Solapas principales

Golpe sobre la mesa de la Penya ante Unics Kazan en un doble final de infarto (91-93)

  • Ferran Bassas y los jóvenes cogieron el timón del equipo ante las bajas de Ante Tomic y Pau Ribas
  • Una canasta de Brodziansky dio la victoria en la prórroga a falta de 2 segundos

A LA GUERRA SIN TOMIC NI RIBAS

Al igual que lo hizo Iván el Terrible en el siglo XVI, el Joventut de Badalona quería conquistar la ciudad de Kazán para llevarse su quinta victoria consecutiva en Eurocup. Una gran batalla entre dos equipos que, a priori, van a luchar por la primera plaza del Grupo A. Esta vez, por eso, los guerreros de Carles Durán viajaban a tierras rusas sin dos de sus referentes: Ante Tomic -por problemas burocráticos- y Pau Ribas, con molestias musculares. Dos bajas muy sensibles para los verdinegros en una de las visitas más exigentes de la competición. Toda una prueba de fuego para la Penya y sus jóvenes. John Holland también se cayó de la lista de los locales, mientras que Shawn Dawson y Arturs Zagars se sumaron a la infermería del Joventut.

 

CADA UNO JUGÓ SUS PROPIAS CARTAS

Carles Duran ya avisaba antes del partido del potencial ofensivo del Unics Kazan. En especial, de la calidad de algunos de sus jugadores perimetrales. Así, a través de un gran desgaste defensivo, la Penya trató de llevar el partido a su terreno para que los locales no se dejaran ir en ataque. Y lo cierto es que durante gran parte del partido los verdinegros fueron capaces de anular el juego exterior de los rusos. Los 2 contra 1 constantes frente Jamar Smith e Isaiah Canaan fueron claves para lograr que los americanos no fueran protagonistas -al menos no tanto como en otras ocasiones-. Un ajuste táctico que los rusos aprovecharon para hacer daño en la zona, con un John Brown III que fue superior a los interiores del Joventut. 

LOS JÓVENES AL PODER

En la Penya no es ninguna noticia que los jóvenes sean protagonistas. Pero, ante las bajas de Tomic y Ribas, los “niños” del Joventut sacaron pecho más que nunca. Xabi López-Aróstegui, muy acertado, actuó como el gran líder de los visitantes en ataque, siempre acompañado por un Brodziansky que no falló en el momento importante. Pero más allá del vasco, el trabajo oscuro de Simon Birgander y Joel Parra, que tuvieron un papel fundamental, fue clave para controlar el rebote y plantar cara a un rival de calibre. Y todo ante el liderazgo de Ferran Bassas, otro jugador made in Badalona, que fue el director de la orquesta. Un premio inmejorable al trabajo realizado durante muchos años. Auténtico ADN verdinegro. El Joventut volvió a dar un recital de juego colectivo.

 

LA FRIALDAD DE VLADIMIR BRODZIANSKY

A falta de 2’8 segundos, Brodziasnky aseguró una nueva victoria para la Penya. En los momentos cruciales a cualquiera le habría temblado el pulso, pero el eslovaco no perdonó. 

 

 

 

IMPONERSE A LAS ADVERSIDADES

Lo que está consiguiendo la Penya esta temporada tiene mucho mérito. Y el encuentro ante Unics Kazan es la prueba definitiva. Porque, pese a las bajas importantes, pese a que tenían delante uno de los rivales más talentosos de la competición y pese a todas las adversidades que puedas imaginar, los verdinegros lograron una victoria contra todo pronóstico. Todo un ejemplo de supervivencia. El Joventut nos volvió a regalar otro partidazo, esta vez con prórroga incluida. Los visitantes tuvieron el partido en el bolsillo en los primeros 40 minutos, pero el talento individual de los rusos en el tramo final del encuentro puso las tablas al marcador para que pudiéramos disfrutar 5 minutos más de este maravilloso espectáculo. Y, en la segunda, los de Carles Duran no perdonaron. 91-93 para sumar el quinto triunfo en cinco partidos. Los finales ajustados están de moda en Badalona. 

FERRAN BASSAS, UN LÍDER EN LA SOMBRA

Sin Ante Tomic ni Pau Ribas, el Joventut pedía a gritos un líder sobre la pista y Ferran Bassas asumió el peso del equipo con una tranquilidad absoluta. El base de Badalona supo leer a la perfección todo lo que ocurría en el parqué para dar sentido y fluidez al juego de su equipo. Una gran demostración a la hora de tomar decisiones correctas, el ejemplo perfecto del trabajo que debe hacer un base organizador. No fue el máximo anotador ni tan solo el que más tiros intentó, pero su trabajo fue vital para que los visitantes lograran una victoria más. Acabó el partido repartiendo 13 asistencias, incluyendo el pase a Brodziansky que daba la canasta ganadora.  El retorno de Bassas a su casa parece un guión escrito. 

 

 

ESTADÍSTICAS

 

 
 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 meses 2 semanas
#contenidos: 
28
#Comentarios: 
43
Total lecturas: 
36,394

Comentarios

Enorme victoria de la penya en una cancha difícil y sobreponiendose a varias bajas y una prorroga. Vaya progresión de Birgander!