Solapas principales

¿Cómo le va a Campazzo desde su retorno a Europa?

  • La situación de Facundo Campazzo ha hecho, de momento, más ruido fuera que dentro del campo

Quien no haya visto una pizca sobre todo el culebrón que ha rodeado a Facundo Campazzo estas semnanas, es que no tiene teléfono móvil. El caso del argentino ha sido de lo más sonado fuera de las pistas y el Estrella Roja es, probablemente, el club europeo que más haya dado que hablar extradeportivamente. 

Tras su abrupta salida del Real Madrid, el base decidió probar suerte en la NBA tras destacar en la Euroliga. En sus inicios con los Denver Nuggets, a Campazzo le costó un tiempo ganarse su espacio en la rotación y adaptarse al juego que demandaba Michael Malone y la propia liga, más con su tamaño. Más tarde, habiendo decaído su presencia en el juego de Denver, caería en los Dallas Mavericks para reunirse con Luka Doncic, el que fuera su ex compañero en Madrid. Sin oportunidades esta temporada, Dallas decidió cortarle y tan pronto como ocurrió esto -incluso antes- ya se hablaba de su regreso a Europa.

El Real Madrid ostentaba los derechos del base para jugar en el viejo continente como una de las cláusulas que conformaron su salida al baloncesto norteamericano. Con esto, el Estrella Roja, club que ya no tenía permitido por la Euroliga inscribir a más jugadores en su competición hasta nuevo aviso -ahora el mes de marzo-, puso una oferta por Campazzo. El club blanco decidió no igualarla en el tiempo que tenía estipulado y ahora el 'Facu' es compañero de Luca Vildoza en el club de Belgrado. Los merengues estuvieron interesados en su regreso, pero las condiciones económicas que buscaba el argentino no casaban con las del Real Madrid. Tras todo el revuelo y las aclaraciones de la Euroliga sobre la sanción al Estrella Roja, Campazzo únicamente ha podido vestir la camiseta rojiblanca en la Liga Adriática

Recientemente, Marshall Glickman, el CEO de la Euroliga, concedió una entrevista a BasketNews donde se pronunciaba sobre la situación con el jugador y el club, defendiendo la sanción impuesta: "No era una cuestión de '¿Puede Campazzo jugar o no jugar?' No tuvo nada que ver con Campazzo. Tenemos que mantener la integridad del sistema, particularmente en una situación en la que estamos haciendo exactamente lo que la Comisión de Control de Gestión nos pidió que hiciéramos", explicó. Además, Glickman apuntó directamente a los culpables e interesados de la decisión tomada: "Creo que, si el Sr. Campazzo tiene una queja, debería hablar con sus agentes. Porque sus agentes estaban muy al tanto de la situación."

¿Vale la pena esta decisión?

Para Glickman, el resultado es claro. El CEO insinuó que todo este embrollo no hubiera ocurrido y que estaría jugando en la competición si no hubieran hecho, por lo menos sus agentes, oídos sordos a la sanción impuesta anteriormente a su fichaje y que nada tiene que ver con el jugador. En este sentido, Campazzo podría haberse reincorporado a la dinámica competitiva junto al Real Madrid, liderando al que es actualmente el líder de la Euroliga. Los propios jugadores del Estrella Roja se posicionaron claramente del lado del argentino e hicieron su propia campaña, con camisetas serigrafiadas con el lema "#FreeFacu" en el pecho, durante el calentamiento del partido ante el Valencia Basket en La Fonteta.

El mismo jugador se puso en contacto directamente con Glickman, quien aseguró en dicha entrevista que recibió un correo, en el que Campazzo, educadamente, exponía su versión de los sucesos. Ante esto, el CEO le respondió con un correo "bastante extenso" explicando la situación.

Las prioridades de cada uno son personales, pero teniendo en cuenta que el motivo principal del fichaje del ex NBA fueron las condiciones económicas y a sabiendas del 'castigo' que cumplía el Estrella Roja, el objetivo de Campazzo parece ser claro. Los de Dusko Ivanovic han remontado la situación en la máxima competición continental y son firmes candidatos, hoy por hoy, a pelear un puesto en Playoffs. Mientras que Campazzo sigue marcando los días para su reinscirpición en la Euroliga, lo único que le queda es romper mano en la ABA League, donde sí está teniendo minutos y protagonismo. En los 9 partidos que ya ha disputado, promedia un doble-doble de 14 puntos y 10 asistencias por encuentro, con 2.7 rebotes y un 48.1% en tiros de campo. En sus 8 partidos con los Mavericks, sus porcentajes bajaron hasta el 23.1%. 

A fin de cuentas, pese a lo afligidas que parecen las partes afectadas, Campazzo podrá jugar el tramo final de la temporada con el Estrella Roja y cobrando la suculenta cantidad de dinero que demandaba. La semanas pasan rápido y el jugador no parece haber perdido la magia que le hizo ganarse un nombre en Europa. Con un contrato hasta el final de la temporada que viene, parece que todo este culebrón se ha formado por 'probar suerte', cuando el marco condicional que rodeaba al club era claro y contundente.

 

Foto de portada: ABA Liga

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#contenidos: 
310
#Comentarios: 
138
Total lecturas: 
365,097