Solapas principales

Jorge Gutiérrez: “Hace tiempo que no me sentía a gusto jugando”

Jorge Gutiérrez (Chihuahua, México, 1988) es una de las caras reconocidas del baloncesto mexicano, un deporte que está cada vez más en alza en el país norteamericano, como el mismo protagonista nos contaba durante la entrevista que tuvimos con él en un café de la ciudad de Hamburgo, en Alemania.

Ahí, en Hamburgo, es donde le ha llegado la oportunidad que el mexicano esperaba después de arrastrar diversas lesiones que le impedían disfrutar del baloncesto. Y reconoce que es una de las razones por las que se siente a gusto con Hamburg Towers: “el equipo siempre me trata bien y están pendientes de lo que necesito”. “Hace tiempo que no me sentía a gusto jugando”, añade el mexicano.

El jugador, también crítico consigo mismo admite que no está contento con el juego que ha desarrollado en los dos últimos partidos, declara estar agradecido con el equipo de Hamburgo: “me dieron una oportunidad que no muchos quisieron darme porque había muchas preguntas sobre mi rodilla y sobre mi salud”. Y por eso, Gutiérrez admite que quiere disfrutar de ello “tratar de seguir mejorando y de demostrar que mi cuerpo está bien y que mis rodillas están bien”.

Estadísticas de Jorge Gutiérrez en la liga alemana

Esas lesiones no le dejaron disfrutar de su corta estancia en la ACB. El mexicano fichó por el Gipuzkoa Basket después de una operación y aunque reconoce que “no fue una experiencia buena”, se queda con lo positivo de que aprendió “muchas cosas”. “Creo que de todo se aprende”, nos dice. El base no esconde que no está satisfecho con el papel que hizo en nuestra liga: “no disfruté porque no pude jugar, no llegué en el momento en el que yo pudiera ser yo en la pista. La liga española es la segunda mejor del mundo y llegar así a una liga como esa no se debería de hacer. Lo intenté, pero no fue una buena idea, nunca me sentí cómodo o saludable”, admite. 

Tras ello, volvió a su país, y en Alemania, encontraría el camino de vuelta al alto nivel. Una liga que no conocía, y que le ha sorprendido por lo físico que es el juego. “Esperaba un juego más espectacular, como la liga española, con juego más fluido. Aquí es más lento, más táctico. Aun así es una liga muy buena, aunque diferente a lo que me esperaba”, reconoce.

“Ahora ya estamos compitiendo”. El camino con Hamburgo

Los inicios de Hamburg Towers en la Bundesliga no fueron fáciles, y el camino aún tiene obstáculos que derribar para lograr el objetivo final: salvar la categoría. Hamburg Towers es un equipo joven y que esta temporada 2019-2020, juega por primera vez en la máxima competición del baloncesto alemán. Aun así, lo hace con la máxima ambición y con jugadores de nivel alto en su plantilla como Heiko Schaffartzik, Bogdan Radosavljević o el propio Jorge Gutiérrez.

gutierrez-schaffartzik-carrera.jpg

Jorge Gutiérrez charla con Michael Carrera y Heiko Schaffartzik durante un partido. Foto: Markus Kühlen

Aunque perdieron sus últimos partidos y las victorias todavía llegan a cuentagotas, Gutiérrez es positivo ante la mejoría del equipo. "Cuando llegué perdíamos de veinte o treinta puntos, no eran juegos competitivos. Ahora ya estamos compitiendo, creo que es algo nuevo para nosotros y nuestro siguiente paso es competir hasta el final”, declara el base mexicano. “Si vemos lo que hemos hecho en general, hemos mejorado y eso siempre es positivo, es como debemos pensar y centrarnos en ello”, añade.

Es cierto que hemos mejorado bastante desde que empezó la temporada, pero es frustrante el jugar bien por la mayor parte del tiempo y perder de nuevo”, declara Jorge Gutiérrez cuando habla de cómo se encuentra el equipo ante la actual situación.

Sin ir más lejos, Hamburgo solo cuenta con tres victorias y es penúltimo, con las mismas victorias y una derrota menos que el colista, Syntainics. Salvar la categoría es el objetivo claro dentro del vestuario, y el mexicano nos revela que conocen el camino. “Sabemos que cada partido es importante, que algunos equipos serán difíciles de vencer, pero lo vamos a intentar”, reconoce el jugador.

Nos quedan unos quince partidos y de ellos, deberíamos ganar unos seis a mi opinión personal”, nos cuenta Gutiérrez. “Somos competidores, siempre queremos ganar y llegar más allá de nuestro objetivo, y si no tienes esa mentalidad, no deberías estar jugando. Sabemos que podríamos haber ganado algunos partidos, pero aún tenemos posibilidad de conseguir el objetivo”, declara con positividad el mexicano.

