Solapas principales

O'Leary, protagonista de última hora en la victoria de Fuenlabrada sobre Bilbao (89-78)

  • Bamfoth (22 puntos) y Popovic (17), duelo en la anotación.
  • Bilbao remontó 22 puntos de desventaja para acabar perdiendo en el último período.

LAS 5 CLAVES

El debut de Rupnik rejuvenece a Fuenlabrada. En realidad no fue hasta el séptimo minuto de partido que Hakanson necesitó un respiro y el esloveno pudo debutar con Fuenlabrada, tras llegar el pasado lunes, pero este Fuenlabrada de excepción, con las bajas de Sekulic, Cabezas y la última de Wear, por dos semanas, ha dejado a un quinteto muy joven sobre el parqué. Y toda esa energía y sangre joven se hizo notar prácticamente desde el inicio en ambos lados de la cancha: en apenas dos minutos, en el marcador ya lucían tres faltas para Fuenlabrada, las tres cometidas por los tres hombres con menos edad en el DNI del cinco incial: Chema González, Smits y Hakanson. Eric, que desde el calentamiento ya fraguó cierta relación de amor-odio con el graderío local, muy importante hoy por razones que ya acontecerán, supo sacar ventaja de su poderío bajo tableros y de esa efervescencia de los cinco titulares locales para, en constante búsqueda del pick and roll, buscar el contacto y la falta o la canasta. Y en esas y en el alto acierto exterior de Hakanson (tres primeros triples sin fallo para él) y de Fuenlabrada en general (12 de sus primeros 15 puntos vinieron desde más allá de los 6,75) transcurrió el partido durante los primeros minutos.

Las técnicas, la grada y el rol de Álex Llorca. A base de intensidad, Fuenlabrada comenzó a abrir brecha en el marcador con un caro peaje: la alta cantidad de faltas que los de Cuspinera comenzaron a  acumular en los primeros 15 minutos. Hasta 6 jugadores acumularon 2 faltas en ese primer período y medio, lo que obligó al técnico local a ejercer constantes rotaciones. Eso se lo permitió las piernas frescas de su banquillo. Entre ellos, un nombre a destacar: el de Álex Llorca. El catalán, al que siempre le ha resultado complicado ganarse oportunidades en un puesto con una rotación muy cargada, parece haber empezado a encontrar el camino para esos minutos en cancha con una mayor definición de su rol. Hoy corrió, cortó líneas de pase y ejerció como un muy importante lanzador de contraataques en los locales, que sumaron sus mejores parciales con él hasta el descanso (+16) y cuya renta, cada vez mayor, carcomió la moral de los jugadores visitantes. Y aquí aparece otro nombre propio: Álex Mumbrú. Ya ante Barcelona se mostró que, con la grada apretando y con un arbitraje tan poco exigente con las técnicas, los partidos podían calentarse mucho en el Fernando Martín. Hoy le tocó, como a Dorsey el pasado domingo, a un jugador con tablas que, sin embargo, no pudo frenar el calentón y, sin ni siquiera poner el balón en juego, sumó una personal en ataque y dos técnicas que le descalificaron del partido cuando apenas llevaba minuto y medio en él. De eso no dudó en aprovecharse Fuenlabrada, que no dejó de aumentar su renta durante el final del primer cuarto y durante el arranque del segundo, hasta ponerse 22 arriba (44-22, su máxima renta hoy).

Y Bilbao comenzó a defender. Y, como ya pasara el pasado domingo ante Barcelona, la técnica al entrenador terminó de encender a los visitantes. En el momento más adverso para Bilbao, con 22 abajo, Mumbrú expulsado y una técnica recién pitada a Carles Durán, los Hombres de Negro empezaron a defender. Un par de sustituciones en Fuenlabrada, además, terminaron de nublar a los locales en ataque, que ya no se asociaban con la frescura de los minutos anteriores ni encontraban el espacio en las esquinas. Bilbao comenzó a defender y, por ende, a correr, al no tener que sacar de fondo en cada ataque local. Y eso supuso que Bamforth pudiera empezar a brillar, ya fuera levantando triples con su rapidez característica o encontrando a compañeros libres tras malos intercambios en las esquinas o en cortes a canasta. Y sobre Fuenlabrada volvieron a planear los fantasmas de las últimas jornadas y Bilbao se hizo más grande y más largo. En esas, llegó el descanso y, tras un parcial de 10-19 para los visitantes, Fuenlabrada pudo respirar un cuarto de hora.

