Charlando con Aíto en Berlín

Solapas principales

 

En el mes de agosto pasé 10 días en Berlín. Una ciudad muy viva, tolerante, multiracial, autocrítica y muy alternativa. Todo lo que no quiso que fuera Hitler. Reconstruida, prácticamente por completo después de la Segunda Guerra Mundial. Pero mantenida su historia en la conciencia de los berlineses y alemanes que pueden encontrar en cada esquina muestras de denuncia (placas, monumentos, exposiciones urbanas...) de los numerosos linchamientos públicos, asesinatos, barbarie y terror que impulsó el dictador de origen austriaco durante tantos años. También pudimos impregnarnos de las duras vivencias que precedieron a los nazis: la construcción del muro de Berlín, la alemania comunista controlada por los rusos y la alemania capitalista controlada por los EE.UU. No sólo estaba dividido el país, también Berlín a modo de isla. 

casa.jpg

Puerta de un edificio y a la salida, en el suelo, las placas de aquellos que fueron 'arrancados' de sus casas por los nazis en la Segunda Guerra Mundial (Fotos: Solobasket.com)

 

Además de buscar historia, cultura y ocio; allí tuvimos la suerte de quedar con Aíto García Reneses, con el que coindicimos un par de días.  Acudimos a la primera presentación de su equipo esta campaña, -el Alba Berlín donde vivirá su segundo año-, comimos con él y, amablemente, también nos hizo un tour por la ciudad. “Fijaos en estas placas doradas del suelo con nombres y fechas”, señaló de repente. Estaban delante de algunas casas, parques…, eran placas con el nombre grabado de las personas, fundamentalmente judíos, que los fascistas habían 'arrancado' de sus casas para trasladarlos a campos de concentración. Luego fuimos al 'sovietizado' parque de Treptow, que lo presenta una mega estructura y un monumento soviético. Todo con unas dimensiones impresionantes. Vimos el El Mercedes-Benz Arena, con 16.000 personas de capacidad, que anda muy cerca de algunos trozos de muro que se dejaron en pie para volver a recordar tantos años de represión, muertes y; tantos familiares y amigos forzosamente separados.

mercedes_arena.jpg

Al fondo, el moderno e impoluto Mercedes-Benz Arena que contraste con el primer plano de la foto, un trozo del conocido muro de Berlín (Foto: Solobasket.com)
Muchas personas de la organización del Alba Berlín, la cual podríamos conocer al día siguiente, aseveraban que creían que era el mejor pabellón de Europa. Y puede ser. “Suele llenarse mucho, aunque es verdad que la parte de arriba la cerramos yo creo que estaremos en una 9.000 personas, prácticamente, cada partido. Hay un gran ambiente. La verdad es que la ciudad me gusta mucho, el problema no es cuando hace frío, es cuando hay pocas horas de luz. Hay veces que amanece sobre las 9 y anochece sobre las 15:30. Para mí, eso es lo más duro”.

Durante aquellas horas, como imaginareis, muchas conversaciones se dirigieron hacia nuestro amado baloncesto. “La verdad es que trabajo muy agusto, la gente es comprometida y seria aunque no tengamos el mayor de los presupuestos y hayamos perdido jugadores importantes como Marius Grigonis que es un chico majísimo, inteligente y con muchísimo talento pero fue imposible retenerlo.  Fichó por el Zalguiris Kaunas. Recuerdo que a él le enseñé tu libro (Historia del Baloncesto en España) y a Stefan Peno… bueno a Peno le enseñé también otro del baloncesto balcánico, lo sabe todo. Peno es un verdadero loco del baloncesto y su historia” nos explica Aíto.

