Solapas principales

Kuzminskas coge el recado de Plaza y lidera a Unicaja ante Cedevita (90-67)

  • Unicaja dominó de principio a fin a un Cedevita que pagó un mal inicio de partido
  • Plaza mandó el recado y Kuzminskas lo asumió: 17 puntos y dueño absoluto del encuentro
  • Pullen y Babic sumaron 40 de los 67 puntos de los croatas

Plaza lo pidió en rueda de prensa: “Kuzminskas debe ser más líder”. Y el lituano respondió donde debe hacerlo, sobre la pista, con una espectacular actuación, anotando 17 puntos y capturando cinco rebotes, para 19 de valoración. Los malagueños dominaron el encuentro desde el primer minuto, y no lograron que Cedevita bajara de los diez puntos prácticamente desde la mitad del primer cuarto. Sólo Pullen y Babic dieron la cara, sumando 40 de los 67 puntos del Cedevita, que cayó por 90 a 67.

Will Thomas, con un 2+1, abriría el marcador del encuentro, con un buen movimiento de balón del conjunto de Plaza, que empezaba con DeMarcus Nelson de base. El base americano demostraba una gran lectura del pick’n’ roll en los primeros minutos, ante una débil defensa de Gordic. La principal ventaja de Cedevita eran los centímetros de Bilan, centro de todos los ataques de los croatas, siendo Bilan y Babic los primeros en anotar para los croatas.

luka-babic-cedevita-zagreb-eb15.jpg

Babic intenta salir de la presión malagueña (Euroleague)

Unicaja ofrecía ciertas facilidades en defensa en los primeros minutos, pero estaban inspirados en ataque, lo que les daba el mando del marcador. Eso, unido al dominio del rebote ofensivo, acercaba pronto a Unicaja a la barrera psicológica de los diez puntos. Y no tardaría en alcanzarla, con una canasta de Fran Vázquez tras asistencia de Smith, que colocaba el 16 a 6 en el marcador a falta de cuatro minutos.

Cedevita respondía tímidamente, con dificultades para anotar, pues sólo Babic entraba en escena. El equipo de Plaza se gustaba, se sentía cómodo en la pista, y muestra de ello fue una suspensión anotada por Suárez tras asistencia sin mirar de Jackson y un 2+1 de Kuzminskas en la siguiente jugada que colocaba a Unicaja con 16 de ventaja a falta de 34 segundos. Cedevita cambiaría su estilo, evitando cargar tanto el juego en la zona y buscando alternativas en el exterior, donde vieron aro, cerrando el cuarto con un triple de Pullen, que dejaba el primer cuarto en 27 a 14, con Fran Vázquez y Kuzminskas como hombres destacados, con 6 y 8 puntos respectivamente.

 

Una canasta de Zganec abriría el segundo cuarto, pero no tardaría en responder Unicaja, de la mano de Fran Vázquez. La defensa de Unicaja asfixiaba a Cedevita, que no encontraba tiros fáciles, y Unicaja seguía su festival particular, esta vez con un triple de Suárez que devolvía los 16 de ventaja a los malagueños. Babic era la respuesta de los croatas, con 9 puntos, pero eran insuficientes para que el equipo que dirige Veljko Mrsic se acercara en el marcador. Además, si Cedevita anotaba, Unicaja respondía de igual manera, por lo que la diferencia se mantenía entorno a los 16 puntos.

edwin-jackson-unicaja-malaga-eb15.jpg

Edwin Jackson busca penetrar a canasta (Euroleague)

A mitad del segundo cuarto, Unicaja ya alcanzaba los 20 puntos de ventaja, con otro triple de Suárez. Mrsic buscaba soluciones en el banquillo, sin éxito, con el agravante de no tener las ideas claras en ataque. A eso se le unía la sangrante diferencia en el rebote, que ya era de 12 a falta de dos minutos y medio para el descanso.

Tras un tiempo muerto, Unicaja saldría al mismo ritmo, y colocaría la máxima diferencia en el marcador gracias a un triple de Díez. Además, Mrsic se desesperaba aún más en la siguiente jugada, en la que un despiste defensivo dejaba a Jamar Smith totalmente solo en la esquina. Y no sólo eso, si no que el propio Smith daba con Díez, que anotaba el tercer triple consecutivo de los malagueños. Pullen anotaría una espectacular canasta para cerrar el cuarto, con 52 a 31 para Unicaja.

Arapovic abriría el marcador tras el descanso, con Unicaja teniendo problemas para anotar. La falta de acierto, unido a ataques más lentos, dejaba a los malagueños sin tiempo para lanzar, y tuvieron que recurrir a tiros forzados. Mientras tanto, Cedevita seguía recortando distancia, con Babic al mando. La defensa croata había mejorado notablemente, y la primera canasta malagueña tardó casi cuatro minutos en llegar, con un mate de Kuzminskas de donde sacó también la falta de Miro Bilan. Y poco tardaría el lituano en volver a anotar, devolviendo la diferencia a los 20 puntos y obligando a Mrsic a pedir tiempo muerto, con 57 a 37 en el marcador a falta de 5:52

El show seguiría a pesar de Pullen, quien anotaría desde el perímetro, y Kuzminskas pondría la nota espectacular con un mate tras reverso al contraataque, que hacía las delicias de los asistentes al Martín Carpena. La diferencia de Unicaja seguiría siendo cómoda, a pesar de los intentos de Pullen por aguar la fiesta, pues anotaba tres triples consecutivos que lo colocaban como máximo anotador de su equipo. Mas el problema del Cedevita también era ese: sólo anotaba Pullen.

Para volver a los 21 de ventaja, una jugada donde el balón circuló a la perfección, triangulando entre las dos esquinas y el poste medio, que acabó en triple de Alberto Díaz. Entonces Plaza daría entrada a Nedovic, el gran damnificado. El serbio no pisó la pista en casi treinta minutos, y su entrada no fue demasiado esperanzadora, siendo lo más destacado una falta que cometió. Pullen volvió a cerrar el cuarto, con dos tiros libres, que dejaron el marcador en 71 a 50 con el último cuarto por disputar.

 

Luka Zoric recordaría al de sus años en Málaga con la primera canasta del último cuarto, con una suspensión tras hacerse sitio en el poste bajo. Unicaja sólo tenía que aguantar para firmar su segunda victoria en el Top 16, y Kuzminskas iba a ser el encargado de ello. Junto a él, la intensidad de Jack Cooley, que reboteaba y conseguía forzar una falta antideportiva de James White, que intentó frenarlo de forma brusca bajo el aro.

Unicaja se limitaba a ganar. No forzaba la maquinaria y jugaba sin ansiedad alguna, llegándose a permitir dar descanso a Kuzminskas, que era despedido con una sonora ovación. La nota negativa la daba Nedovic, totalmente desconectado del partido y transmitiendo una desidia que para nada le iba a hacer ganar puntos con Plaza. Aún así, una asistencia suya a Díez acercaba a Unicaja a los 30 de ventaja, y Mrsic pedía tiempo muerto, con 80 a 52.

El partido ya estaba completamente roto, y el partido estaba decantado. Sin embargo, los árbitros se complicaron de forma estúpida la situación, llevándose una sonora pitada tras no señalar dos infracciones de pasos consecutivas muy evidentes. Cedevita intentaba maquillar el resultado, con la intención de llegar a Croacia con un basket average remontable, y con Babic al mando lograron reducir hasta los 22 puntos. Los últimos minutos pasaron a ser una fiesta en la grada, con la clásica charanga de “Los Mihitas” tocando el himno de la victoria de Verdi. Unicaja cerró la victoria con un marcador de 90 a 67, gracias al espectacular partido de Kuzminskas, que anotó 17 puntos, y al dominio en el rebote, 43 a 23 a favor de los malagueños. Pullen y  Babic anotaron 40 de los 67 puntos del Cedevita, los más destacados del conjunto croata.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 5 meses
#contenidos: 
233
#Comentarios: 
1,588
Total lecturas: 
1,224,301

Comentarios

Calendario benévolo y doméstico que nos está permitiendo reengancharnos, retomar sensaciones. Si unicaja jugara así en ACB otro gallo habría cantado contra equipos como Sevilla, Bilbao, Andorra, Zaragoza o Herbalife, que sin faltar el respeto y atendiendo a presupuesto y jugadores, son los partidos que unicaja no debería haber perdido (las derrotas contra barcelona, valencia y laboralkutxa entran dentro de los posible). Digo esto porque aunque cedevita es posiblemente de los equipos más flojos del top 16, creo que es del nivel, por ejemplo, de andorra o bilbao, y superior a sevilla sin duda alguna.
Dicho esto, espero este espíritu frente al retabet. Creo que los jugadores se han puesto el mono de trabajo, y aunque todavía el juego no brilla, por lo menos parece que ya la defensa no hace tantas aguas como antes.
Falta mejorar el tiro de tres. Los tiros libres. Cerrar mejor el rebote.
A ver...

no creas, este equipo no es nada flojo, gano a los turcos del Daru, a los que Unicaja gano justísimo, el equipo mas flojo de esta fase es el Zalguiris por su bisoñez, pero este`equipo esta bien armado, ayer Unicaja salio con sus baluartes enchufados y rompieron pronto el partido, que junto a una defensa asfixiante dejo poco chance a la remontada croata. Con respecto al juego, domestico, pues totalmente de acuerdo, exceptuando Valencia y Barcelona , en el resto de derrotas una relajación inexplicable.

Kuz lo será , siempre que Plaza le ponga a jugar!, ha tenido que compartir muchos minutos con jugadores que no estaban aportando nada. Respecto al partido, muy superior el equipo boquerón,y una pena el regalo griego de la semana pasada hoy seria uno de los dos únicos invictos y con un horizonte mas de color rosa. The man , vuelve a dar señales de vida y eso se traduce en una intimidación y un dominio ofensivo del rebote incontestable, esperemos vaya siendo la tónica.