Solapas principales

Anthony Randolph evita que el Real Madrid se queme en Turquía (82-86)

Duelo clave para ambos conjuntos en la jornada número 21 de Euroliga, donde los locales tratarán de hacer un fortín en su pabellón y quemar sus últimos cartuchos para salir del pozo en la clasificación. En cambio, el Real Madrid necesita aprovechar la derrota de Fenerbahçe ante el Bayern Münich y ponerse a una victoria de ellos, teniendo en cuenta que los líderes deben visitar el WiZink Center. Con los averages positivos ante sus rivales directos, los de Pablo Laso tienen encarrilado el factor cancha para los cuartos de final.

Darussafaka 2/8 en triples al descanso. El Real Madrid, 8/17. Los de Pablo Laso impusieron un ritmo de juego y de anotación que mermó a Darussafaka. Los locales estuvieron muy erráticos de cara al aro, con malos porcentajes en el tiro, y dependiendo de la inspiración de Toney Douglas. El Real Madrid anotó 53 puntos, y cada intento de reacción local, contestaban desde la línea de tres.

Reacción turca que desconectó a los de Pablo Laso. Un parcial de 44-31 en la segunda parte a punto estuvo de dar un susto al Real Madrid, quien llegó a tener 17 puntos de ventaja. El acierto desde la línea exterior, y el liderazgo de Toney Douglas y de Jeremy Evans metió miedo en el cuerpo del conjunto visitante, quien se llevó el partido desde la defensa final.

Anthony Randolph decidió el partido. Con 15 puntos, 5 rebotes 2 asistencias y 1 tapón, el esloveno fue fundamental para evitar la derrota de los suyos en suelo turco. Una última defensa en la que fuerza la pérdida de Toney Douglas decantó la balanza para los suyos.

Los de Pablo Laso son conscientes de su oportunidad para recortar distancias con el líder, y no iban a permitir salir con una marcha menos que el rival, dinámica que se repitió durante los últimos partidos.

Kirolbet Baskonia sufrió la semana pasada las consecuencias del infierno turco. El pabellón de Darussafaka fue un caldero que incomoda a cualquier rival. Los locales salieron intensos en defensa, presionando las líneas de pase, e intimidando bajo los aros, sin temer la figura de Walter Tavares. En pista, Facundo Campazzo fue el reflejo de las indicaciones de Pablo Laso, y dirigió en todos los ámbitos del juego, ayudando a Anthony Randolph a ser el faro en ataque (9 puntos).

El conjunto local estuvo muy errático de cara al aro (5/13 T2, 0/3 T3), lo que le lastró para mantenerse en el marcador al primer cuarto (16-23)

Un Real Madrid que aparentaba jugar a medio gas es suficiente para ir distanciándose en el marcador. Jugadores secundarios como Klemen Prepelic hacía daño a la defensa turca, con 10 puntos en el segundo cuarto. Darussafaka no mejora su acierto en el tiro, y la mayoría de sus puntos provienen de canastas en transición.

El único rayo de esperanza surgió sobre la figura de Toney Douglas. La estrella de Darussafaka anotó 6 puntos de manera consecutiva, sacando provecho de bloqueos directos que le crean espacios de tiro, y obligó a Pablo Laso a parar el encuentro.

El Real Madrid disolvía a base de triples cualquier intento de reacción turca. Los locales no son capaces de mantener el ritmo anotador de su rival, estando limitados por su porcentaje de acierto en el tiro. Un inspirado Trey Thompkins está inspirado en el tiro, y en estático es uno de los tiradores más fiables de Europa. Se jugó al ritmo impuesto por los visitantes, y el reflejo lo encontramos en el marcador (38-53).

Al conjunto blanco le bastó con mantener la solidez en ambos lados de la pista. Daba la sensación de que Toney Douglas y Jeremy Evans eran los únicos jugadores de Darussafaka que querían plantarle cara al Real Madrid. La agresividad local sirvió para ganar el parcial del tercer cuarto por 2 puntos, pese a no intimidar a los actuales campeones de la Euroliga.

Y al baile del tercer cuarto se vio obligado a entrar Jaycee Carroll, quien aumentó su marcador a 12 puntos (9 en el cuarto), para ser la referencia ofensiva del Real Madrid. Se encuentran muy cómodos en pista y sin demasiados esfuerzos para mantener las distancias con Darussafaka (59-72).

 

Un parcial de 15-6 en el primer tramo del último cuarto, tras una falta antideportiva de Prepelic, fue un atisbo de esperanza del conjunto local para lograr la remontada en su cancha. Tras los 17 puntos de ventaja que llegaron a cosechar los visitantes, llegaron a colocarse a 4 puntos de desventaja a falta de cuatro minutos. 

La tensión se palpaba en el ambiente al final del partido, ya que el Real Madrid desperdició la ventaja que acumuló a lo largo del encuentro, y no tenía tan clara la victoria como parecía. Los turcos llegaron a presionar hasta empatar el partido a falta de 34 segundos. Los de Laso se estaban quemando en el Volkswagen Arena, como ya hizo Kirolbet Baskonia la pasada semana. El ex-NBA Toney Douglas llegó hasta los 27 puntos y 6 triples, perfectamente secundado por los 18 puntos y 11 rebotes de Jeremy Evans. La desconexión del Real Madrid le estaba pasando factura (44-31 en la segunda parte). El duelo se decidió en una defensa a falta de 7 segundos, cuando Toney Douglas tomó una mala decisión penetrando y se topó con el hombre del partido, Anthony Randolph, haciendo que Darussafaka terminase ahogado en la orilla (82-86).

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 2 meses
#Contenidos: 
74
#Comentarios: 
174
Total lecturas: 
107,881

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar