Solapas principales

La NBA llama a las puertas de una de las torres del Joventut: Vinicius da Silva

En el año 2017 y con apenas 16 años, Vinicius Da Silva aterrizaba en la cantera del Joventut proveniente del Paulistano Corpore. Su formación se realizó principalmente en la sede central del club situada en la ciudad de Sao Paulo, Brasil. Jugadores como Marcelinho Huertas también formaron parte, en su momento, de dicha entidad. 

En el momento de su llegada se publicaba como había dado a conocer y su historiaEmpezó a jugar al baloncesto a los 12 años en el Regatas de Campinas, su ciudad natal, y el Paulistano supo de él a través de su hermano mayor, Victor André. “Es un proyecto del club y de repente se convirtió en una sensación. Los scouts de la NBA vinieron a ver entrenamientos del Paulistano y conocieron a Vinicius. Se quedaron locos. Tiene mucha altura y envergadura, que es todo lo que quieren. Tiene un biotipo especial para el baloncesto”, aseguraba Diego Jeleilate, el preparador físico del club brasileño.

Su proyección desde entonces ha cumplido totalmente las expectativas. En su paso por las categorías de formación del Joventut, fue una pieza fundamental en todo momento. En defensa era clave y en ataque ofrecía muchas segundas oportunidades y una gran cantidad de rebotes. En su último año junior, logró proclamarse tercero de España gracias a un triple en el último segundo de Zsombor Maronka. Su mejor partido, en el Campeonato de España Junior, llegó frente al Gran Canaria con 20 puntos y 10 rebotes. Una actuación clave para pasar a semifinales.

Vinicius da Silva (Joventut Badalona U18 C #16) vs Gran Canaria

Actualmente, forma parte de la plantilla del CB Prat, en LEB Plata, donde promedió 8 puntos y 4.7 rebotes esta temporada. Rozando los 2.15m y con una mejora del tiro bastante notoria, está teniendo una progresión muy adecuada. Su contrato con el club verdinegro no caduca hasta 2022. 

FORTALEZAS

Una altura envidiable: Desde su llegada a España, ha sido uno de sus puntos más detacables de su carrera. Con su presencia en la cancha hace que se convierta en una figura muy destacable. Su anchura de brazos está por encima de los 2.18m y eso supone una gran ventaja frente a sus contrincantes. Además su tiro desde arriba es muy dificil de taponar, por lo menos en las ligas donde a día de hoy está compitiendo. 

Lectura del juego: En el Joventut han sabido enseñarle perfectamente a conocer el juego y a moverse en función de los sistemas. Contra las defensas en zona en un arma letal, capaz de tirar desde la media distancia y siendo el epicentro del movimiento del balón. Sus movimientos por línea de fondo son perfectos para efectuar un segundo o tercer pase extra que fortalece el ataque de su equipo. 

Una ligereza que sorprende: En los sistemas de presión, es muy llamativo como muchas veces ocupa la primera línea y es capaz de defender con buen ritmo en todo el campo. Con sus 2.13m tiene una capacidad para moverse por el campo y no ser una carga negativa en el la velocidad del equipo. Su velocidad y elasticidad son puntos muy positivos en el juego, haciendo que pueda llegar a taponar a canastas casi aseguradas y ocupando lugares en ataque, como en el rebote ofensivo, que nadie llega. 

 

DEBILIDADES

Su fortaleza, una de sus debilidades: Para ser un jugador tan alto, no tiene una potencia física que destaque por encima del resto de jugadores. En muchas ocasiones, suele anotar y producir tanto en ataque como en defensa por su altura y no por su poder físico. En una competición como la Liga Endesa, todavía estaría muy verde para competir antes jugadores de sus mismas características. 

Seguridad en el pase: Tras rebote, su seguridad en el pase es muy dudosa. Tiene buenos conceptos adquiridos, como no bajar el balón debajo del aro, pero le falta fuerza en el pase. En muchas ocasiones los defensores aprovechan la presión en el pase para provocar una pérdida. El pase por encima de la cabeza no suele ser un problema, debido a su enorme altura, pero en categorías más profesionales ante jugadores mucho más rápidos y altos, podrían ser un gran problema.

Bote y 1x1, desde el 6.75, nulo: Dentro de la zona y de espaldas al aro puede llegar a botar y ser una seria amenaza. Ampliando el campo, la cosa cambia. En un momento dado, puede generar un triple si está solo abierto, pero es incapaz de crear sus propios tiros y jugar un 1x1 de forma contundente. Hoy en día en la NBA e incluso en la Liga Endesa, se encuentras jugadores muy altos capaces de adaptarse a casi cualquier posición del campo. El jugador brasileño, teniendo esas carencias en ataque, deberá pulir el físico y perfeccionar sus movimientos en la zona o ampliar el rango en ataque para llegar a ser un jugador elitista. El potencial y los destellos de talento, junto con la ética de trabajo del Joventut, hacen de Vinicius Da Silva un jugador muy a tener en cuenta los próximos años. 

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 11 meses
#Contenidos: 
190
#Comentarios: 
444
Total lecturas: 
688,240

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar