Solapas principales

El mismo Bartzokas que salió este verano de Barcelona ahora triunfa con Khimki

  • Barça 11º con un balance de 4-7

Después de 11 jornadas el Khimki de Bartzokas se mantiene en los puestos de honor de la presente Euroleague. Ocupa la sexta posición empatado con el cuarto que pertenece al Maccabi, que es otra de las sorpresas de la Euroleague, con un balance de 7-4.  Puesto más que meritorio para un equipo que se estrena en la Euroleague con nuevo formato. Mientras, el Barcelona es decimoprimero con un balance opuesto de 4-7 y ha completado su peor arranque de la historia en la Euroleague siendo incapaz de ganar un solo partido lejos del Palau. Vamos a hablar de las diferentes trayectorias que llevan ambos equipos.

sito_alonso.jpg

Sito Alonso dirige la nave blaugrana en este nuevo proyecto

Sito Alonso llega a Barcelona después de su buen bagaje en el Baskonia

Sito estuvo la temporada pasada en el Baskonia. Hizo una buena campaña llevando al equipo a la segunda posición de la ACB en la temporada regular para caer en semifinales con el que a la postre fuera el campeón, el Valencia Basket por 1-3. En Euroleague terminó octavo, entrando en Playoff pero le tocó jugar con el mejor equipo en la regular season, el CSKA y perdió la eliminatoria por la vía rápida con un 3-0 incontestable. En verano, después de la comentada salida de Bartzokas ocupa uno de los banquillos notables de la ACB y de la Euroleague; el del Barcelona. Pero este banquillo también es uno de los más observados, criticados y sujetos a una gran presión.

El bagaje de los de Sito hasta hoy es ser segundos en la ACB a una sola victoria del líder Real Madrid, pero donde está su déficit es en la Euroleague. Decimoprimeros, con un balance de 4-7, ha disputado 7 partidos en casa y ha perdido 3; y por si no fuera poco, ha completado su peor arranque de Euroleague como visitante siendo incapaz de ganar un solo partido de los 4 que ha jugado lejos del Palau.

 

bartzokasf4-680x393.jpg

Bartzokas celebrando el pase a Final Four con Lokomotiv

Georgios Bartzokas viviendo en la montaña rusa

Desde que el entrenador griego ganó la Euroleague en 2013 vive en una continua montaña rusa de emociones fuertes. Aquel año el objetivo que consiguió Bartzokas no era fácil de lograr. El Olympiacos había ganado la Euroleague la campaña anterior con el histórico Dusan Ivkovic. Bartzokas al repetir triunfo en Euroleague por segundo año consecutivo, logro que hasta el día de hoy sólo ha conseguido Maccabi en las temporadas 2003-04 y 2004-05, escribió con letras de oro al equipo griego en la historia de la Euroleague. Se quedó 2 temporadas y ganó una Euroleague.

Después de un año sabático se incorporó al Lokomotiv Kuban y se embarcó de nuevo en un proyecto importante. Y volvió a lograrlo: llevó a los rusos a la Final Four, eliminando al Barcelona en los Playoffs. Precisamente la ciudad condal iba a ser su siguiente destino. Pero esta vez fue un destino fallido. El Barcelona no fue capaz de entrar en los Playoffs de la Euroleague, en la ACB quedaron sextos y eliminados en Cuartos, en la Copa eliminados en semifinales; y en la Supercopa llegaron a la final pero la perdieron. La decisión era sencilla: el Bartzokas no seguía en el Barcelona una temporada más. Y el Khimki se hacía con sus servicios para la temporada 2017-18.

 

Dependencia de Shved y del quinteto titular

El base ruso es uno de los mejores jugadores de la presente Euroleague. Todo el juego que genera el Khimki pasa por sus manos y en la mayoría de los casos, termina también en él. Alexey Shved es el jugador que más minutos está sobre la pista con una media de 32:42 y el máximo anotador del equipo con 20.9 puntos de media. Si esto no fuera poco también es el que más asistencias reparte con 4.5 de media, el que más faltas recibe con 6.3 por partido y el que más valoración obtiene con 19.8 tantos por partido. Todo esto está muy bien. Muchos equipos querrían tener en sus filas a un jugador tan determinante. Pero este concepto tiene sus planteamientos en contra. ¿Hasta qué punto es bueno que un equipo tenga esta dependencia de un solo jugador? Lo que está claro es que Shved debe estar acompañado por más compañeros si el objetivo grupal es algo más que disputar una buena temporada. Si quieren seguir en la zona noble de la Euroleague el resto de compañeros deberían dar un paso al frente, en especial el quinteto titular. Aquí es donde empieza el gran déficit del equipo. Le acompañan James Anderson, Anthony Gill, Stefan Markovic, Thomas Robinson y Malcom Thomas superan los 10 de valoración, es decir, tan sólo 6 jugadores. El siguiente jugador que les sigue muy de lejos en valoración es Andrey Zubkov con 4.1 tantos.

