Solapas principales

La Penya conquista Venecia y certifica la clasificación para el TOP16 (75-89)

  • El juego colectivo de los verdinegros acabó con la poca resistencia de los italianos
  • Ante Tomic, imparable, acabó con 26 de valoración

OBJETIVO TOP 16

La Penya visitaba la Ciudad de los canales con un solo objetivo: ganar y regresar a Badalona con el billete para el Top16 asegurado. Para eso, Carles Durán contaba con la plantilla al completo excepto Shawn Dawson, que se cayó de la lista en el último momento. Un match ball que los verdinegros no querían dejar escapar ante un Reyer Venecia que llegaba muy tocado tras las dos últimas derrotas ante el Bourg y, por si fuera poco, muy castigado por las bajas. Conscientes de sus necesidades, el partido ante el Joventut podía ser la última bala de los italianos para seguir con vida en esta edición de la Eurocup. Ganar o morir. Un auténtico partido a cara o cruz. 

MUCHA INTENCIÓN, POCO CONVENCIMIENTO

Las intenciones iniciales del Reyer Venecia fueron muy pretenciosas. El problema fue que las sensaciones fueron tan buenas como fugaces. El discurso de Walter de Raffaele previo al encuentro ya dejaba claro la superioridad del Joventut, pero los italianos pusieron sus cartas sobre la mesa. La defensa en zona 2-3 de los locales incomodó al conjunto verdinegro en los primeros compases. Hasta que la Penya puso una marcha más y dijo basta. El arranque de los venecianos fue muy optimista, pero la esperanza se desvaneció demasiado pronto. La falta de convenciminto y el acierto de los visitantes decantaron el partido hacia el lado verdinegro

EL ARTE DE LA PACIENCIA

Siempre es incómodo atacar una defensa en zona. Pero, en estos casos, la mejor solución suele ser la paciencia. Y esto es exactamente lo que entendió el Joventut, que supo leer el partido a la perfección. Los de Carles Duran no perdieron los nervios ante el atasco y, a base de serenidad y buena circulación de balón, empezaron a encontrar los agujeros en la defensa italiana. Sin pausa pero sin prisa, la Penya cocía a fuego lento cada uno de sus ataques. Los minutos pasaban y los verdinegros estaban cada vez más cómodos sobre el parqué. Con un gran acierto des del triple, los visitantes dejaron el encuentro visto para sentencia en la primera mitad. Esta Penya juega como un auténtico equipazo. 

 

LA MAGIA DE ARTURS ZAGARS

La calidad de Arturs Zagars no tiene límites. El base letón desatascó un ataque con poco futuro para convertirlo en una de las jugadas del partido. La perla de la Penya se sacó de la manga un no-look pass para servirle el mate en bandeja a Brodziansky. Pura clase.

 

 

TOCADO Y HUNDIDO

El Joventut fue un gran tsunami que arrasó con todo lo que se cruzaba en su camino. El conjunto catalán fue infinitamente superior a los italianos, que no no encontraron ni la mínima reacción para tratar de darle la vuelta al partido. El lenguaje verbal de los locales hablaba por sí solo en el día que solo les valía ganar. Una derrota con un sabor más amargo del habitual, que dejó al Reyer Venezia prácticamente hundido. Todo lo contrario que su rival, la Penya, que tras sumar la sexta victoria, volvía a Badalona con la clasificación garantizada. Gran trabajo de los de Carles Durán, que hicieron los deberes sin esforzarse demasiado.

ANTE TOMIC, EL MAESTRO

Ante Tomic es una bendición para el Joventut. El croata es el gran líder de los verdinegros y lo demuestra cada vez que salta sobre el parqué. Un jugador diferente, con un repertorio técnico inacabable y una capacidad única de leer aquello que los demás no pueden. Un auténtico maestro. Y sino que se lo digan a los jugadores del conjunto italiano, que sufrieron cada una de sus acciones. Tomic es de aquellos que sacan petróleo de donde no lo hay, el baloncesto parece fácil cuando el balón llega a sus manos. Acabó el encuentro con 15 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias y 7 faltas recibidas para 26 de valoración -y con tan solo 19 minutos-. Toda una clase magistral.

ESTADÍSTICAS

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
44
#Comentarios: 
65
Total lecturas: 
74,236