Solapas principales

Christian Drejer durante las pruebas médicas del 2004 (Foto www.fcbarcelona.cat)

Christian Drejer, a la caza de su Ave Fénix

  • El ex jugador del FC Barcelona intenta volver al profesionalismo en el club que le proyectó internacionalmente en el 2002. En el 2008 una nueva lesión en su castigado tobillo izquierdo le obligaba a decir adiós al baloncesto a la edad de 25 años

A finales de los 90, un larguirucho alemán centraba la atención desde el modesto Wurzburg, de la segunda división alemana. Algunos clubes como el FC Barcelona intentaron hacerse con sus servicios pero tras su exhibición en el Nike Hoop Summit (33 puntos, 14 rebotes y 3 recuperaciones) impresionó tanto que le catapultó hasta la octava posición del draft de 1998, siendo reclutado por los Bucks pero traspasado a Dallas a cambio del “Tractor” Traylor, en una de las operaciones más desastrosas y que marcaron el destino de una y otra franquicia.

 

 

Cuatro años después, unos 800 km más arriba, en Copenhague, un alero centraba la atención de los scouts. Christian Drejer era elegido como el mejor jugador danés del 2002 gracias a sus 31.4 puntos y 6.4 rebotes con el SISU, equipo de la capital de Dinamarca. Las puertas hacia un gran futuro se abrían de par en par. Aquella temporada los Mavericks llegaban hasta las semifinales de conferencia, siendo barridos por los mejores Kings de la historia, y Nowitzki promediaba 25 puntos, 9.9 rebotes y 2.4 asistencias. ¿Podía llegar Drejer al mismo nivel?

Con  la nueva década recién estrenada, aquel proyecto de estrella intenta reengancharse al baloncesto en el club que le proyectó internacionalmente. Drejer firmó un contrato de 18 meses con el SISU el pasado mes de diciembre tras superar su duodécima intervención quirúrgica, según netsdaily.com.  En su tierra natal intentará volver a la práctica activa del baloncesto aunque de momento no ha debutado con su equipo.

Una trayectoria marcada por las lesiones

Una lesión de tobillo le obligaba a retirarse del baloncesto en la temporada 2007-2008, su primera y última en la Lottomatica Roma. El curso había empezado fenomenalmente bien con 23 puntos contra los Raptors en pretemporada pero los problemas físicos le impidieron jugar con regularidad hasta que el 13 de enero su tobillo dijo basta. Drejer anotó dos puntos contra el Teramo, su última anotación tras decidir colgar las botas a los 25 años de edad.

La misma lesión ya le pasó factura en el inicio de su carrera fuera de Dinamarca, cuando irrumpió de manera espectacular en el mundo del baloncesto. Con 20 años emprendió la aventura americana y se decidió por la Universidad de Florida, coincidiendo con Matt Walsh y David Lee, entre otros. Drejer no tuvo una buena entrada en el baloncesto universitario perdiéndose los dos primeros meses de competición por culpa de su tobillo. En esta primera toma de contacto se pudo ver su versatilidad y rapidez así como su visión de juego pero lejos de las exhibiciones en Dinamarca.

En su segunda temporada los números aumentaron y también los minutos de juego aunque no con la regularidad que él hubiera querido. “Muchos partidos jugaba muchos minutos y otros muy pocos”, declaraba en una entrevista en el 2004. Se especuló con que su relación con el coach, Bill Donovan,  no era buena aunque él nunca lo confirmó.”Tuvimos una relación profesional. Él era mi entrenador y yo su jugador”.

Lo cierto es que en febrero decidía dejar Florida y poner rumbo a Barcelona, compartiendo vestuario junto a otras estrellas europeas de relumbrón  como Bodiroga, Fucka y Navarro. Dos temporadas después los Gators conseguirían su primer título universitario con aquel quiteto de fábula (Taurean Green, Lee Humphrey, Corey Brewer, Al Horford y Joakim Noah). Hubiera sido su año senior.

El danés se presentó en la ciudad condal con una ambiciosa declaración de intenciones: “Mi meta es ganar. Quiero ganar todos los partidos que sea posible. Quiero títulos. Tenemos la ACB, Euroliga…Quiero ayudar al equipo en todo”.
A Drejer se le abría una nueva oportunidad para reconciliarse con el baloncesto y volver a proyectarse hacia la NBA, su gran sueño. Pese a su fichaje por el club blaugrana, se convertía automáticamente elegible para el draft y los Nets lo seleccionaron en la posición 51. Él era fan incondicional de Jason Kidd y tal vez podría cumplirse el sueño de jugar a su lado.

