Diarios NCAA - Laia Flores: Carta a mi yo de mis comienzos en Estados Unidos

La temporada 2017-2018 nos trae la mayor camada de chicos y chicas de nuestro país que han decidido dar el salto a Estados Unidos para compaginar los estudios con su pasión, el baloncesto. Más de 60 jugadores y jugadoras españoles compiten este año en la Division I de la NCAA, la liga universitaria americana. En esta sección que hemos titulado "Diarios NCAA" hemos buscado dar voz a algunos de estos jóvenes de una forma especial: en vez de hacer entrevistas tradicionales o reportajes que puedan ser más o menos subjetivos, hemos querido que sean ellos y ellas los que escriban sus vivencias, sus experiencias, sus anécodotas; en definitiva, todo aquello que consideren relevante o interesante. Distintos protagonistas irán pasando por esta sección y revelando pequeñas historias que describan lo que supone ser un jugador español en un programa de la NCAA.

 

Laia Flores: Carta a mi yo de mis comienzos en EEUU

Hola a todos,

Mi nombre es Laia Flores y soy de Mataró. Este es mi año senior en la Universidad de South Florida, y si todo va bien en Mayo (2018) me voy a graduar de doble carrera: “Health Science & Communications”. Mi universidad está situada en la ciudad de Tampa, que está a unas 4 horas en coche de Miami y a otras 4 horas de Tallahasse (que es la capital de Florida). La verdad es que me gusta mucho Tampa ya que me recuerda un poco a Mataró; una ciudad que lo tiene todo pero tampoco es muy grande y tan llena de gente como puede ser Barcelona o Miami.

Foto Ben Solomon/ American Athletic Conference

Ya que es mi primera vez escribiendo para vosotros os voy a contar un poco mi historia. Llegué aquí en Estados Unidos cuando tenía solo 18 años. Todo me parecía increíble al principio: las instalaciones, la ropa, mi nueva ciudad, el inglés, los restaurantes, ¡todo! Pero como todo… al cabo de unos meses ya no me pareció tan fantástico. Tener un restaurant de “fast food” cada cinco metros, o tener que aprender inglés y la nueva cultura, cuesta. Y aún cuesta más con solo 18 años y lejos de tu família y amigos.

Yo tuve la suerte desde pequeñita de poder jugar con la selección española. Tuve la suerte de jugar campeonatos del mundo y campeonatos de Europa y ganar medallas. Pero cuando llegas aquí nada de esto importa. Es como empezar de cero, es como si los 10 años anteriores que jugaste a baloncesto no hayan servido para nada, como si todos los entrenos no hayan sido lo suficiente duros o como si todos los físicos no hayan sido suficiente intensos. Pensaréis que estoy exagerando un poco pero estoy segura que los otros españoles que están jugando en Estados Unidos me entenderán. El nivel y ritmo de trabajo en cada entrenamiento es BRUTAL. Si os soy sincera nunca me iba a imaginar que pudiera estar entrenando por 4 horas seguidas sin parar de correr.

Sundome: Pabellón de Baloncesto Universidad de South Florida

Aún recuerdo mi primer año que pensaba que no sobreviría hasta mi último, y ¡aquí estoy!… (y, si os consuela, a medida que te acostumbras a ese ritmo todo es mejor). Pero para las que no me creáis, para las que aún estáis en España y queréis venir aquí en Estados Unidos y vivir una experiencia única, o las que acabáis de llegar y pensáis que no estáis preparadas para lo que os viene… bueno pues aquí os dejo una “carta” que escribiría a mi yo de hace tres añitos cuando empecé la aventura Americana:

Querida Laia

Ya has cumplido una de las partes mas difíciles de tu aventura Americana. Dejar a tus padres, [email protected], [email protected], [email protected] (a tus seres más queridos) en esa maldita puerta del aeropuerto. Seguramente tu madre estará llorando, y tu padre se hará el fuerte, pero muchas lágrimas van a caerle en estos cuatro años que estarás lejos de casa. Pero nada comparado con las que te van a caer a ti. Y es que no intento ser pesimista, pero muchas cosas te van a pasar. Vas a aprender a madurar tu solita, ya no tendrás a la mami que te limpie la ropa, o que te haga la comida. Pasarás de comer cada día pasta y pollo a ser un masterchef después de cuatro años cocinando tu solita. Vas a aprender que no se puede usar lejía para ropa de color porque se te va a llenar de manchas blancas. Y en definitiva vas a valorar todo lo que tus padres han hecho durante todos estos años y a veces tu no dabas ni las gracias por ello.  

No vas a jugar, o al menos no tanto como te pensabas que lo harías. En este momento no te desanimes, no bajes la cabeza, todo es nuevo, y todo lo nuevo conlleva tiempo y esfuerzo, Pero por favor, no te rindas, no lo hagas porque todo va a tener su recompensa. Te lo prometo. ¿El inglés? Verás que pensabas que sabías el idioma, pero que todo lo que aprendiste antes de venir a vivir a Estados Unidos, no servirá de mucho. Y es que como es España la genta usa diminutivos cuando envía mensajes de texto con el móvil, o “Slang” que decimos aquí, como por ejemplo nadie te va a decir. “Hello, How are you?”. Tus Buenos días se van a convertir en un: “Hey, What’s up?

Hablando de móviles, le vas a dar las gracias a Steve Jobs por inventar Apple, Iphones, Macs y en difinitiva el Facetime. Te digo que Facetime y Skype van a ser tus mejores amigos; para ti y para tu familia. Horas y horas os pasaréis hablando delante de una pantalla dónde no siempre estaréis contentos y contando que bien jugastes, pero vas a llorar, chillar y discutir alguna que otra vez. Te diría que intentarás dismunuir las veces que lo último pasa porque no tendrás opción de abrazarles, darles un beso, o decir te quiero sin que el wifi falle cada dos por tres. Aunque también te digo que por muy lejos que estén los vas a sentir más cerca que nunca. Vas a hablar con tu familía más que nunca y los vas a necesitar como nunca te pensaste que los necesitarías.

Foto con Briana Green (Hoops) miembro de los Harlem Globetrotters

Junto a tu familia, estarán tus amigos, digo amigos porque de verdad verás quién sigue estando allí después de cuatro años. Y es que cuatro años son muchos, pero  entonces te darás cuenta de quiénes están allí de verdad. Otra cosa quiero decirte es que muchas cosas van a pasar en el camino. Y que por mucho que te de rabia no estar allí la única respuesta que vas a encontrar es que es ley de vida cuando un ser querido se vaya. Cuando tu estés tan lejos y no tengas la oportunidad de volver a verlo, no te sientas culpable, pero aprende a querer al máximo a tu familia mientras estén contigo. Llama a tus familiares, a tus amigos, y a toda tu gente querida, que por muy lejos que están te sientan cerca.

Vas a viajar unas dos veces por semana a diferentes estados para jugar un partido, vas a coger unos cuatro aviones por semana. Vas a tener que organizarte con los estudios y con los partidos para sacar buenas notas. Pero va a valer la pena porque viajarás a lugares impresionantes, como Virgin Islands, Bahamas, Las Vegas o incluso a España con todo tu equipo. Van a ser experiencias que nunca vas a olvidar.

Yo en nuestro viaje a las Bahamas

Finalmente, decirte que eres fuerte, mucho más fuerte de lo que nunca te ibas a imaginar. Que aunque al principio te va a parecer que muchas cosas malas vengan, muchas muy buenas están por venir. Conocerás a gente nueva, personas que van estar allí para toda la vida, vas a conocer algunos de tus ídolos, vas a vivir una experiencia inolvidable, vas a poder entrenar por cuatro horas cada día de la semana, incluyendo fines de semanas, y vas a pasar de odiar esto a amarlo, vas a disfrutar del baloncesto, vas a disfrutar de tus nuevos amigos, vas a darte cuenta de que tienes una familia y amigos maravillos, y vas a pasar los mejores cuatro años de tu vida. No solo los dos últimos, pero incluso los primeros dónde pases momentos muy malos vas aprender que estos te han hecho más fuerte, más humilde, y más trabajadora. Vas a salir con una carrera universitaria, vas a mejorar mucho deportivamente, pero también vas a llorar, caer y te vas a levantar, y nunca nunca te rindas.

Porque… ¡Va a valer la pena!

Os dejo con una frase de Lao Tzu: “A jouney of a thousand miles must begin with a single step”.

Hasta la próxima!

Laia

Foto con Jimmy Butler, jugador de los Minnesota Timberwolves y USA team en la Universidad de South Florida.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 meses 4 semanas
#contenidos: 
18
#Comentarios: 
22
Total lecturas: 
36,775