Solapas principales

Limoges vuelve a desquiciar a Valencia y le complica la vida en Eurocup (82-67)

  • Limoges volvió a superar a Valencia Basket con McCalebb como líder
  • Los taronja no se sintieron cómodos en ningún momento en la pista

EL PARTIDO EN CLAVE:

1. BOJAN DUBLJEVIC ANTE LA ANARQUÍA DE BO MCCALEBB: Valencia Basket y Limoges se volvían a ver las caras en un nuevo partido de la Eurocup. Después de vencer al Barça en el partido de la ACB, los taronja viajaron a Francia con ánimos de revancha. Pero pronto iban a darse cuenta de la dificultad del partido. Fue Limoges quien, con Bo McCalebb marcando el ritmo del partido, tomaba las primeras ventajas en el marcador. No era el día en el tiro exterior, pero McCalebb podía con Vives y Diot para orzar penetraciones y anotar 6 puntos casi seguidos.

Valencia Basket, perdido y sin ideas en ataque, se encomendó al buen hacer de Bojan Dubljevic. Con el montenegrino, Valencia Basket encontraba el camino hacia el aro y se ponía por delante. Tras el despertar liderado por Bojan Dubljevic, Rafa Martínez terminó de consolidar la reacción taronja con dos triples seguidos (18-23).

2. LIMOGES PONE TIERRA DE POR MEDIO ANTE EL CORTOCIRCUITO TARONJA: Parecía que Valencia Basket había sido capaz de igualar el nivel físico de Limoges, algo fundamental ante un conjunto francés, pero en el segundo cuarto todo se vino abajo. Los locales salieron la intención de ponerse por delante en el marcador y lo lograron con un parcial de 7-2. Sin la dirección de Vives y sin los puntos de Dubljevic, Limoges fue alargando su parcial hasta un 10-3.

Tuvo que ser precisamente Guillem Vives quien rompiera la torrija de Valencia Basket con un triple que fue insuficiente. De hecho, los de Pedro Martínez no aprovecharon que su rival estaba en bonus y de nuevo McCalebb aparecería para estirar la diferencia a 7 puntos antes del descanso (39-32).

3. 15-0 DE PARCIAL Y LIMOGES CONSTRUYE SU VICTORIA: En el tercer cuarto fue Valencia Basket quien golpeó primer. Rafa Martínez, que era el único acertado en el día de hoy con 17 puntos, lideró un parcial de 4-14 junto con la aportación de Antoine Diot para poner por delante a su equipo. Además, Dusko Vujosevic se llevó una técnica  y parecía que los taronja por fin se sentían cómodos en la pista. Pero nada más lejos de la realidad.

Cuando más lanzado estaba Valencia Basket, Pedro Martínez se llevó una técnica muy protestada que desconectó mentalmente a sus jugadores. De hecho, fue el momento en el que Limoges olió el miedo y la sangre para darle la vuelta al partido con un parcial de 15-0. Limoges se vino arriba, Valencia Basket se vino abajo y la sensación recordaba al partido disputado en la Fuente de San Luis (62-50).

4. WESTERMANN ROMPE CUALQUIER REACCIÓN DE VALENCIA BASKET: Mucho debían cambiar las cosas si Valencia Basket quería volver al partido. Parecía que esa era la intención, con un parcial de 0-6 con Antoine Diot como protagonista. Pero cada reacción de Valencia Basket era contestada por Limoges, que encontró en Leo Westermann al hombre que cerró el triunfo. El canterano culé tuvo su momento de inspiración con 7 puntos seguidos que terminaron de finiquitar el encuentro. Además, Valencia Basket estaba fuera de partido. El mejor reflejo, Luke Sikma. Sikma perdió dos balones consecutivos y presa de la desesperación se llevó otra falta técnica (82-67).

5. VALENCIA BASKET, SUPERADO UNA VEZ MÁS POR LIMOGES: Valencia Basket fue hoy el mejor reflejo de un equipo desesperado. Decía Pedro Martínez tras el partido disputado en la Fuente de San Luis que sus hombres debían igualar el nivel físico del rival e incluso aprender, pero no fue el caso. De hecho, el equipo terminó desesperado con el arbitraje. Pero más allá de la intensidad gala, Valencia Basket no tuvo el día ni el tiro ni en manejo de posesión: 14/38 en tiros de 2, 9/25 en triples y 16 pérdidas.

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 9 meses
#Contenidos: 
124
#Comentarios: 
1,103
Total lecturas: 
558,895

Comentarios

Valoro y mucho la temporada que está llevando a cabo el equipo valenciano, pero esto no se ha acabado, la temporada sigue su curso y todavía falta y mucho.
Está claro, que el equipo no puede, ni va a ganar siempre, ni en ACB, ni en Europa.

Increíble que Valencia derrote a todos y cada uno de los equipos contra los que juega, y este humilde Limoges sea el único capaz de ganarle. Un Limoges al que el Baskonia, en Euroliga, apalizó sin compasión.

Este Limoges tiene una cara muy diferente al que jugó contra Baskonia, tiene un base top (McCalebb) que les aporta un ritmo diferente y sobretodo tiene un entrenador nuevo que le ha proporcionado alma, dudo mucho que Baskonia tuviese ahora las mismas facilidades que tuvo cuando les derrotó. Ahora Limoges si es un equipo con nivel Euroliga, antes no, saludos.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar