. Pero, ¿cuántos exjugadores de la NBA han tenido hijos que, a su vez, han jugado también en la NBA? La respuesta es la nada desdeñable cantidad de 82, incluyendo jugadores emblemáticos como Dolph Schayes, George Mikan, Patrick Ewing, Rick Barry (tres de sus cuatro hijos varones han jugado en la NBA) o John Stockton (su hijo David también jugó en los Utah Jazz).

La lista se reduce considerablemente si sólo se consideran padres e hijos ganadores ambos de, al menos, un anillo de campeón. En este caso la lista se reduce sólo a cuatro apellidos (por orden cronológico los Guokas, los Barry, los Walton y los Thompson).

 

Matt Guokas Sr & Matt Guokas Jr.

Matthew George Guokas Jr. nació el 25 de febrero de 1944 en el seno de una familia de jugadores de baloncesto. Por aquel entonces, su padre, Matthew George Guokas Sr. estaba jugando en los Trenton Tigers (del estado de New Jersey) de la American Basketball League, que fue un primer intento de profesionalizar el baloncesto a lo largo de todo el país. Esa liga competía en importancia con la National Basketball League (NBL), la otra liga profesional de baloncesto estadounidense de la época. Ahí estuvo hasta 1946, que fue el año en el que se fundó, coincidiendo con el fin de la II Guerra Mundial, la Basketball Association of America (BAA). Tres temporadas más tarde, la BAA se fusionó con la anteriormente mencionada NBL para formar la todavía vigente National Basketball Association. De hecho, la NBA reconoce a la BAA como su precursora y contabiliza todos los títulos de esta última como válidos a todos los efectos.

Matt Guokas Sr sólo disputó esa primera temporada en la que se fundó la BAA (temporada 1946-47), llegando a jugar 47 partidos de liga regular y 8 de playoffs, suficiente para conseguir el campeonato defendiendo los colores de los Philadelphia Warriors (franquicia que en 1962 se mudaría a la bahía de San Francisco para denominarse San Francisco Warriors primero y Golden State Warriors después), curiosamente en la ciudad que le vio nacer el 11 de noviembre de 1915.

Por desgracia, su carrera en la recién formada liga terminó repentinamente nada más ganar el campeonato. En junio de 1947 sufrió un terrible accidente de coche en el que perdió su pierna derecha. Matt Guokas Sr no había cumplido todavía los 32 años. A partir de entonces siguió ligado al deporte de su ciudad, pero en este caso a los Philadelphia Eagles de la NFL en calidad de comentarista deportivo para la cadena de radio WPEN-AM así como director del área deportiva de ese dial.

En el momento del accidente de coche de su padre, Matt Guokas Jr contaba tan sólo con 3 años de edad. Fue un niño con una buena educación, asistió a clases de piano durante 8 años y cursó sus estudios de enseñanza secundaria y universitaria en los mismos centros que hizo su padre, el St. Joseph’s Preparatory School y St. Joseph’s University respectivamente. En ambos lugares destacó (al igual que había hecho su padre) en el baloncesto, siendo una estrella local que destacaba especialmente por su capacidad de asistir y robar. Jugaba principalmente de escolta (Shooting Guard) aunque ocasionalmente lo hacía como alero (Small Forward). Su buen rendimiento le permitió ser elegido en la novena posición del draft de la NBA del año 1966. Fue elegido por los 76ers, en esa época afincados ya en Philadelphia desde el año 1964 cuando la franquicia se mudó de Syracuse coincidiendo con la mudanza, a su vez, de los Philadelphia Warriors a San Francisco dos años antes. Curiosamente, padre e hijo jugaron en la NBA para los equipos afincados en Philadelphia, pero perteneciendo a franquicias diferentes.

Los Philadelphia 76ers en los que recaló Matt Guokas contaban en sus filas a estrellas del momento como Wilt Chamberlain o Hal Greer y a una futura estrella como Billy Cunningham en su año de sophomore. Esa temporada consiguieron un balance de 68-13 en liga regular, el mejor record de la historia en ese momento y consiguieron batir en las finales de conferencia a unos todopoderosos Boston Celtics (con nombres por todos conocidos como Bill Russell, John Havlicek o Sam Jones aunque ya sin Bob Cousy, retirado en 1963) que venían de encadenar 10 finales de la NBA consecutivas, las 8 últimas ganadas. Este dato pone en valor aún más el tremendo equipo que tenían los Sixers esa temporada. De hecho, este equipo fue nombrado por la NBA como el mejor equipo de la historia en la gala celebrada en 1980 con motivo de la conmemoración a los 35 años de historia de la liga. Para añadirle más misticismo a este equipo, no volvieron a disputarse más partidos en el mítico “Philadelphia Convention Hall”, hogar hasta esa temporada de los encuentros que los Sixers jugaban como local. A partir de la temporada siguiente, la nueva casa de los Sixers fue el también mítico “The Spectrum”, cancha que Matt Guokas estrenó en el primer partido de los Sixers en la temporada 1967-68 con victoria frente a los Lakers de Elgin Baylor, temporada en la que quedaron fuera de la final de la NBA en un dramático séptimo partido de final de conferencia contra los Celtics, que se tomaron venganza de la temporada anterior. Dramática fue la eliminación porque se produjo en el recién estrenado “The Spectrum” y porque los Sixers desperdiciaron una ventaja de 3-1 en la serie, siendo la primera vez en la historia que se producía este hecho.

La temporada siguiente fue la primera de muchas en la que los Sixers no consiguieron llegar a las finales, principalmente motivado por el traspaso de su estrella y vigente MVP, Wilt Chamberlain, a los Lakers de Los Ángeles a cambio de Archie Clark, Darrall Imhoff y Jerry Chambers, movimiento que puede parecer incomprensible pero que el General Manager de los Sixers aceptó por la amenaza de “The Stilt” de irse a la liga paralela ABA (la “American Basketball Association”, creada un año antes y en dura pugna por conseguir las estrellas de la NBA, que además ya había conseguido atraer en el año de su creación a Rick Barry después de su descomunal temporada en los Warriors, con los que promedió 35,6 puntos por partido). De haberse producido el paso de Wilt Chamberlain a la ABA, los Sixers no habrían recibido nada a cambio y la NBA se habría quedado sin su estrella.

A partir de 1970, cuando fue traspasado a los Bulls, Guokas pasó por una larga lista de equipos (Cincinnati Royals, Houston Rockets, Buffalo Braves y Kansas City Kings) hasta que en 1976 se retiró de las canchas.

Volvió a los Sixers como entrenador, como segundo de su excompañero de equipo (también en los Sixers) Billy Cunningham, con los que consiguió el campeonato en 1983 en el mítico equipo liderado por Moses Malone y Julius Erving. En 1985 asumió las riendas del equipo como entrenador principal hasta 1988. Un año más tarde, un nuevo equipo en la liga (Orlando Magic) llamó a su puerta y les dirigió hasta el final de la temporada 1992-93, temporada en la que entrenó al rookie del año, Shaquille O’Neal.

Y también en ese 1993, concretamente el 9 de diciembre, Matt Guokas Jr. perdió a su padre Matt Guokas Sr., a la edad de 78 años, poco tiempo después de romperse la cadera en una caída.

Con ellos empezó la lista de padres e hijos campeones de la NBA, y en este caso, ambos lo consiguieron en la ciudad que les vio nacer, jugando con el mismo número (14) y en su primera temporada en la competición.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 semanas 5 días
#contenidos: 
1
#Comentarios: 
0
Total lecturas: 
2,126