Solapas principales

Anton Gavel (Bamberg) entra a canasta superando a Ibidhi y Jenkins (Foto: beko-bbl.de)

Liga Alemana (Final): es la hora de los cracks. Brose Baskets se lleva el primer duelo

  • Comienza la Final de la Beko Basket Bundesliga entre el actual campeón, Brose Baskets Bamberg y un aspirante histórico, ALBA Berlín

PORTADA ¡LIGAS EXTRANJERAS!

final: primer partido.

BROSE BASKETS BAMBER 90 - ALBA BERLIN 76

Comienza la serie en casa del campeón.

El Stechert Arena de la ciudad bávara rebosó con 6800 almas ávidas de buen baloncesto, y el partido desde luego no defraudó.

El equipo de Chris Fleming se ha encontrado muy arropado durante toda la temporada, y ha contado por victorias prácticamente todos los partidos que ha disputado frente a su público. El ambiente, la presión de la grada, el halo de contienda épica que rodea a un partido en Bamberg le da a los locales un plus de motivación que torna en misión casi imposible ganarles un partido en casa. Pero Muli Katzurin ha conseguido sacarle lo mejor a este ALBA Berlín que ha vuelto a los puestos de honor del basket teutón.

El partido fue muy intenso. Igualdad absoluta tanto en el marcador como en el juego, sin un dueño claro en la primera mitad. Partido de pocas rotaciones con diferentes frentes abiertos en el ataque de ambos equipos. Es la hora de la verdad, y el campeón no puede hipotecar su futuro a la genialidad de un sólo hombre, es por esto que se pudo ver el mayor despliegue de juego colectivo de todo el playoff.

La primera mitad del encuentro acabó con 42-38, con Bamberg siempre por delante pero sin poder alejarse en el marcador más allá de 4 puntos. Consiguió una renta de 8 en el primer cuarto pero se esfumó tan rápido como llegó. El juego de Bamberg, muy abierto, dejó varios huecos en la zona berlinesa que aprovecharon los exteriores para penetrar y doblar a los pívots, mientras que Berlín martilleó más la zona sacando el balón para lanzar desde media larga distancia. Dos filosofías distintas, mismo resultado.

La segunda mitad fue un más de lo mismo, con la sola variante de una presión más intensa por parte de los hombres dirigidos por Fleming en la pintura que defendían, lo que obligó a Berlín a jugar más abiertos. El cansancio por la falta de rotaciones comenzó a hacer mella en los tiradores berlineses, que no conseguían posiciones cómodamente, y la diferencia se fue incrementando poco a poco, con un Kyle Hines espectacular que sacaba del atolladero a los suyos cada vez que Berlín se acercaba.

Los tiradores amarillos se encontraron con la pólvora mojada en el último cuarto y Bamberg, como buen perro de presa, cuando ve flaquear al enemigo, se lanza directo a la yugular para matar el encuentro. Rápidos contraataques con un dominio absoluto del rebote en el último cuarto, que hasta entonces había sido dominado por ALBA,  abrió brecha (75-60) definitiva a falta de 5:34 para el final. Berlín lo intentó dando coletazos de orgullo, pero la maestría de Brian Roberts gestionando la renta de su equipo no dejó lugar para la sorpresa.

Primera victoria de Bamberg en una final que presumiblemente llegue al quinto partido.

Analizando el apartado estadístico del partido encontramos varios datos curiosos.

En el tiro ambos equipos tuvieron dudas ante la importancia del primer encuentro. Consiguieron el mismo número de canastas interiores (21), pero Brose con mejor porcentaje (65% vs 54%). En el tiro exterior, Bamberg lanzó más y con más acierto (7-21 vs 4-16 en T3) apuntando como dato significativo que Berlín firmaba un 3-8 en T3 al finalizar el tercer cuarto. La línea de tiro libre ayudó bastante a aumentar las diferencias en el electrónico, Berlín falló 10 lanzamientos (10-28 con un 68%) factor que deberá mejorar si quiere doblegar a su rival en próximos choques.

El rebote estuvo muy igualado (33 de Bamberg vs 34 de Berlín), pero la mejor defensa de los locales desestabilizó el juego berlinés provocando 14 pérdidas, robándole 6 balones y taponando 5 lanzamientos (Kyle Hines consiguió 4 tapones). Esto sumado a las 18 asistencias (por tan sólo 9 de Berlín) de Bamberg, nos da un escenario favorable a los de Chris Fleming en un partido más igualado de lo que señaló el marcador final: 90-76.

Por ambos equipos destacar el gran juego colectivo mostrado, ningún jugador brilló en cuanto a anotación sobre los demás, hasta 8 jugadores (5 de Bamberg y 3 de Berlín) superaron la decena de puntos, y otros 6 se quedaron a una sola canasta de superarla.

Por Bamberg Kyle Hines fue el hombre del partido. Tuvo que suplir a Tibor Pleiss, al que las faltas solo le permitieron jugar 12 minutos, y su eficacia anotadora y su compromiso defensivo marcó diferencias: 15 puntos (71%), 6 rebotes, 2 asistencias y 4 tapones para 20 de valoración.
Destacar el gran partido de Brian Roberts (14 puntos, 4 asistencias y 2 recuperaciones) y Casey Jacobsen (14 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias) a pesar de su mediocre 2-7 en T3.

Del lado berlinés, Bryce Taylor y sus 10 puntos, 12 rebotes, dejaron rastro en la pista del campeón, una señal que han de saber leer para no confiarse ante una victoria amplia.  Derrick Allen (13 puntos, 4 rebotes) y Miroslav Raduljica (11 puntos, 4 rebotes) complementaron el mal partido de Immanuel McElroy (0 puntos, 1 pérdida) y Julius Jenkins (1-5 en tiro de campo, 3 pérdidas).

En Berlín la historia será distinta. No hay tiempo para disfrutar del triunfo, no ha tiempo para perderse en lamentaciones. El segundo partido de la serie está servido.
 

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
13 años 7 meses
#contenidos: 
727
#Comentarios: 
6,409
Total lecturas: 
4,853,578