Solapas principales

Casademont Zaragoza muestra una muy mala imagen en su debut en BCL (85-71)

5 años han pasado ya desde que Casademont Zaragoza jugase un partido de competición europea y para volver a disputarlo en esta nueva competición como es la BCL se enfrenta a un viejo conocido de la parroquia zaragozana en su primera temporada en Eurocup como es el Telekom Bonn.

El regreso a la cancha alemana parecía atragantarse para el equipo zaragozano que veía como no podía implantar su rápido ritmo de ataque y para colmo, con una defensa bastante blanda que permitía a los locales producir con suma facilidad en los primeros cinco minutos anotando 16 puntos y teniendo Porfi Fisac que parar el partido con un tiempo muerto para solucionar los problemas. El parón técnico no servía prácticamente de nada, ya que los errores de los maños en ambos lados de la pista seguían igual a lo largo del primer cuarto, cerrándose así el primer parcial con el 24 a 14 en el electrónico.

Salida a la cancha con la misma inercia que la vista en el anterior cuarto y que por más que la rotación en cancha de los jugadores maños era casi total, la falta de dureza en defensa seguía siendo una máxima que aprovechaba Telekom Bonn para ampliar la ventaja a los 14 puntos y con la posibilidad de romper el partido, pero ya sabemos que es muy difícil ver al equipo rojillo fuera de los partidos de forma tan rápida y esta ocasión no iba a ser diferente. Robin Benzing, al igual que el anterior partido en Sevilla, se ponía la capa de superhéroe para recortar la ventaja a base de triples y poder dejar de nuevo un partido muy abierto al descanso (43-38)

La llegada de la segunda parte ayudaba a Casademont Zaragoza a mostrar una cara totalmente diferente a la salida a pista, con una defensa muy férrea desde la primera posesión y poco a poco encontrando sus espacios en ataque donde poder producir con relativa facilidad. El equipo teutón se revolvía ante este nivel defensivo y volvía a apretar el acelerador de nuevo en el marcador a base de triples, tal y como habían estado haciendo a lo largo de la primera mitad. Un final de tercer cuarto con bastantes visitas a la línea de personal por parte de Javier Justiz y algún error defensivo en su propia canasta propiciaban que el marcador reflejase un 61 a 55 al finalizar este periodo y dejando a los maños 10 minutos para poder remontar el partido y lograr su primera victoria en la vuelta a Europa.

Todo lo conseguido con el Casademont Zaragoza a lo largo de los dos cuartos anteriores para meterse en el partido: conseguir dinamitarlo desde la defensa, lo perdía en este último cuarto, ya que se volvía a ver una actitud nula defensiva que permitía al conjunto local marcharse ampliamente por encima de los 10 puntos de renta y con la mitad del periodo por delante para realizar, un día más, una remontada que ayudase a alzarse con la victoria en los últimos minutos. Esa suerte pareció acabársele al equipo maño la pasada semana, ya que de nuevo no veían como producir en la canasta rival mientras triple a triple veían como la desventaja llegaba hasta casi los 20 puntos y se diluía cualquier esperanza de remontada. Casademont Zaragoza comenzaba con mal pie su andadura en la BCL con la derrota en el pabellón de Telekom Bonn por 85 a 71.

Sin defensa no hay partido: puede parecer algo totalmente lógico y de perogrullo, pero la diferencia en la defensa de Casademont Zaragoza ha sido muy clara en varias fases del partido donde se metían de nuevo en el encuentro y parecían asfixiar por momentos a los locales, mientras que en otras ocasiones los desaciertos atrás y la falta de intensidad dejaban que el conjunto teutón anotasen con suma naturalidad y sin excesivos problemas. El conjunto rojillo demostró las dos primeras jornadas de lo que es capaz de hacer cuando realiza un gran trabajo en la presión y en la defensa y si no consigue imponer esa intensidad y esa actitud, lo va a pasar muy mal el equipo dirigido por Porfirio Fisac a lo largo de la competición continental.

La movilidad exterior como puntal ofensivo: Telekom Bonn se presentaba a este encuentro tras apear al Bayern de Munich de la competición copera local apenas 48 horas antes de este encuentro y nos mostraba unas armas que hoy volvía a sacar a relucir y que le han valido para llevarse esta victoria con relativa facilidad. Un juego exterior muy rápido y con mucha amenaza desde el 6'75, donde podemos incluir a sus ala-pívots, que no destacan por tener un gran físico, sino por ser muy moviles y poder moverse con facilidad por fuera. A través de esa amenaza de la larga distancia el equipo dirigido por Thomas Päch veía como se le presentaban ventajas en las penetraciones y en los tiros de media distancia, y para cuando los visitantes intentaban cubrir esos espacios, sacaban el balón a la línea de triple para dinamitar desde allí el partido.

Seibutis, ¿ cúando te veremos? El escolta lituano fue una de las grandes claves del éxito de la pasada campaña para el equipo zaragozano y era una gran alegría para su parroquia el saber que contarían con él un año más, pero todavía no se ha podido vestir la elástica rojilla esta temporada. El debut de Renaldas Seibutis comienza a verse necesario dentro del equipo ya que esa falta en ocasiones de gerarquía en el ataque y de un jugador que pueda producir ventajas a través de su bote empieza a ser un problema importante dentro del equipo maño, ya que es algo de lo que ha adolecido sus últimos encuentros. Veremos cuando el internacional lituano salta a la cancha para defender los colores de Casademont Zaragoza y si consigue el equipo minimizar estos problemas hasta su vuelta.

telekom_bonn_stats.png

Estadísticas Telekom Bonn BCL

casademont_zaragoza_stas.png

Estadísiticas Casademont Zaragoza BCL

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 1 mes
#contenidos: 
104
#Comentarios: 
232
Total lecturas: 
239,229