aito_y_carlos.jpg

Divertido y muy amable Aíto. Siempre interesante chalar con él; sea de baloncesto, fotografía, historia, naturaleza...
Hablando de chicos listos, le preguntamos por Ricky Rubio "¿Si le hiciste debutar con 14 años cómo se dio su primer entreno?". Me preguntaba yo. Aíto, orgulloso, deja ir una sonrisa: “bueno, lo de Ricky… era un niño adelantado a nivel intelectual y, sobre todo, a nivel madurativo. Parecía imposible. Mira, él solía venir a vernos a los entrenos”, -sigue el veterano técnico hasta que yo le interrumpo de forma casi explosiva-, “pues eso ya es una señal de caso único”-. Aíto me mira y reacciona rápido, “cuando jugaba, de chaval en el Estudiantes, yo iba siempre a ver entrenar a los mayores”,- yo vuelvo a interrumpirle-, “sí, pero estos son otros tiempos ¿cuántos más lo hacían o lo han hecho?”,- el maestro frunce el ceño pero acaba asintiendo y acabando de explicar la anécdota-, “muy pocos, es verdad. Sigo explicándote, un día, entrenando, que andábamos hasta arriba de lesiones, nos faltaba un jugador y él estaba en la grada, de nuevo, mirando cómo entrenábamos. Así que me dirigí hacia él y simplemente le pregunté que si quería sumarse al entreno. Me miró y me dijo que no tenía bambas pero… que las conseguiría. Salió rápido a buscarlas y en nada volvió a la pista con nosotros. Pronto vi que podía ayudarnos en los entrenos y no mucho más tarde después vi que también podía hacerlo en los partidos debutando en Granada con un gran partido, de hecho, nos ayudó a ganarlo en los momentos finales. Lo suyo es muy difícil que se repita” acaba el técnico madrileño. Más temas, me lancé a preguntarle si era él o Pesic el técnico más veterano de Europa. Rápido, sondeó en su móvil antes de responderme… “veo que el tiene dos años menos. Yo tengo 72” me confirma. “Entonces… ¿hasta cuándo seguirás? Tú que estabas tan tranquilo con tu fundación”.  Le comento. “No lo sé. Es que aquello es otra cosa, no es entrenar”. Xabier Añua, maestro del maestro, me ha llegado a decir que cree que Aíto es capaz de morir con las botas puestas pero tal vez estaba bromeando.

Lo dicho, al día siguiente el Alba Berlín presentaba a su equipo ante los medios de comunicación, lo hacía en una cancha pequeña pero bien preparada y acogedora. Allí suelen entrenar. “No es un hándicap, esto ocurre en la NBA habitualmente” me explicaba más tarde el canario Himar Ojeda, director deportivo del club. Ojeda era el primero en atender a los medios. Los periodistas alemanes me parecieron, -la rueda de prensa fue en inglés-, profesionales, respetuosos y de edades variadas. De los veinte y bastantes para muy arriba. Indicios de estabilidad. Por lo que me explican también tienen independencia, por regla general. Envidia sana. ¡¡¡Muchos ánimos a los periodistas de todo el mundo que no tengan esas condiciones!!! Evidentemente, es imposible hacer periodismo sin esas condiciones.

dlmaj5dx0aabj4h.jpg

Himar Ojeda, arquitecto del proyecto del Alba Berlín, atendiendo a los medios alemanas (Foto: Solobasket.com)

Himar explicaba que el año pasado fueron la sorpresa, se colocaron como subcampeones de Liga y Copa en Alemania, ante otros clubes germanos mucho más potentes como el Bamberg y el Bayer. Luego, en privado, me comentó que Luke Sikma llegó sin tener grandes ofertas de Europa pero que, tras ser nombrado el curso pasado MVP de la Liga, han tenido que luchar por poderlo mantener. “No me costó mucho traerlo. Ya nos conocíamos, le traje directo de la universidad al UB La Palma (2011-12). Aquí juega diferente a como lo hacía en Valencia. Aquí tira mucho más, allí distribuía mucho más el balón. Se adaptó a ese nuevo rol”. Recuerdo en una conversación con Pedro Martínez, el año pasado, en la que me decía que para los bases jugar con Sikma es una bendición. Himar me confiesa que fue un acierto haberle fichado por dos años. Y sobre Aíto, ¿te costó mucho que debutara en el extranjero? “La verdad es que sí, me llevó un tiempo convencerle. El es una persona que quiere analizar bien las cosas pero al final aquí lo tenemos, es otra suerte”. Sin duda, Sikma no fue el único que consiguió ser galardonado en Alemania, el veterano técnico también fue elegido mejor entrenador. “Y es muy curioso porque hay dos premios, uno de ellos es muy divertido porque lo eligen los jugadores que a los que les preguntan qué entrenador les gustaría que les entrenara. Así que es todo un honor”.

El Alba también competirá en la Eurocup, concretamente en el grupo C donde no hay ningún equipo español pero sí el Cedevita de Sito Alonso, uno de los tantos alumnos Aíto García Reneses. Suerte a todos, que gane el mejor.

 

Comentarios

¡Grande Don Alejandro, como siempre! ¡Y maravillosa Berlín! ¡Qué maravilla de ciudad y cuanto sufrimiento (provocado, y en carne propia) ha visto!

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar