Solapas principales

Baxi Manresa, al borde de una remontada épica (65-67)

  • Hapoel consigue una importante victoria tras un mal día en el triple de sus rivales

El fallo en el triple: El equipo de Pedro Martínez fue incapaz de anotar con consistencia desde la línea de tres puntos. Su más que insuficiente 0 de 10 al descanso les impidió superar a sus rivales en el marcador, que con los aciertos de Pnini y Ohayon desde la larga distancia encontraron un apartado diferenciador con el que mantener su ventaja. La mala racha en el tiro prosiguió durante el segundo tiempo, acabando el partido con un inédito 5 de 28.

De nuevo, el tercer cuarto: Las aspiraciones de Baxi Manresa en su anterior choque de Basketball Champions League frente al Turk Telekom se vieron frenadas en el tercer cuarto. Si bien la rotación era más que reducida en aquel partido (tan solo siete jugadores disponibles), la historia se repetía una semana después. El parcial de 12-21 tras la vuelta de vestuarios fue definitivo para que Hapoel consiguiera una distancia más que comoda en el marcador, que pese a la reacción final del conjunto catalán, terminó siendo insalvable.

La dupla Cline-Foster: La eficacia del Hapoel en ataque estuvo sustentada por la pareja formada por T.J. Cline y Marcus Foster. El primer acabaría el partido con 16 puntos y 9 rebotes, consiguiendo un decente 58% en tiros de campo. Foster, por su parte, aportaría 15 puntos y 4 asistencias, anotando en momentos clave del partido y permitiendo a su equipo mantener la ventaja durante todo el partido.

Pese al esperanzador inicio de los israelíes, los primeros puntos caerían para el equipo local, que por medio del buen movimiento de balón sería capaz de crear espacios con los que conseguir puntos fáciles en la pintura. Los cinco rebotes en ataque de Hapoel les generaban segundas oportunidades con las que solventar los tiros errados en primera estancia. El alto ritmo anotador de ambos equipos prometía un partido disputado y repleto de espectáculo, que vería en Joe Alexander su máximo anotador con 6 puntos, en un primer cuarto que terminaría con ventaja para los de Stefanos Dedas, liderando el marcador por 16-21.

La igualdad seguía vigente durante los primeros minutos del segundo cuarto, en los que el parcial inicial de 4-4 derivaba en un tiempo muerto del que el cuadro catalán saldría reforzado. Apoyados por el incesante ánimo de su afición, consiguieron reducir la distancia en el marcador a tan solo dos puntos, luego de un parcial de 5-0 liderado por Jaumpi Vaulet. La reacción del conjunto visitante no tardaría en llegar. A raíz de la mala gestión del balón por parte de sus rivales en las últimas posesiones, encontraron en el robo de balón un aliado ideal con el que aumentar la diferencia anotadora. Los instantes finales se vieron protagonizados por las constantes revisiones arbitrales, la inexactitud en ataque y un mayor esfuerzo defensivo. T.J. Cline, con 11 puntos, guiaría a los suyos hasta el definitivo 31-36 al descanso.

La dinámica vivida durante la primera mitad parecía repetirse en el comienzo del tercer cuarto. Los triples no entraban para Manresa y Hapoel, con un parcial de 0-7, ponía una diferencia de 12 puntos en el marcador, la máxima del partido hasta el momento. Cline, de nuevo, tomaba las riendas de su equipo en ataque, anotando con relativa facilidad y asistiendo cuando la defensa se centraba en él. Con cuatro minutos disputados, Baxi tan solo había conseguido anotar un punto. La apisonadora israelí seguía provocando dolores de cabeza a sus rivales, que se veían incapaces de igualar el ritmo ofrecido por estos. El partido llegaba a un punto de inflexión, en el que el parcial de 5-20 parecía decantar la balanza hacia el lado visitante. La ventaja ya era de 20 puntos, y parecía no detenerse ahí. Tan solo Vaulet lograba mantener con vida las aspiraciones de su equipo, que terminaría el cuarto perdiendo 43-57.

El inicio del último cuarto parecía cambiar la historia de este partido. Luke Nelson reducía la amplia ventaja con su segundo triple del partido, el único junto a Juampi Vaulet en anotar desde la línea de tres puntos para su equipo, poniendo a la grada en pie y dándole a sus compañeros ese ánimo que tanto necesitaban. Pese a todo, las buenas sensaciones se vieron frenadas por la consistencia en ataque del conjunto israelí, que supo contestar a cada arreón de los de Pedro Martínez. Cuando todo parecía visto para sentencia, Nelson sacó su mejor versión, anotando dos triples de manera consecutiva y poniendo a los suyos a cuatro puntos. La tensión se mascaba en el ambiente pero, finalmente, Manresa fue incapaz de darle a su público una remontada de proporciones épicas tras ir perdiendo por hasta 20 puntos. Tras el fallo sobre la bocina de Dani Pérez, el resultado final fue de 65-67.

estadisticas_manresa.png

Estadísticas Baxi Manresa

estadisticas_hapoel.png

Estadísticas Hapoel Holon

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 meses 2 semanas
#contenidos: 
13
#Comentarios: 
22
Total lecturas: 
10,886