Su año y medio en el FC Barcelona fue poco satisfactorio. Lo que queda más en la retina de los aficionados fueron dos triples consecutivos en un enfrentamiento ante el Real Madrid en cuartos de final de la Copa del Rey del 2004. No era el Barça que una temporada anterior había conquistado su primera Euroliga pero aún así conseguía una liga ACB. La temporada siguiente, las tensiones entre Valero Ribera y Pesic acabaron con la marcha del técnico serbio a Roma, y la progresión de Drejer se estancó todavía más en una temporada global muy floja. El danés dejaba España tras no haber encontrado minutos en una plantilla más accesible: 4.8 puntos y 11 minutos de media.

Este alero versátil de 2.06 siguió buscando su renacimiento, en esta ocasión en Italia tras un campus de verano con los Nets. En Bolonia, en las filas del VidiVinci, encontró su oasis. Los minutos se doblaron y acabó su primer año en la Lega con 12.6 puntos, 3.2 rebotes y 2.3 asistencias por partido. Allí compartió vestuario con Nacho Rodilla, que había sido el santo y seña del Pamesa Valencia. Su segunda temporada no fue tan brillante numéricamente aunque mantuvo la media de minutos. 

 Aún así, sus buenos números y su juventud le sirvieron para escalar dentro del Pallacanestro y acabó fichando por la Lottomatica Roma la temporada siguiente. En el curso 07-08 el equipo de Repesa parecía una sucursal del FC Barcelona ya que contaba entre sus filas con 4 ex blaugranas (Fucka, De la Fuente, Ukic y el propio Drejer). En Roma, el tobillo de Drejer volvió a fallar, rompiéndose definitivamente después de seis partidos disputados. Un periodista italiano, sin embargo, le comentaba a nuestro compañero Mariano Galindo –en el R.Madrid-Lottomatica del 2007- que los problemas de Drejer no sólo estaban en el tobillo sino que también en la cabeza.

Casi dos años después de su adiós, el hijo pródigo regresa a sus inicios para recuperar sensaciones perdidas e intentar reencontrarse con el baloncesto. Los Nets todavía conservan sus derechos. Quién sabe.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 años 4 semanas
#Contenidos: 
1,133
Visitas: 
8,502,966
Comentarios: 
11,671

Comentarios

buena noticia aunque creo que se tendra que contentar con su liga. se hablo muchisimo de la calidad de este jugador y nos esperanzo a muchos pero no funciono.una pena

me acuerdo de su debut con el barça, que fue contra el madrid. metiendo 2 triples en 4 minutuos jugados o algo asi. creo que ese fue su debut si no estoy ekivocado

En liga ACB debutó contra el Alicante el 22 de febrero, un domingo. Jugó 9 minutos, cogió 3 rebotes, repartió 2 asistencias y no anotó. No te puedo asegurar una fecha concreta para el encuentro de Copa del Rey pero he encontrado una crónica del Barça-Madrid fechada el 26 de febrero, que era jueves por lo que éste partido -el de Copa-podría haber sido su segundo con la camiseta blaugrana. Gracias por tu interés. Saludos.

Efectivamente, JrSan. El primer partido de Drejer con el Barcelona fue un domingo 22 de febrero en el Palau frente a Estosa Alicante. Después ya vino la Copa del Rey en la que en cuartos (26 de febrero) anotó los 2 famosos triples que le valieron la victoria frente al Madrid.

ostras tu, que pequeño que es el mundo. El otro día iba en el coche conduciendo hacía Colònia y precisamente el nombre de Christian Drejer me daba vueltas por la cabeza y mira, ya no tengo que hacer research en internet o preguntar a mis gente. Solobasket.com solo hay uno. Que grande.

Hay jugadores con mala suerte con esto de las lesiones... y que son muy propicios, aunque no tengo muchos recuerdos de él (por que será) en el Barça haber si se recupera aunque sea sólo para jugar en su país.

muy pobres numeros. yo creo que si huibera entrado directamente en el draft en vez de ir a la universidad seguramente su posicion hubiera sido mas alta

Interesantes artículos de jugadores a los que de algún modo se les pierde la pista. A seguir asi :) aprovechando ...Tractor Traylor crack.

no, esa cara era el momento en que mi cuenta kilómetros marcaba 206 km/h y vino uno/a por detrás haciéndome luces para que me apartara del carril de la izquierda. Total, me LA encontré metiendo gasolina unos 40 kilómetros más pallá. Sería la mujer de Michael Schumacher. Le dije que no hacía falta hacerme luces y que me perdonara por si la había molestado en su frenada para poner gasolina. De todas maneras, seguro que no tenía ni idea de quién era Christian Drejer y menos de sus problemas de tobillo.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar