Solapas principales

Fuenlabrada luce su traje de Eurocup en su pequeña revancha contra Gran Canaria (85-75)

  • El Fernando Martín mantiene su condición de feudo inexpugnable en la competición europea.

EL PARTIDO EN CLAVE:

1. VOCACIÓN OFENSIVA. El partido arrancaba con un ritmo anotador incesante que vino derivado, más que por el talento colectivo, por el nivel de dos defensas, las de ambos conjuntos, que no estuvieron cómodas durante ninguno de los 10 primeros minutos. Tanto Fuenlabrada como Gran Canaria, que fueron allternándose parciales a favor y en contra, terminaban encontrando buenas opciones de tiro siempre en posesiones cortas y desde situaciones muy diferentes, ya fuera en el triple (Hakanson, Cruz o Salin), en la continuación (Pasecniks, Sekulic u O'Neale) o en la simple penetración a canasta (Paunic, Cruz, McCalebb y Paulí). Fuenlabrada llegó a alcanzar en estos sectores de partido su máxima renta a favor de la primera mitad (7 puntos), sostenido en Hakanson, Paunic y, sobre todo, en un Cruz (12 de sus 16 puntos llegaron en el primer cuarto) que fue el que mantuvo el tú a tu con los visitantes en casi todo momento, encontrando siempre facilidades en uno contra uno con demasiado espacio.

2. KURIC ENTRA EN EL PARTIDO Y FUENLABRADA SE SALE. El ritmo anotador elevado tarde o temprano parecía claro que iba a terminar favoreciendo a un Gran Canaria, con una plantilla con más talento individual y más acostumbrada a marcharse a altas anotaciones (su promedio en Eurocup era de más de 92 puntos, por los 89,9 de Fuenlabrada). Y en ese contexto, además, quien más cómodo podía sentirse era, precisamente, el que venía siendo su mejor anotador durante la primera fase de competición europea (16,6 puntos por partido), un Kyle Kuric que emergió con convencimiento en su plan de lanzar y lanzar cuando el partido había entrado en una fase más confusa. De sus manos llegaron tres triples de manera casi consecutiva, entre los que se interpuso O'Neale con un espectacular mate. Fuenlabrada ya empezó a dudar de su plan en ambos lados de la cancha y O'Neale se sumó a la fiesta del triple que Kuric tenía montada (14 de sus 21 puntos llegaron en ese segundo cuarto, 12 de ellos desde más allá de los 6,75).  Gran Canaria se marchó 14 arriba y el partido entró en un terreno que Fuenlabrada ya conocía, con esa dinámica tan habitual (lo que pasa en un lado de la cancha, afecta en el otro) que sólo suele ser revertida con acciones puntuales que animan a la épica.

3. FUENLABRADA NO ES GRAN CANARIA. O sea, a ver, eso es bastante evidente, pero es que había hoy un dato difícil de esquivar, que además añadía cierto picante al partido: el único antecedente entre ambos conjuntos esta temporada había dejado una marca dolorosa en la retina de la afición fuenlabreña después del histórico descalabro en las islas, donde cayeron 111-60 en la derrota más holgada de la trayectoria del club madrileño en ACB. El Fernando Martín, eso sí, es otra historia. La derrota liguera ante Baskonia, además, aún estaba muy fresca (poco más de 48 horas habían pasado), y eso era un arma de doble filo: bien podía afectar sobre la confianza que Fuenlabrada había mostrado en el Fernando Martín en el último par de meses, o bien podía herir en su orgullo para mostrar con más empeño cómo había logrado encadenar 7 victorias consecutivas como local en su feudo, donde, además, no había caído aún en toda la Eurocup. Tras el potente parcial visitante y un par de tiempos muertos infructuosos de Cuspinera, Smits, que venía de acumular 3 o 4 errores en el tiro o en la toma de decisiones, conseguía levantar dos mates consecutivos. La emoción parecía volver a levantarse a través de las piernas del letón, que hacía en el segundo cuarto sus mejores minutos en el partido. A partir de ese acto de fé Fuenlabrada construyó otra vez buenos ataques y apretó su defensa. Smits ejecutaba y Cruz, que ya había erigido en referente del equipo en anotación en el primer cuarto, se echaba a la espaldas la dirección, repartiendo 4 de sus 6 asistencias en ese segundo período.

4. FUENLABRADA LUCE FONDO DE ARMARIO CURTIDO EN EUROCUP PARA ABRIR BRECHA. Ya habia pasado un buen tiempo desde la última vez que Fuenlabrada salía bien del túnel de vestuarios y se marcaba un buen tercer tiempo. Levantar 14 puntos de desventaja antes del descanso sin duda ayudó a la plantilla naranja a mantener la concentración. De los 15 minutos de descanso los dos equipos volvieron a salir con intensidad y acierto y el reflejo claro fue que en apenas 1 minuto de tercer cuarto ambos equipos ya habían anotado un triple. Las defensas parecían más ajustadas y Gran canaria sostenía ahora un entramado defensivo de dos contra uno en la pintura y las esquinas que dificultó algunas posesiones de los jugadores locales en los primeros minutos. Pero la dinámica terminó imponiéndose: Fuenlabrada se ponía de nuevo arriba en el marcador con un triple de Paunic tras un parcial de 11-5. La tierra de por medio, sin embargo, la pondría alguien menos acostumbrado a los focos en liga y que ya ha sumado alguna buena actuación en Eurocup: Ian O'Leary. El irlandés anotaba 4 puntos seguidos a los que sumaba un tapón y Fuenlabrada se alejaba 6 arriba. A Gran Canaria le llegó entonces la desconcentración y los nervios, fruto de los cuales sumaron algún error en decisiones ofensivas y defensivas que dieron con una desventaja que llegó a los 10 puntos y que se quedó en 8 antes del último cuarto.

5. LA TENSIÓN DEL CIERRE. Solo con ella se entiende que en los últimos 10 minutos de partido el ritmo anotador de ambos conjuntos, que se había mantenido en los 3 primeros cuartos por encima de los 20 de manera holgada, disminuyera tanto en la primera mitad de cuarto. Continuaron las defensas ajustadas que desde el descanso ambos conjuntos lucieron, pero esta vez hizo más por la falta de anotación la tensión en las muñecas que el mérito táctico. Tanto fue así que es difícil contar mucho más allá de errores en los primeros 5 minutos de ese último período. Los números, esta vez, son suficiente muestra: en ese sector de tiempo, Fuenlabrada y Gran Canaria solo habían anotado 4 puntos, respectivamente. A esas alturas, con 4 minutos y medio por jugar, el partido ya entró en una dinámica de esfuerzos por minuto y tiempo muerto. Del primer minuto, Fuenlabrada salió con vida, manteniendo sus rentas de 8-10 puntos.  En el segundo, a los locales incluso les fue bien y llegaron a ponerse 12 arriba. Para cuando Gran Canaria quiso dar el susto al partido apenas le quedaban ya 2 minutos y medio, lo que significaba que tenían que llegar puntos desde el perímetro, bastante volumen de lanzamiento y los menores errores posibles atrás. Los visitantes llegaron a colocarse 8 abajo, pero el ritmo ya lo tenía controlado Fuenlabrada, que terminó dejando su renta para el basket average en 10 (85-75).

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 11 meses
#Contenidos: 
128
#Comentarios: 
304
Total lecturas: 
273,515

Comentarios

horrible partido del granca, especialmente la segunda parte. en la primera nos salvo el alto nivel de anotación, en la segunda, naufragio. Fuenlabrada gano por intensidad y corazón. tal vez la victoria tan amplia del partido de acb o somos mejor equipo ya le daremos la vuelta al partido o la relajación tras haber conseguido la plaza para la copa hicieron que el equipo mostrase una cara muy mala. ahora veo muy complicado pasar de fase. felicidades al fuenla.

Yo que en la noticia anterior del Granca había aventurado su clasificación, pues ojito que en estas fases tan cortitas, empezarlas con 0-2 luego cuesta mucho reaccionar. Otro fallo mas y la cosa se les pone muy pero que muy chunga, tendrían que empezar a ganarlo todo y superar averages, de momento con Fuenla ese -10 no será fácil de levantar. Es extraño perder con un rival sin Popovic ni Diagne,aun así sigo confiando que los canarios pasarán. Excelente experiencia europea de Fuenla, me gustaría saber si ellos, compitiendo como lo están haciendo, están perdiendo dinero por jugar Eurocup, saludos.

Vi la segunda parte y el pundonor del Fuenlabrada fue enorme. Un equipo mucho más limitado (Además, con las bajas de Popovic y Diagne) pero que le comió la tostada al GranCa. Y solo 2000 aficionados pero cómo animan, debemos tomar nota en Miribilla

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar