Solapas principales

Milos Teodosic no puedo ser parado ni por uno de los mejores defensores de España, Alfonso Sánchez (Foto: Fiba Europe: Ciamillo Castoria)

Milos Teodosic, el regreso de los bases organizadores

  • El joven base Serbio salta a la palestra tras su sensacional campeonato de Europa sub 20, del que ha sido MVP, pero el Panathinaikos ya se había fijado antes
Milos Teodosic es uno de los mejores bases jóvenes del continente, algo que ha conseguido ratificar en el Europeo sub 20 celebrado a medio camino entre Eslovenia e Italia, proclamándose MVP, miembro del quinteto ideal –junto con Alexey Shved, Luigi “Gigi” Datome, Xavi Rey y Dragan Labovic- y campeón con la selección de Serbia. En el futuro, jugará en el máximo nivel Europeo, primero con la selección Serbia en el Europeo de España para el que ha sido preseleccionado, y segundo el año que viene en la Euroliga.

El jugador de Valjevo, empezó a destacar muy joven, algo que le valió para pasar del Barac, al potente FMP Zeleznik (antiguo Reflex), convertido en los últimos años en la perla de la cantera balcánica, con otros referentes en la actualidad como Labovic o Erceg. Su excelente trayectoria, tanto a nivel de clubes como en las categorías inferiores de la selección Serbia le han valido para que todo un actual campeón de Europa, y equipo que consiguió la triple Corona al pasada temporada, el Panathinaikos, se haya fijado en él, y tenga cerrado un acuerdo con este excelente base.

Su temporada con el FMP ha sido muy buena, yendo de menos a más, sobre todo gracias, a la salida de Aleksandar Rasic vía Estambul, que le convirtió en el base titular del conjunto Serbio con un rendimiento soberbio, tanto en Liga Adriática como en la Superliga Serbia.

Además su adaptación al baloncesto europeo de primer nivel es ya una realidad, ya que Teodosic ha jugado a un nivel increíble en la Uleb Cup, llevando a su equipo hasta las semifinales de la segunda competición europea.

Teodosic nos hace regresar al ya olvidado mundo de los bases directores e inteligentes, -prueba de ello es su liderazgo en el apartado de las asistencias, con grades exhibiciones como ante Francia y Lituania con 10 asistencias en cada partido-, pero que a la vez puede ser un jugador que puede liderar en cuanto a anotación, con tres partidos en el Europeo superando los 20 puntos y dos partidos con 19. También sobresale su capacidad de liderazgo y hacerse con las riendas del equipo, como bien hizo en la final ante la selección española.

Milos Teodosic, que seguramente se convierta en los próximos días en nuevo jugador del Panathinaikos de Atenas, es un base de 1.95, que no destaca en el plano atlético, huyendo del prototipo de nuevo base con gran explosividad y primer paso demoledor. Su manejo del balón puede resultar en ocasiones un tanto extraño, pero es francamente bueno.

El joven serbio nos hace retrotraernos a un base en peligro de extinción. Él no basa su juego, en un manejo del balón extremo, y una velocidad de crucero y de arrancada brutal, él usa la inteligencia como nadie, hace y deshace, manda desde el puesto de base, en el estático como no lo hacen las nuevas hornadas de base, que prefieren el penetrar y doblar, Teodosic lee el juego a la vieja usanza.

En el caso de penetrar, algo que suele hacer, lo que hace es buscar ventajas a través de bloqueos directos, y atacar, buscar cambios defensivos o jugar el pick and roll que es algo que hace a la perfección. En cambio, no suele atacar la canasta directamente con la frecuencia con la que podría.

Tiene una gran visión de juego y una capacidad para el pase sobresaliente, pudiendo sacar el pase muy rápido, y viendo y ejecutando para que los jugadores sin balón se aprovechen de las ventajas del juego, o tengan tiros fáciles.

Teodosic es un buen tirador de tres, bueno buscándose sus tiros, y tirando tras bote o bloqueo, si bien, en muchas ocasiones abusa demasiado de esta arma de doble filo, sobre todo cuando podría lanzar de más cerca, con buen acierto, porque tiene un tiro en carrera bastante bueno.

En defensa es un hombre implicado, aunque suele sufrir ante jugadores rápidos, ya que su desplazamiento lateral es lento, pero en cambio es un jugador muy activo y que entiende bien la defensa colectiva.

Puede llegar muy lejos, quizá, no llegue al baloncesto americano dado sus limitaciones atléticas, pero su futuro en Europa pinta muy bien, sobre todo porque es un jugador muy trabajador y maduro, que crece en el día a día, y que quiere hacer triunfar su estilo de base clásico en comparación con los “unos” de las generaciones más recientes.


Sobre el autor

Antiguedad: 
12 años 11 meses
#contenidos: 
547
#Comentarios: 
7,487
Total lecturas: 
3,348,465

Comentarios