Solapas principales

El Madrid jugará la final de la Final Four tras ahogar al CSKA desde la defensa

  • La defensa de los de Laso cambió el signo del partido, pasando de encajar 30 puntos en un cuarto a ahogar el ataque moscovita
  • Llull aportó dirección y puntos al equipo, firmando un muy buen partido, como De Colo y Hines, los otros jugadores que volvían de lesiones

Desde la defensa, ahogando el ataque de los moscovitas, el Madrid superaba al CSKA (83-92) y jugará el domingo la final de la Euroliga contra el Fenerbahçe. Los blancos conseguían sobreponerse a un gran inicio de partido de Cory Higgins, con una serie de 6 triples seguidos. Pasado el descanso, el equipo de Laso se hacía con el ritmo del partido y la iniciativa gracias a una gran defensa que descolocaba a su rival.

Poco se parecería el inicio de partido, con un Higgins espectacular con 12 puntos y fallando un solo tiro, a lo que acontecería a continuación. Tras un primer periodo de dominio ruso, al ritmo del Chacho, los puntos de Cory y con el Madrid a remolque (30-20), los blancos darían la vuelta al marcador con un acierto desde 6,75 fuera de lo común en un partido con tanto en juego.

E festival de triples llegó al Kombank Arena. Por orden cronológico y consecutivo anotaban, sin fallo, Caseur, Carroll, Thompkins, Llull y otro de Carroll. 6 triples de 6 intentos para dar la vuelta al marcador (34-37) con un parcial de 4 a 17. La precisión no sería eterna para los blancos, predicadores de un ritmo frenético en los primeros cinco minutos del segundo cuarto, y el CSKA sería capaz de reengancharse gracias a su trabajo con el rebote ofensivo (46-47).

La mínima anotación en un parcial, 16 del Madrid en el segundo, se repitió para convertirse en la máxima, también de los blancos, en un paso adelante de las defensas de los dos equipos. Poco amantes del descontrol en este tipo de (semi) finales, los de Laso serían quienes impondrían su ritmo desde detrás. La fluidez ofensiva del CSKA se había perdido, incapaces de generar desde el uno contra uno o el dos contra dos. En cambio, el Madrid conseguía combinar con sus interiores y Felipe lideraría un parcial de 0-13 (51-60).

Al CSKA solo le quedaba la anarquía, especialidad de Clyburn, que como último remedio puede funcionar. Pero, bien atados todos los jugadores por la telaraña blanca, poco cambiaría. El versátil jugador americano llegaría a igualar el partido (74-76) después de un triple, pero sería un puro espejismo. Rudy se la devolvía al momento con otra canasta de 3 puntos y a partir de ahí la precipitación se apoderaría del conjunto de Itoudis, incapaz de dar la vuelta a la dinámica propuesta por su rival. Sin dudas, sin titubeos, el Madrid dominaría los últimos minutos para maniatar a su rival y clasificarse para el partido final.

La defensa del Madrid

Encajados 30 puntos en el primer cuarto, era evidente que el Madrid debería cambiar en defensa para frenar al CSKA. En el segundo cuarto ya se notaría una mejora, siendo capaces de hacerse con el ritmo del partido; pero realmente la diferencia se vería a partir de la segunda mitad, cuando los blancos ahogaron a su rival, dificultándoles todos los uno contra unos y estando mucho más atentos a los balones doblados. Pese al evidente paso adelante, Pablo Laso confesaba en rueda de prensa no haber realizado ningún cambio, mas que algún ajuste individual. El plan de partido se ejecutó y fue dando sus frutos.

Festival de triples

No todo es defensa. Porque yendo 10 abajo, también debes anotar. Y cuando sales del descanso entre cuartos y clavas 6 triples consecutivos sin ningún tiro fallado, la mentalidad se transforma. Caseur, Carroll, Thompkins y Llull serían los protagonistas de la lluvía exterior que el CSKA no pudo evitar. Todo con un ritmo frenético, al contraataque o recibiendo el balón en carrera. Muy difícil de defender.

Apagón exterior ruso

Como consecuencia de la defensa del Madrid, los exteriores del CSKA desaparecieron por completo. Solo se salva De Colo, pero que tampoco estuvo muy fino. Del inicio fueron claves la dirección de Sergio Rodríguez y la determinación y anotación de Cory Higgins. Dos jugadores que con el paso de los minutos fueron minando su rendimiento, en favor de un Hines soberbio y de un Clybur irregular, pero que sostuvo y encendió la última llama de su equipo. No fueron suficientes. Sin director ni ejecutó, algo les faltaba.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 2 días
#Contenidos: 
280
#Comentarios: 
3,085
Total lecturas: 
1,734,937

Comentarios

Para mí la clave fue creo que en el 2º cuarto al salir a pista Carroll y Causeur. Éso cambio la mala dinámica del 1er tiempo,el jugársela con un equipo pequeño y a base de triples.
Por otro lado,me sorprende las estadísticas de Ayon,doble doble a pesar del partido tan horroroso que hizo en cuanto acierto de cara al aro.
De Randolph ni me molesto en criticarle, no merece la pena.
Me extrañó el poco protagonismo y minutos en pista del Chaco.

Buen partido y gran trabajo del equipo ayer. Entraron flojos, expectantes viendo como salía el CSKA y en el segundo cuarto con la labor de intendencia de Causeur y la amenaza de Llull y Carroll se pudo remontar. Mención especial para Thompkins, que a su fina muñeca se une un aumento de la intensidad inusual en él, pero que el equipo lo necesita.

Tengo la sensación que contra Fenerbahce la aportación de Tavares va a ser importante. Pero que Laso le diga que con su altura no puede caer en todos los amagos del rival y que cargándose de faltas tampoco nos es de ayuda.

Contra el CSKA una de las premisas fue secar al Chacho. Taylor fue fundamental en esa labor y es que además el CSKA solo le tenía como base puro ya que Westerman estaba lesionado y el resto son escoltas anotadores.

Diferente será contra los turcos. Aunque esa labor recae en Sloukas, otros jugadores pueden hacer esa función. Wanamaker o Dixon mismamente.

Por cierto, que Doncic ayer se le vio más preparado que el año pasado contra los turcos, se prepare porque Obradovic le tendrá guardado algo para mañana. Este año en Goya le hicieron una defensa dura en el que le atacaban en el bote del balón y a Luka le costó mucho. Eso hizo que se frustrara y se saliese del partido por momentos. Mañana harán lo mismo.

En mi opinión el partido de mañana pasa por la defensa más dura y constante con respecto al partido de ayer. Mantener la concentración y evitar esos momentos de desconexión que hace que el rival coja una diferencia importante. Y jugar cada posesión como si fuese la última.

Aunque tienen muchas estrellas, tengo la sensación que minimizando a Sloukas y Vesely principalmente pueden restar opciones a los turcos. Eso y cerrar el rebote para evitar segundas opciones.

La verdad es que viendo los dos partidos de la semifinal, sobre todo, tras el primer cuarto de la segunda, daba la sensación de que en el primer cruce había hecho un "uno contra uno" Obradovic-Saras y en el segundo los equipos habían acudido sin entrenadores. Mientras que en el primero nadie movía un músculo si desde la banda no se lo dictaban, en el segundo nadie miraba a la banda a ver cómo era eso de la defensa. Espectáculo, desde luego, pero parecía que jugaban a deportes diferentes. Hasta que uno de los dos equipos cayó en la cuenta de que solo ganaría el que defendiese mejor, y entonces supongo que Laso habló más alto que Itoudis a sus jugadores, y el RM empezó a defender. Ahí se hizo con el partido y se mostró superior a un CSK que me defraudó mucho. No ha sido ni la sombra de lo que fue en la liga regular. No me explico qué le pudo pasar, pero tenía mucho peor preparado el partido y le faltó pulso competitivo. Yo creo que cualquier equipo de la F4 ayer hubiera derrotado al CSK sin problemas, como lo hizo el RM.

Ahora llega la final y si eso de que las defensas ganan campeonatos es cierto, ganará FNB, porque aunque el RM no defiende mal, el FNB en esto de defender come a parte. Pero ojo con el Madrid que se le ve en estado de gracia: Doncic lidera y se le ve mucho más centrado con la vuelta de Llul, que ha comprendido perfectamente cuál es su papel en el equipo y eso le permite aportar mucho con su juego, Carroll ve aro como si fuera una pisicina, Ayon aporta lo suyo, Tavares y Reyes, Rudy juegan su papel, Campazzo, a repartir leña..., en fin, que veo un RM muy centrado, en muy buena forma y ahora mismo solo hay un equipo en Europa que pueda vencerle: el FNB. Pinta muy bien la final.

Enhorabuena para todos los madridistas de esta web y el domingo a poner la guinda. El año pasado el Madrid queda primero de la liga regular y pierde en semis en Final Four y el campeón (Fenerbahce) queda quinto en liga regular y gana a Panathinaikos 4º, para ir a Estambul.
Este año el Cska queda primero en liga regular y el Madrid quinto y se la juega también con Panathinaikos(4º) para ir a Belgrado. El Cska para casa y el Madrid a la final. A ver si para ser campeón de Europa va a haber que quedar 5º en liga regular y jugartela con los griegos en cuartos. Vamos Madrid hostias, suerte para el domingo. saludos

No soy del Madrid, pero me alegro de que el Madrid haya pasado a la final y ojalá la gane.

Ha habido varias cosas que me han emocionado:

-La aparición de Campazzo, operado hace un mes, bullendo y haciendo todo lo que podía a pesar de no hallarse en el estado idóneo de forma.

-La aportación de Llull. Tras una larguísima y desesperante ausencia, lejos de su mejor momento de forma, llega y suma 16 puntos. Sólo los verdaderamente buenos pueden hacer eso.

-Los minutos de Felipe. Como cuando en la II Guerra Mundial irrumpía el lanzar Tiger. El rival necesita varios efectivos para pararlo con la perspectiva de no poder conseguirlo.

-Ayón. Que ha vuelto a dar lo mejor de sí en un partido decisivo.

Sigan, y no pierdan la concentración.

El primer paso ya está dado. Después del primer cuarto, pensé que la cosa iba a ir por los mismos derroteros de la temporada pasada y afortunadamente me equivoqué. Un gran trabajo colectivo del equipo y mucho esfuerzo defensivo en la segunda parte acabaron por decantar el partido. Pero para mí la clave fue el cambio de chip justo en el tiempo muerto entre el primer y segundo cuarto. El equipo salió a buscar el partido con orgullo y mucho corazón. Cogieron una racha endiablada en el triple y se metieron de lleno en la pelea. Tomaron la iniciativa y a partir de ahí ya no dejaron que el CSKA volviera a sentirse cómodo. La labor de zapa y desgaste en la segunda parte hicieron el resto.
Con esta dureza mental y física, con este nivel de trabajo defensivo y acierto en el tiro exterior. Con la aportación coral que permita encontrar soluciones de ataque ante las trampas defensivas del rival, podemos ganar al Fenerbahçe. A por ellos.

Un saludo.

Pd: la sangría en los libres ha sido tremenda. Con un porcentaje decente, el partido hubiese estado resuelto a 5 minutos del final. Esperemos que en la final no se repita.

Ha habido muchas claves y casi todos los jugadores han participado, esos triples del segundo cuarto igualando el partido. Ese quinteto del tercer cuarto!!! Doncic, Causeur, Taylor, Felipe y Ayon, el más importante, el que ha cortocircuitado al CSKA y a su entrenador, en 10 puntos les han dejado, y aunque el Madrid no anotara mucho más, 16, se sentía con el control de lo que estaba pasando. Intimidación importante de Tavares, experiencia y huevos de Rudy y Llull en el último cuarto, Ayon pico y pala todo el partido aunque me estaba dando la sensación de que estaba jugando fatal con tanta pérdida (5), poca intimidación sobre Higgins y tapones recibidos... Carroll microondas segundo cuarto, la manita de Thompkins, y sobre todo un Luka Doncic multiplicando tangibles e intangibles.

Primero, siento destacar la baja calidad de la crónica, con una redacción muy confusa, repitiendo conceptos hasta la saciedad, y sin añadir el resultado final por ningún sitio.

La clave del partidio fue el parcial 9-0 (cuyas cifras aportal mal el cronista) a favor del Madrid, poco después del arranque del 3er cuarto. Con Felipe como protagonista, Fab y Luka acompañando. A partir de ahí se acabó el terrorifico duelo que no lo fué tanto.CSKA echó mucho de menos que su maquinaria estuviese a tono, por las lesiones ya por todos conocidas, y aún así DeColo y Hines estuvieron muy bien. Fenerbache no dará tantas facilidades, sobretodo habiendo tres serbios en su equipo...jugarán como en casa

Buenos días tronker. Te puede gustar más o menos la crónica, siento que a ti no te guste, pero el parcial es correcto: del 51-47 después de una canasta de Hines se pasa al 51-60 con un triple de Doncic. Luego Higgins anota un tiro libre. Trabajaremos más para intentar ofrecer el domingo una mejor crónica. Saludos!

Celebro poder leerte, el otro día preguntaba a VIP por ti. Me aclaró que piensas venir el año próximo a Gasteiz a la F-4. Saludos y disfruta en Alemania, donde supongo sigues.
Yo estoy de luto, pero atenuado, era lo esperado desde hace dos meses mínimo.

Sí, así es. Espero estar allí. Por cierto, el Gretel de al lado de mi casa en Vitoria (la cadena de tiendas de chucherías propiedad de Querejeta y Laso a la que haces referencia en esos otros posts) lleva abierto desde que tengo memoria (tengo 37 años) y ahí sigue actualmente. No sé si sigue siendo propiedad suya, pero el negocio no ha fracasado.

Saludos y ánimo. Tal y como está el baloncesto español, igual no hay dos descensos.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar