Solapas principales

La última lección del maestro Aíto

  • Charlamos con Himar Ojeda, director deportivo de Alba Berlín, sobre la figura de Aíto y su dimensión, tanto en el club como en la BBL.
En el año 2016, el español Himar Ojeda (Las Palmas de Gran Canaria, 1972), tras su paso por los banquillos de Gran Canaria como entrenador asistente, y sus posteriores trabajos tanto en la dirección deportiva de Estudiantes como de ojeador internacional en Atlanta Hawks, emprendía una nueva aventura en su carrera al firmar por Alba Berlín, con plenos poderes para construir un nuevo proyecto de un club, el segundo más laureado en Alemania solo por detrás del Bayer Leverkusen, que intentaba reverdecer viejos laureles. Desde un primer momento, tendría en mente cuál era la persona adecuada no solo para dirigir al equipo, sino también para dar forma al proyecto de desarrollo de la cantera que pretendía llevar a cabo en el club. Y este no era otro que Aíto García Reneses. "Hace cuatro años, cuando llegué intenté ya ficharlo, pero él estaba en Gran Canaria, y luego decidió tomarse un año sabático. A lo largo del siguiente año volví a intentarlo y conseguí que se comprometiera a venir para la próxima temporada. Creo que una de las cosas que más influyó en su decisión fue el hecho de aquí le ofrecíamos un proyecto sólido y serio. Él estaba un poco desgastado de algunas situaciones que se viven en España, en temas de atrasos, impagos... No directamente con él, sino lo que sucedía con algunos proyectos. Aquí vio la posibilidad de poder construir algo que le gustase y al final se lanzó. Yo creo que eso tuvo mucho mérito, a su edad, salir por primera vez del país para entrenar, suponía tomar una decisión firme por su parte, y eso es lo que hizo, y con el tiempo ha demostrado que lo ha hecho muy bien". 
 

himar.jpg

Himar Ojeda ha vuelto a poner a Alba en la primera línea (alba-inside.org)
Aíto García Reneses es el alma que encierra este proyecto del Alba Berlín. A lo largo de estos tres últimos años en los que ha estado dirigiendo al equipo berlinés, su filosofía ha calado en el club, y su estilo de baloncesto, libre y fluido, ha dado al equipo una identidad reconocida a nivel europeo, y al mismo tiempo, su estilo intenta ser imitado por otros clubes de la BBL que tienen la intención de ir progresando, a la par que la propia competición. "Definitivamente. Eso es exactamente lo que me han dicho durante este torneo personas de otros estamentos. Creo que nuestro ejemplo ha tenido un efecto positivo en el sentido de que otros clubs se hayan atrevido a desarrollar un estilo de juego diferente a lo que imperaba con entrenadores que comparten también una idea similar. Podríamos citar el ejemplo de Vechta con Pedro Calles, que ha ayudado mucho en este sentido, también el caso de Braunschweig, por la manera que juegan y por su entrenador, que es americano, y cree firmemente en el desarrollo del jugador y han hecho una plantilla con jugadores jóvenes, e incluso otros equipos como Göttingen o Bamberg que han dejado espacio en sus plantillas para jugadores formados en el club. Todo esto ha tenido su efecto positivo. Creo que si alguien a nivel estadístico analizara la evolución del juego en la BBL en estos años, se llegaría a la conclusión que ha derivado en un estilo de juego más alegre y españolizado".
 
Otro de los entrenadores destacados de la BBL es Pedro Calles, hasta ahora entrenador de Rasta Vechta y a partir de la próxima temporada de Hamburg Towers, a quien gran parte de la prensa alemana apoda "el sucesor de Aíto". Sobre si respondería al perfil que se ajusta a los Albatros, Himar Ojeda nos comentaba al respecto: "El tiene un perfil, y además lo ha dicho públicamente, en el que su juego está inspirado en muchas cosas de Aíto, y con su sello personal, naturalmente. Él lo ha hecho excelentemente, siendo novato y llegar a ser entrenador del año, dos temporadas que han tenido mucho mérito, desarrollando a jugadores, y claramente, está muy influenciado por este estilo de juego. Lo que nosotros hacemos no es porque Aíto esté aquí, sino al contrario, Aíto está aquí porque hacemos eso. El mejor del mundo en hacer lo que nosotros queremos es Aíto, y es una gran suerte que podamos tenerlo aquí".
También se muestra claro al afirmar que, cuando Aíto decida dejarlo, su sustituto deberá ser alguien con un perfil similar. 
 
Paralelamente, quizá otro de los mayores éxitos del club en el transcurso de este tiempo, haya sido el desarrollo del programa de las categorías inferiores, modelando a una nueva camada de jóvenes talentos, que cómo no, han debutado en la máxima categoría de la mano del técnico madrileño. Algunos de ellos se han asentado en la primera plantilla, otros han aprovechado la oportunidad como trampolín para impulsar sus carreras, y otros nuevos empiezan a asomar la cabeza en convocatorias y partidos. Es la historia que se repite una y otra vez en la carrera de Aíto y que tan bien conocemos en España.
 
El entrenador que moldeó a jugadores de la talla de Pau Gasol, Navarro, Ricky, Satoranski o Porzingis, por poner solo algunos ejemplos, lleva la friolera de casi cinco décadas apostando por jóvenes talentos, sin dar importancia a la fecha de nacimiento del jugador. Esto supone sin duda un aliciente para que jóvenes talentos que desean progresar en sus carreras se decidan a firmar por Alba para ser entrenados por Aíto. "Al principio eso sucedió con jugadores que tenían un pasado en España y ya lo conocían, y aunque Aíto tenía ya fama en todo el mundo, algunos jugadores no tenían el conocimiento de lo que suponía entrenar con él hasta que se produce el momento. Todo ello requería su tiempo, es un proceso, por ejemplo, en el caso de los alemanes. Son evidentes las ventajas que tiene ser entrenado por él, y no solamente me refiero a los Ricky Rubio, Pau Gasol, Porzingis... sino también a los que él ha tenido aquí, como por ejemplo el caso de Marius Grigonis, que después de un año firma por Zalgiris para disputar la Euroliga, o Jonas Mattiseck, Luke Sikma o Peyton Siva, jugadores que también han progresado desde su llegada. Está claro que entre los jugadores hablan, y la verdad es que muchos alucinan con sus métodos y eso se ha extendido ahora también por Alemania, por lo que al final nos ayuda a la hora de que otros jugadores se decidan a venir aquí".
 

aito_tiempo_muerto.jpg

Giedraitis o Siva, ejemplos recientes de jugadores que han crecido con él (albaberlin.de)
 
Su llegada a la capital alemana produjo un gran revuelo, a la par que admiración y orgullo, por la decisión del veterano entrenador de entrenar en la BBL en lugar de disfrutar de un retiro dorado en Barcelona. A sus 70 años, Aíto emprendía por vez primera en su carrera la aventura de entrenar fuera de nuestras fronteras. A lo largo de su dilatada carrera, el técnico español no solamente ha visto de todo, sino que también lo ha ganado prácticamente todo, a excepción de la Euroliga, quizá la espinita que lleva clavada en lo más profundo de su alma: Nueve títulos de liga y cuatro campeonatos coperos en España, cuatro trofeos europeos y la plata conseguida con España en los JJOO de Pekín 2008, poniendo contra las cuerdas a una digna versión del Dream Team americano, es el impresionante palmarés que atesora.
 
De carácter tranquilo y mente inquieta, preocupado siempre por hacer pensar al jugador (recordar los juegos mentales que suele proponer a los jugadores), Aíto siempre se ha adaptado a los tiempos y circunstancias que le rodean.
 
Además, en esta aventura no estaría solo, ya que el Alba Berlín se trata en efecto de un club alemán, pero cuenta con una estructura muy españolizada. De hecho, además de Himar Ojeda en la dirección deportiva, en el banquillo está acompañado por Israel González y Carlos Frade, Pepe Silva es el preparador físico del equipo y Raúl Rodríguez se dedica al trabajo de cantera. "Creo que en este apartado, lo que ha sido un acierto ha sido trasladar nuestros años de conocimiento y experiencia en el baloncesto español, que es el más alto a nivel europeo y combinar todo ello con la metodología de trabajo y la seriedad que ofrecen los clubes alemanes, lo que en nuestro caso ha dado muy buen resultado".
 
Los resultados, de hecho, fueron inmediatos; el club llegó a cinco finales de seis posibles, aunque en Liga y Copa se topó frente al nuevo gigante bávaro, que con su potencial, aspirar a dominar con mano de hierro el baloncesto alemán, a semejanza de su homólogo en el fútbol, y la temporada pasada el título de Copa se volvió a escapar, en este caso, por un triple del griego Nikos Zisis sobre la bocina. En Europa, el equipo realizó también un gran papel en la Eurocup 2018-2019 llegando a la final, donde el Valencia Basket impidió la consecución del segundo título continental en la historia del club. 
 
Tras las finales perdidas llegaron las primeras voces críticas en el país germano, siempre a través de voces ajenas al club. Los medios alemanes discutían sobre si realmente era capaz no solo de jugar un baloncesto atractivo, sino también de ganar partidos decisivos. Hombres de poca fe."Nosotros seguimos con nuestra filosofía y esas declaraciones las seguimos haciendo a día de hoy, y se ha refrendado. Es verdad que de cara a fuera, mucha gente ha apreciado nuestro estilo, y nos ha felicitado porque ha disfrutado con nosotros, incluso después de perder las dos finales de liga contra el Bayern. Pero la dimensión cuando ganas es completamente diferente, con el impacto que ello tiene. Ganar es el objetivo final que todos tenemos, pero lo más importante es el compromiso que adquirimos todos para llegar a ganar. El compromiso de Aíto es ganar jugando bien, y que los jugadores se desarrollen y diviertan, de que aprendan y que los aficionados lo valoren, y eso es una filosofía fantástica. No se puede ganar siempre, eso es imposible, y creemos que adoptar el compromiso de ganar como sea, de cualquier manera, es fallido. El Real Madrid, por ejemplo, ha tenido un cambio espectacular con Pablo Laso en esta década, y no han ganado siempre, porque es imposible. Lo mismo para otros equipos como Fenerbahce o CSKA. Nosotros hemos disfrutado nuestro viaje en estos tres años. Haciendo la comparativa con otros equipos donde cuando se gana todo está muy bien, pero cuando se pierde todo está fatal, porque no se disfruta de otras circunstancias, nosotros siempre hemos tenido sensaciones muy positivas al final de cada temporada. ¡Una sensación de satisfacción incluso habiendo perdido las finales! Obviamente en el momento estás jodido porque has perdido, pero cuando pasa ese momento, siempre ha habido una sensación global muy positiva de lo que habíamos hecho. Ahora en nuestro tercer año, que las sensaciones son las mismas y hemos terminado ganando, hemos disfrutado el triple. Creo que así es más satisfactorio que haciéndolo de otra manera, además nuca tienes garantías de que vayas a ganar". 
 
A sus 73 años, y aquejado por problemas de visión, en los últimos partidos de la pasada temporada lo pudimos ver luciendo gorra para protegerse de los focos de los pabellones. En aquel momento podía haber tomado el camino fácil y poner punto y final a su carrera. Quizá dedicar más tiempo a la fotografía y la observación de aves, su otra pasión, como se puede ver en su cuenta de Instagram. De hecho, ahora es bastante frecuente que los periodistas alemanes abran las ruedas de prensa del equipo previas a los partidos con alguna pregunta sobre sus últimas capturas fotográficas: "¿Era un petirrojo o quizá un herrerín?".
 
Bien cabría preguntarse cuál es la motivación principal que todavía mueve al entrenador para afrontar el día a día con tanta energía: Obviamente a todo el mundo la edad le pasa factura, y a él también, la temporada se hace muy larga, ahora hay más partidos con la nueva Euroliga y viajes que nunca, y también otras circunstancias, pero el tiene una energía impresionante y su motivación principal es la pasión que demuestra por el baloncesto, que es lo que más le gusta hacer. Aunque no es lo único, tiene pasión también por sus hobbies, como la fotografía, por la cultura, por aprender... Por eso, creo que siempre que él se vea con fuerza física y mental va a seguir en el mundo del baloncesto. Y eso es una buena noticia para el mundo del baloncesto, cuanto más tiempo lo tengamos en activo será mejor para todo el mundo".
 

aito_gorra.jpg

Durante la temporada pasada lo vimos luciendo gorra por problemas de visión (acb.com)
 
Sus palabras al término de la serie contra el Bayern sonaron a despedida: "He sido muy feliz estos dos años en Berlín y entrenando al Alba". Su contrato expiraba y en aquel momento, nadie le hubiera reprochado nada. Había dejado el terreno sembrado y un nuevo entrenador podría haber dado continuidad al proyecto de esos dos últimos años.
"Todavía tengo que aclarar algunos aspectos personales con el club". Después de aquello, se marchó a Barcelona para operarse y afrontar allí su recuperación.
 
Himar Ojeda se abstuvo de hablar con otros posibles candidatos, y esperó hasta el último momento, a pesar de que el sí del entrenador se demoraba en el tiempo."Empieza con sus problemas antes de los playoffs, y nuestra prioridad, lógicamente era su salud, de manera que le digo: Oye Aíto, si te encuentras mal tómate el tiempo que sea necesario para reincorporarte... pero qué va, el no quiso en ningún momento plantearse la operación y recuperación. Realmente fue un escándalo porque fue capaz de dirigir todos los playoffs y hacerlo de manera impresionante, a pesar de los problemas. Además en los pabellones la luz de los focos es muy fuerte y le molestaba, pero fue capaz de dirigir al equipo y hacer un trabajo excepcional. Cuando termina la temporada, su prioridad entonces es recuperarse y cuando se encontrara bien volver al equipo. Podía darse el caso de que no continuara, pero yo siempre tuve esperanzas y confiaba en que siguiera porque lo veía con energía, y él así me lo transmitía. Si que es verdad que en ese caso, otros directores deportivos a lo mejor no hubieran tenido la paciencia necesaria, pero nosotros teníamos claro que, aunque perdiésemos otras alternativas si él al final decía que no, o que nos quedáramos con poco tiempo para plantearnos otra solución, nosotros ibamos a esperar a que se encontrara con fuerzas para tomar una decisión. Ahí lo teníamos clarísimo, y mira, al final salió bien".
 
A la vuelta de la esquina, esperaba el comienzo de una temporada que se antojaba dura, con la primera participación de Alba Berlín en la nueva Euroliga, el mejor escenario para mostrar su máquina de ingeniería alemana. Del papel desempeñado por el equipo en la competición hasta el momento de su cancelación, Himar Ojeda se mostraba muy satisfecho: "Lo valoro de una manera muy alta. Hemos sido el equipo que más prórrogas jugó, creo que fueron seis o siete, es verdad que no ganamos muchas, creo que solamente una, pero se vio claramente que fuimos capaces de competir. Algunas de esas prórrogas fueron contra Panathinaikos, Efes y Fenerbahce, y demostramos que nuestra idea de juego nos permite competir al más alto nivel. Sí que es verdad que a nivel de resultados, pagamos un poco la inexperiencia en esta nueva competición, pero eso pasa cada año, los equipos nuevos suelen estar más abajo. Aunque no tiene por qué ser así, el Bayern la temporada pasada lo hizo muy bien, peleando hasta el final, aunque este año no hayan tenido esa posibilidad. Las victorias no fueron muchas, pero nuestro juego fue bueno y recibimos muchas felicitaciones de parte de los rivales por el nivel que estábamos mostrando en la Euroliga, y eso nos hace ilusionarnos y querer seguir compitiendo igual".
 
En efecto, Aíto nunca ha estado obsesionado con acumular títulos y triunfos. "Los títulos no son mi objetivo. Para disfrutar no hace falta ser campeón" declaraba a su llegada al rotativo Berliner Morgenpost. Ya ha conseguido demasiados a lo largo de su exitosa carrera. A él lo que le mueve es su pasión por el juego. "Quiere enseñar, dejar que la gente crezca y ser reconocido por ello".
 
Aquellas finales perdidas en estos años realmente lo lastimaron. Pero el trabajo bien hecho, normalmente siempre encuentra su recompensa, y su persistencia, calma y paciencia  se han visto recompensadas con la llegada de títulos esta temporada. "Los títulos ayudan, porque en muchas ocasiones es lo único que la gente recuerda", según palabras de Ojeda. 
 

aito_liga.jpg

Tras proclamarse campeón de la BBL el pasado domingo (spiegel.de)
 
En el momento en el que decida dar un paso al lado y dejarlo definitivamente, en Berlín, Aíto habrá dejado mucho más que un par de copas en las vitrinas del club, el segundo más laureado en la historia del baloncesto alemán. Es lo que los escépticos de ayer deberían haber comprendido este fin de semana."Su legado lo estamos viviendo ya, y es el demostrar que se puede llevar a cabo un baloncesto atractivo sin sacrificar la competitividad. Y que ello resulte atractivo también para el aficionado, para el jugador y para todo el entorno. Ese es su principal legado. Hay una especie de mantra que oimos y damos por sentado en ocasiones cuando se dice: estamos en playoff, aquí ya no vale el hacerlo bonito, esto es otra cosa. Aíto ha demostrado que eso no es así. El ha promovido un baloncesto con unas bases que se pueden llevar a cabo hasta el último día de competición. Es verdad que no es fácil y que conlleva su riesgo, pero creo que es más interesante acabar consiguiendo éxitos de esa manera. Su sello en el baloncesto alemán es enorme porque ha cambiado el concepto para muchos de cómo jugar, y ha tenido sobre él una influencia muy positiva". 
 
No sabemos si ésta ha podido ser la última lección del maestro Aíto, doctorado honoris causa en el extranjero. Solo él lo sabe, y en su mano está la decisión de continuar o dejarlo aquí. Esperamos que continúe sintiéndose con la misma vitalidad que hasta ahora para seguir entrenando , por el bien del baloncesto.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 3 meses
#contenidos: 
139
#Comentarios: 
125
Total lecturas: 
333,412

Comentarios

¡Qué grande qué es Aito! Y nada más que añadir, porque no hace falta.

PD: magnífico trabajo el de Ojeda en Berlín (y antes); y muy buena entrevista. La mención a los impagos y retrasos es un buen punto de atención para el baloncesto español.