"En Hamburgo me dieron una oportunidad que no muchos quisieron darme porque había muchas preguntas sobre mi rodilla y sobre mi salud"

Al preguntarle qué cree que hace falta para dar ese último paso hacia las victorias, Jorge Gutiérrez no piensa que sea la falta de experiencia. “Los que terminamos los partidos tenemos experiencia. Como equipo hemos mejorado, y podemos tener unas victorias en los próximos juegos”, comenta.

¿Su futuro en Hamburgo? El mexicano se siente tentado por la idea. “Es una opción muy buena, me gusta la ciudad, es muy bonita. La ciudad de Hamburgo está hambrienta por un buen equipo, claro que los de fútbol son buenos, pero no están en la primera división de Alemania, y se ve que la ciudad está desesperada por tener deporte de primer nivel. Si se diera la oportunidad de seguir, sería un buen lugar donde continuar”, nos admite.

“No todos pueden decir que llegaron a la NBA”. El sueño cumplido

Jorge Gutiérrez se convirtió en el cuarto mexicano en jugar NBA cuando firmó su primer contrato, de tan solo diez días, con los Brooklyn Nets. Ese contrato temporal se hizo más largo, y con los Nets llegó a estar casi un año, hasta que fue traspasado a Philadelphia 76ers, donde no llegaría a jugar al ser cortado al día siguiente. Y tras ello, una experiencia temporal también en Milwaukee Bucks, Charlotte Hornets, y un corto regreso a los Brooklyn Nets. Una experiencia complicada la que vivió en Estados Unidos, pero que el mexicano guarda con positividad en sus recuerdos.

"No todos pueden decir que llegaron a la NBA. Una cosa es llegar y otra es mantenerse, que es lo que yo no logré, pero nadie me va a decir lo que se necesita para jugar allí o lo que se siente"

Es complicado porque cada día estás que no sabes lo que va a pasar, que tienes que demostrar que vales”, comenta el mexicano. “Allí estás en medio, no sabes si estar concentrado en una liga o en otra -el mexicano pasó tiempo en la liga de desarrollo- pero a la vez es emocionante porque tienes la oportunidad de jugar en la mejor liga del mundo y es el sueño de todos”, explica ante su experiencia allí.

¿Se ve de nuevo en la NBA? Jorge Gutiérrez es sincero: “A mí edad ya no. Todo lo que hice, lo hice porque yo tenía un sueño, un objetivo, lo logré”, afirma. “A lo mejor algunos dicen que no jugaste o no te dieron la oportunidad, y cuando lo hicieron, lo demostraste, pero no te dieron más. Sí, pero no todos pueden decir que llegaron. Una cosa es llegar y otra es mantenerse, que es lo que yo no logré. Pero llegué, entonces nadie me va a decir lo que se necesita para llegar y nadie me va a decir lo que se siente al estar allí”, declara el mexicano.

Sobre sus momentos en la G-league, Gutiérrez sigue en su línea y lo analiza de manera positiva: “Es una liga donde vas a mejorar y nunca lo vi de manera negativa. Donde te dan la oportunidad de ir y ver lo que puedes hacer dentro de ese juego NBA, ya que si te vienes a Europa es un juego complejo, totalmente diferente. Para es donde puedes demostrar que puedes encajar dentro del juego NBA”, reafirma.

 

Ese niño que probaba cada deporte que se ponía por delante, llegando a practicar balonmano, beisbol o incluso tenis, y que eligió el baloncesto por la pasión que despertaba en él y porque lo llevaba en la sangre, cumplió su sueño de pisar la NBA. En ese momento se encontraba más cerca de su patria, ahora más lejos, reconoce añorar “el poder hablar con alguien en español, interactuar más” además de a su familia y amigos, el viajar por su país y la comida.

Antes de embarcarse en Europa, estuvo en México, en una liga de baloncesto que el propio Gutiérrez nos reconoce que está creciendo. “Desde que yo empecé a jugar para la selección mexicana, hicimos papeles muy buenos como ganar la Copa América o el Centrobasket. Nos clasificamos para un mundial, algo que en cuarenta años no había pasado antes”, declara. “El baloncesto en México está mejorando, la NBA lo está viendo y está haciendo algunos juegos allí. Nos falta mucho, pero ya el baloncesto en México se juega más y se le da más importancia

A sus 32 años, el mexicano reconoce ir “día a día” y “seguir mejorando, de ayudar a mis compañeros y todos los que están alrededor mío a mejorar”. “Mi objetivo a corto plazo es ayudar a mi equipo a ganar y a largo plazo es ya hacer todo lo posible para que mi cuerpo aguante todos los años que quiera jugar y demostrar que puedo seguir jugando a un nivel alto”, afirma el base. “Tuve la oportunidad de estar en un Training Camp con Denver este verano, eso dice algo, que todavía, de una manera u otra, un equipo NBA me dio una oportunidad”, admite Gutiérrez, quien se ve muchos más años en la élite del baloncesto.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#contenidos: 
151
#Comentarios: 
161
Total lecturas: 
351,725