La deriva de los tres pilares locales. Lo del paso por vestuarios solo le sirvió a Fuenlarbada como anecdótico refresco físico. Tras la reanudación, Bilbao continuó llevando la manija del partido, encontrando con aún más facilidad puntos desde una infinidad de situaciones que en seguida empezaron a repercutir en el estado de ánimo de grada y jugadores. Cuspinera intentó encontrar soluciones en la rotación, primero poniendo a jugar juntos a los que funcionaban en estático (Popovic, Hakanson), con los que lo hacían en transición rápida (Llorca, Smits); después con la ausencia de timón natural (con Hakanson agotado y Rupnik aún acoplándose); para, poco después, recuperar una versión lanzadora con Cruz y Rupnik. Mientras tanto, Bilbao seguía anotando ya no sólo al ritmo que Bamforth marcaba. Los Borg, Buva o, incluso Todorovic, con un espectacular mate, encontraron facilidades en una defensa local dormida. Cuando el cansancio frenó a Bilbao, Fuenlabrada pudo respirar, aunque no anotando, yendo, al menos, a la línea de personal. Al final del tercer cuarto, Bilbao había fulminado la ventaja labrada por los locales en algo más de 20 minutos (63-66) con un marcador parcial, en esos últimos 10 minutos, de 9-23.

El factor X. El partido llegaba a sus últimos diez minutos con un marcador apretado, pero con un equipo, el local, alicaído emocionalmente, y otro, el visitante, con síntomas de agotamiento después de haber levantado 22 puntos de desventaja. Con Bilbao a un ritmo menor, sostenido una vez más en el talento individual de un gran Bamforth, Fuenlabrada pudo tomar un respiro, recuperarse anímicamente y estudiar sus opciones. Y Popovic empezó a disfrutar de más espacios y pudo comenzar a asociarse con Rupnik, Cruz o Hakanson y las acciones individuales volvieron a funcionar. Los locales llegaban ahora antes a los tiros y a los rebotes y otro nombre propio, menos esperado, hizo aparición: Ian O'Leary. El estadounidense, bastante discreto en lo que iba de curso para Fuenlabrada, se erigió en pieza básica en el rebote defensivo y ofensivo y en el catch & shoot. Y con O'Leary llevándose el reconocimiento de sus compañeros y Popovic volviendo a sus grandes noches, los de Cuspinera terminaron de levantar su segunda victoria en Eurocup con un marcador parcial, en el último cuarto, de 26-12.

ESTADÍSTICAS

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 8 meses
#Contenidos: 
126
#Comentarios: 
298
Total lecturas: 
262,024

Comentarios

Hizo una tontería la pagó él y el equipo, no hubo daños a terceros salvo su afición, no obstante, según el Correo pidió perdón a los árbitros. Pero nadie indica lo ocurrido sólo sabemos de gestos. Sería por las intensas miradas lascivas al del pito, y sus gestos libidinosos hicieron que se produjera una alteración hormonal en el trencilla y provocara su expulsión ?.

Pero hablando de engordar y esto SI ES SERIO, y no en posición de juzgar a otros
por pura manía personal, y desde luego Mumbrú ( sin justificar su error) sigue engordando su leyenda de gran jugador, sin duda alguna
--------------------------------------------------------------------------
Baskonia, Multa lanzamiento objetos.- Además Euroliga multa con otros 25.000 euros, por…
http://baskonia.elcorreo.com/noticias/201611/02/multa-euros-baskonia-lan...

http://www.elmundo.es/pais-vasco/2016/03/10/56e16c04ca47413b218b45c7.html

http://baskonia.elcorreo.com/noticias/201604/28/multas-tres-aficionados-...

Equipo con más faltas de la liga ( injustas seguramente )

http://www.noticiasdealava.com/2016/11/01/baskonia/el-baskonia-es-el-equ...

Ser de un equipo donde reiteración vandálica no es ejemplo para nadie

Los comentaristas de telemadrid son de traca-mix, al referirse al nuevo fichaje del fuenlabrada Rupnik dice uno de ellos......" viendo como bota se sabe que es muy bueno"....... jeje que crack vaya scouting tan profundo.
Y Mumbru cuando le pitaron la tecnica y se iba al banquillo..eso aspavientos que hacia, como que "te amago o que te pillo que te pillo" es el rey de la mimica, se nota sus meses en el actor studio de los angeles.........tambien es confundador con caracter vitalicio del consejo administrativo del " cortacircuitos-mix" en la division europea

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar