Solapas principales

Carlos Alocén, el factor X del Real Madrid

La nueva temporada del Real Madrid ha empezado con una rotación de bases completamente distinta a la vista durante la pasada campaña. Huertel y Williams-Goss se rotaron en la titularidad y Alocén, con un año de experiencia en el club, vio reducida su participación.

Sin embargo, en los menos de veinte partidos disputados hasta el momento, el joven internacional español ya fue clave en momentos muy concretos. Intensidad y defensa, esas son las dos grandes cualidades a día de hoy en el juego del ex de Zaragoza y nunca fueron más patentes que en el duelo contra Fenerbahce.

 

 

El partido contra los turcos se empezó a torcer desde el primer cuarto. Los de Djordjevic superaban en intensidad y claridad de juego al conjunto de Pablo Laso. Mediado el segundo cuarto, un teórico ejemplo de mala suerte se convirtió en un regalo para los madridistas. Williams-Goss sufrió una lesión en los dedos de una mano y no pudo volver al parqué. Esto ocurría el mismo día que Llull tampoco podía ser de la partida.

Entonces apareció Alocén, con su tamaño e intensidad, para subir el nivel defensivo de todo el equipo y añadir más decisión en los ataques. En las primeras ocasiones que tuvo el balón dentro del sistema, el maño forzó una serie de penetraciones que provocaron diferentes faltas de los jugadores turcos.

Pese a no brillar especialmente en el apartado estadístico -con un 33% en tiros de campo y un 75% en tiros de tres- su impacto fue esencial en una remontada que, por momentos, parecía estrellarse una y otra vez contra un muro psicológico.

La tarea anotadora quedó en manos de otros jugadores como Causeur. Los rebotes, en otra mención especial, fueron para Vincent Poirier, quien además de encestar los dos tiros libres decisivos, recogió 17 rechaces. Pero a la salida del WiZink Center se oían términos muy relacionados: “oficio”, “defensa”, “lucha”… Incluso, se hablaba de los triples lejanos de Rudy en los momentos calientes.

Pero el que aportó todas esas capacidades fue el base diferente en la rotación de Pablo Laso. Heurtel es magia, un talento ofensivo que bien rodeado puede desarmar cualquier sistema defensivo rival. Williams-Goss, quien estará de baja un mes aproximadamente, tiene una capacidad física útil a ambos lados. Pero Alocén, con menos experiencia, ya contribuye y continúa su proceso de aprendizaje.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 4 meses
#contenidos: 
45
#Comentarios: 
128
Total lecturas: 
86,590