Solapas principales

El Bayern Munich rema para acabar ahogado en la orilla ante el Real Madrid (72-82)

Vibrante duelo el vivido en la jornada número 14, entre el Bayern de Munich y Real Madrid. El equipo revelación de la Euroliga no se sintió intimidado ante el campeón de Europa, y pese a que los visitantes tuvieran el partido en el bolsillo al descanso, una reacción bávara llevó la emoción e igualdad hasta el final.

  1. Efectividad ofensiva de Sergio Llull. Fue el auténtico nombre propio, especialmente de la primera parte, donde anotó 17 puntos (5/6 T3, 1/1T2) y repartió 3 asistencias. Fue el desatascador de un correoso encuentro donde los triples eran la nota dominante de anotación.

  2. 28 puntos en el tercer cuarto del Bayern. Los bávaros aprovecharon los errores en el tiro del Real Madrid al tercer cuarto, y metieron una marcha más en su capacidad física, buscando a los hombres exteriores en el poste, ante defensores más bajos. Confianza en el triple y una afición entregada permitieron que se fuesen 6 abajo al último cuarto.

  3. Intimidación de Walter Tavares. El pívot del Real Madrid decantó el final del encuentro con su presencia interior. Con 4 tapones, fue el auténtico rey de la pintura, e impidió que el Bayern pudiera anotar con comodidad en un apretado último cuarto.

El tiro exterior fue la clave para abrir la lata. Pablo Laso apostó por una defensa en forma de triángulo, buscando ocupar la zona, una de las principales armas de los alemanes. A ello contestó el Bayern con dos triples de Danilo Barthen, y otro de Maodo Lo, lo que puso las primeras ventajas en el marcador, y que contestó Sergio Llull con el mismo método.

El Bayern de Munich es el peor equipo, en cuanto a rebote defensivo se refiere, de toda la Euroliga. Talón de Aquiles que aprovechó Gustavo Ayón para hacer daño en la zona. Crearon numerosas ventajas a raíz de ello, por lo que se llevaron un primer cuarto que roza la perfección (16-27).

Y Sergio Llull impuso su autoridad en ataque. 2 triples en los primeros tres minutos del segundo cuarto aumentaron la ventaja del Real Madrid. Mientras tanto, Derrick Williams trató de echarse al equipo a la espalda, sin acierto en el tiro, por lo que Stefan Jovic intentó equilibrar el choque. Los de Pablo Laso metieron una marcha más en defensa, basándose en incomodar a Derrick Williams, viéndose intimidado por Walter Tavares y un versátil Trey Thompkins. La línea exterior jugaba con los brazos abiertos y equilibrando el lado débil con el del balón, provocando pérdidas y tiros forzados de los bávaros. El Real Madrid llevó sus armas, tanto en ataque como en defensa, al máximo exponente, y minimizaron las armas del Bayern Munich. Lo que nos lleva a un 31-46 al descanso.

 

Un sólido tercer cuarto en ambos aspectos para los visitantes, mantuvo disipada toda reacción del Bayern, quien buscaba en el poste a Dedovic y a Jovic, emparejados con defensores de menor tamaño. La circulación de balón del Real Madrid, y un Anthony Randolph con galones ofensivos se encargaron de penalizar al Bayern. Pick&Roll con el pívot, quien manda el balón a la esquina mientras penetra y recibe una ayuda en defensa, fue un puñal para los locales. Los locales tuvieron un momento de reacción, llevados por la confianza y su afición, aprovechando que los porcentajes de tiro disminuyeron. Sin hacer mucho ruido, el Bayern anotó 28 puntos en el tercer cuarto y se fueron 6 abajo al último y definitivo cuarto (59-65).

El Bayern Munich estaba en una nube, y acabó por completo con la diferencia del Real Madrid (66-68 min.31) con un triple de Koponen. El Real Madrid bajó los brazos en defensa, y el Bayern aprovechó la dinámica para intimidar a los vigentes campeones de la Euroliga.

El Real Madrid seguía errático al comienzo del último cuarto, pero los de Dejan Radonjic no aprovecharon la situación que atravesaban, y la diferencia seguía vigente. La energía de Campazzo, la intimidación de Tavares abajo, y tiros abiertos del Real Madrid dificultaba la remontada del Bayern.

Las 16 pérdidas del Real Madrid seguían dando vida al Bayern, quien tuvo muchas dificultades a la hora de anotar, ya que en la pintura se sentían intimidados con Tavares, y la línea exterior no les permitió tiros abiertos, y remaron a contracorriente durante la segunda mitad, para finalizar ahogados en la orilla (72-82).

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 9 meses
#Contenidos: 
104
#Comentarios: 
241
Total lecturas: 
161,770

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar