Solapas principales

Campazzo pasa, Carroll y Randolph ejecutan (97-103)

  • El base argentino empató el récord de asistencias en un partido de Euroliga, con 19 pases
  • Anthony Randolph y Jaycee Carroll ejecutaron con 27 puntos cada uno
  • Un segundo cuarto heroico de Alba Berlin les desgastó para la segunda parte

La competición europea no frena y ya nos encontramos con otra nueva jornada de Euroliga, ante, a priori, uno de los equipos más flojos de la presente temporada, el Alba Berlín. Sin Rudy Fernández, quien acabó con molestias el pasado martes, afronta un duelo importante para seguir consolidando su segunda plaza y esperar el fallo de Anadolu Efes. Las opciones de Alba Berlin son escasas, ya que la distancia con la octava posición llega a las cuatro victorias. Pero si algo nos ha enseñado la Euroliga, es que cada partido, cada pabellón es un fortín muy complicado de conquistar.

Un Real Madrid de récord en el primer cuarto. 41 puntos en el primer cuarto, récord de Euroliga. 7/8 en tiros de 2, 8/9 en triples y 10 asistencias de Facundo Campazzo en 10 minutos. Si debemos hablar de un cuarto perfecto, nos costará olvidar la proeza que han realizado los hombres de Pablo Laso, que nos hacían presagiar lo peor de cara al resto del encuentro.

Dos cuartos opuestos se dan cita. Si el vendaval blanco presagiaba lo peor, en el segundo cuarto se cambiaron los papeles. Con un parcial de 35-9 para Alba Berlín, cualquiera diría que el resultado para el descanso sería holgado pero para el conjunto local. Un conjunto germano agresivo, con espectacular movimiento de balón y una defensa similar. Al Real Madrid se le cerró el aro, y mantener el ritmo del primer cuarto era misión casi imposible. Partido nuevo y una parte por delante.

El Real Madrid más enchufado de la temporada. 22/33 en tiros de dos y 16/32 en triples muestran a un eficaz Real Madrid, clave para que Facundo Campazzo estuviese a una asistencia de ser el que más haya dado en un partido de Euroliga, y que Randolph y Carroll se combinen para anotar 54 puntos equitativos.

Partido alocado desde el salto inicial. Pablo Laso apostó por una defensa zonal. A lo que Alba Berlín contestó con triples y ritmos altos a lo que el entrenador blanco contestó con un ritmo más alto de transición. El esloveno Anthony Randolph lideró la galopada blanca con siete puntos de manera consecutiva, a lo que el joven conjunto alemán no supo contener. Tras el tiempo muerto, el Real Madrid no levantó el pie del acelerador, y cargó de faltas a su rival, quien estaba en bonus a la mitad del cuarto. Laso vuelve a la defensa en zona, aprovechando la ventaja que ha generado (23 puntos en 5 minutos). Trabajo coral de la muñeca de Jaycee CarrollJeff Taylor, cuya agresividad de cara al aro estaba destrozando la defensa germana. Aluvión de puntos y triples, con proyección de récord, todo bajo la dirección de un descomunal Facundo Campazzo, quien reparte 10 asistencias en nada más y nada menos que 7 minutos. Una tormenta absolutamente perfecta, esperándonos lo peor de cara al resto de partido (25-41)

 

Sin embargo, el Alba Berlin no se ha visto tan intimidado como esperamos. Gracias a Martin Hermansson y Johanness Thiemann llevan a cabo un parcial de 13-2 de salida que pone a 5 puntos al conjunto local, quien pretende intimidar y enfriar la maquinaria blanca. Si el primer cuarto del Madrid achicó al Alba Berlin, la imagen del segundo cuarto va cambiando por completo. Un Real Madrid sin muchas ideas en ataque, y ante un rival muy agresivo que ha conseguido meterse en el partido a base de capacidad física, una circulación de balón sobresaliente y buena decisión de tiros. Al Real Madrid se le cerró el aro, y aguanta el arreón germano a base de correr y apretar las líneas de pase para provocar pérdidas. Muy complicado explicar cómo Alba Berlin ha sido capaz de darle la vuelta al marcador (48-47 min 17). Ambos equipos se cambiaron los roles, y un sorprendente resultado tras lo acontecido en el primer cuarto, pero justificado en el rendimiento sobre la pista (60-50).

Volvieron a salir los artifices de la proeza del primer cuarto, y su equipo lo nota. El trío Campazzo-Taylor-Randolph volvieron a tomar el mando del Real Madrid primero, para frenar el ritmo de partido impuesto por Alba Berlín, y segundo, para dar un paso al frente en ataque. El temperamento del partido aumenta al igual que la velocidad del mismo, y el propio Anthony Randolph se encara con Rokas Giedraitis tras forcejear un rebote del jugador de Alba Berlin con Tavares. 

La sólida defensa blanca provoca que el conjunto germano apenas cuente con tiros liberados y se bloqueen ofensivamente hablando. El trío anteriormente mencionado, sumado a la intensidad en ambos lados de la cancha tanto de Carroll como Tavares vuelven a nublar Alemania, y nuevo partido (68-68) a falta de 4 minutos para el final del tercer cuarto.

El norteamericano Jaycee Carroll no es menos (4/5 en triples) que el de Anthony Randolph, combinándose para anotar 50 puntos equitativos y con el mismo porcentaje desde el triple. Defensa descosida de Alba Berlín y sin ideas en ambos lados de la cancha. Real Madrid de récord nuevamente, especialmente Facundo Campazzo, que se coloca a tres asistencias del récord absoluto de Euroliga (Jovic 19). Nuevamente provocan la tormenta perfecta (71-79) con diez minutos para el final del encuentro.

Para el último cuarto Pablo Laso psuo músculo con Taylor, Jordan Mickey y Gabriel Deck, sigue en pista Campazzo en busca del récord de Euroliga en asistencias. Conseguir dar la vuelta a la imagen de final de la primera parte ha sido fundamental para que el Real Madrid mantenga la velocidad de crucero. Alba Berlin no se rinde en ningún momento, pero el desgaste físico y el talento, experiencia y acierto del conjunto blanco disipó cualquier tipo de intento de reacción germana. Los últimos minutos se centraron en darle el balón al base argentino para dar el último pase. Precisamente, la obsesión por ser el máximo asistente histórico en un partido de Euroliga, provocó una serie de imprecisiones (2 faltas ofensivas), además de pérdidas de balón y bloqueo en el movimiento de balón, finalmente expulsado por faltas. El ritmo defensivo se ve afectado por la guerra física de los tres anteriores cuartos, y finalmente los de Pablo Laso se llevan un duelo muy acelerado, de récord y con una sensación de espectáculo que para el aficionado ha sido fantástico. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 4 meses
#contenidos: 
126
#Comentarios: 
266
Total lecturas: 
211,684