Como conclusión podemos decir que Bartzokas cuenta con un gran jugador, acompañado de buenos compañeros, pero el resto de la plantilla está muy lejos en cuanto a las prestaciones demostradas.

alexey-shved-khimki-moscow-region-eb17.jpg

Beaubois y Shved (Euroleague)

El Mytishchi Arena es un fortín

El Khimki ha logrado hasta hoy 7 victorias y 5 de ellas las ha logrado en su feudo. Aquí está la clave principal de que el equipo ruso tenga una posición de privilegio en la Euroleague. Las 2 victorias fuera de su casa han sido, una en casa del R. Madrid, que por otra parte no es nada fácil de lograr; y la otra esta última jornada en Milán. Por otra parte en ataque tiene una media de 77.9 puntos, pero donde tiene margen de mejora es en defensa. Es la octava defensa de la Euroleague con una media de 89.27 puntos en contra. Bartzokas y los suyos tienen varios factores a su favor como son Shved, su cancha y un buen quinteto titular. Pero tienen trabajo por delante para mejorar las prestaciones de la segunda unidad y la defensa. De todas las maneras es meritoria la temporada que está realizando el equipo ruso, que recordemos que no es uno de los equipos habituales de la Euroleague y esto es una de sus máximas: ser un equipo habituado a jugar esta competición y con jugadores igualmente experimentados.

seraphin.jpg

El Barça, arrollador en la mañana de hoy ante San Pablo Burgos (ACB Photo/V. Salgado)

Mientras, el Barça se está buscando y le falta un líder

Los de Sito son el tercer mejor ataque de la Euroleague con una media de 81.09 puntos anotados por encuentro y la novena defensa de la competición con una media de 77.91 puntos encajados de media. Pero tiene un juego muy irregular. Una jornada desborda a su rival con un juego total, efectivo en ataque y agresivo en defensa; y el siguiente partido se ve arrollado por su rival siendo incapaz de contestar al equipo contrario. Mientras pasan las jornadas y el Barcelona esta en busca urgente de buenos resultados y sensaciones; también le urge buscar un líder sólido y unos cuantos jugadores que le complementen.

De momento la posición de líder la ocupa el pívot francés Kevin Seraphin con unos porcentajes de 13.5 puntos, 5 rebotes 1.8 asistencias y 14.5 de valoración. A su rebufo está su compatriota el base Thomas Heurtel con 9.4 puntos, 2.1 asistencias y 12.3 de valoración. El resto de compañeros tienen la irregularidad como compañero de viaje en una Euroleague que no perdona. Rakim Sanders y Adam Hanga acompañan al dúo frances pero compaginan buenos partidos con otros en los que se diluyen con facilidad. El resto del equipo no completa unas estadísticas acordes a lo que se les suponía y que atisben un poco de luz en el final del túnel que les permita sentirse esperanzados y ver que este Barcelona pueda entrar en zona de Playoff con unas ciertas garantías de poder mantenerse e incluso de ocupar ciertas posiciones de privilegio.

 

En definitiva, Sito y los suyos tienen mucho trabajo por hacer. Primero el efectivo: ganar partidos; segundo mejorar en la clasificación y tercero convencer a su afición de que es un equipo competitivo y fiable.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 9 meses
#Contenidos: 
99
#Comentarios: 
576
Total lecturas: 
319,505

Comentarios

A D. AlfonSITO, NO parece que le vino grande un equipo Euroliga -Baskonia, donde ya cumplió con los objetivos por los que fue contratado y reconocido en prensa. Claro tal vez se le haya olvidado el oficio, porque lo de "obligación de ganar" da para mucho.

Las funciones de D. AlfonSITO en su época de Bilbao eran de entrenador y director deportivo, formador debe ser cualquier entrenador.

Más que comparar la campaña este año del khimki y del Barcelona habría que ver la carrera de Bartzokas: ha conseguido objetivos en todos sus equipos (incluso en el Maroussi) excepto en el cuadro catalán, donde fracasó. Se juntaron diversos factores: un Rice que salía más que se esforzaba, una plantilla que en algunos casos se dejó llevar para que le cesaran (Navarro no fue de los que sacó la cara por el entrenador de puertas adentro), confección deficiente de la propia plantilla...el equipo de esta temporada con un base con cara y ojos (el propio Rice motivado) podría estar entre los seis primeros. A don Alfonso parece que a estas alturas le viene grande llevar un equipo nivel Euroliga con la exigencia de ganar; su papel de entrenador-formador de jóvenes en Bilbao era distinto y aquello sí que lo desempeñaba a la perfección

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar