Solapas principales

Olimpia Milano se clasifica para la Final Four con un sensacional Shields (92-89)

  • Después de ir a remolque, Bayern tuvo bola de partido tras dilapidar Milan una renta de 12 puntos en minuto y medio.
  • Shevon Shields fue el gran protagonista con 34 puntos y 41 de valoración, decisivo junto a la defensa de Hines
  • Milan vuelve a una Final Four 29 años después, donde se enfrentará al Barcelona.

OLIMPIA MILANO 92-89 bayern münchen

En el día decisivo, el del todo o nada, Armani Milano impuso su mayor calidad de plantilla y experiencia frente a un Bayern Múnich que casi siempre fue a remolque y echó en falta una mayor producción de algunos jugadores importantes. Aún así, la presión y los nervios hicieron mella en el conjunto italiano, que estuvo a punto de dilapidar doce puntos de renta en el último minuto y medio, en lo que hubiera sido una debacle histórica. Baldwin tuvo en su mano forzar la prórroga, pero terminó estrellándose contra la defensa de Hines.
 
A diferencia del resto de la serie, el partido comenzó con un ritmo alto, con ambos equipos decididos a buscar la victoria. Dominaron los alemanes durante los primeros minutos, produciendo desde la media distancia y con un Reynolds, por debajo de su nivel en la eliminatoria, sumándose en esta ocasión a la fiesta desde el principio, 2-8, min.3, por lo que Messina se veía obligado a pedir timeout.
 
Tras el parón, apareció Delaney, máximo anotador de su equipo en la eliminatoria, con un triple y dos tiros libres que mandaban al banco a Reynolds con dos faltas. Pero el gran protagonista del cuarto sería su compañero Shields con 10 puntos, que entró como revulviso y daba la primera ventaja al equipo de Armani, 18-16, bajo la dirección de un Chacho que mejoró la circulación de balón italiana.
 
La contrapartida fue un sólido JaJuan Johnson, el mejor del Bayern en el partido, que se fue a los 8 puntos en los primeros 8 minutos. En un partido aún sin claro dominador, el propio Shields, con un triplazo, cerraba el primer parcial 24-22 a favor de los locales. 
 
El segundo periodo comenzó con protagonismo también de Shields, el gran nombre de la primera mitad con 18 puntos, y un triple y contraataque suyos, daban a Olimpia Milano la primera ventaja importante en el partido, 31-22, min.11.
 
Bajó la intensidad de los primeros minutos, pero Milano se instaló en una renta por encima de la barrera psicológica de los 10 puntos, gracias en parte a su acierto exterior (6/10 en triples, por ninguno de su rival), incluidos un par de picotazos de Sergio Rodriguez, junto a  la producción de Tarczewski y Hines en la pintura.
 
El Bayern se agarró al partido con acciones individuales, colocando un parcial de 0-7, 42-36, min.18, pero Milano volvió a estirar la renta tras triple de Datome. Empezaban a aparecer los viejos rockeros. El resultado fue redondo al descanso, 50-40, con Milano bien encaminado hacia su objetivo, con un ritmo anotador alto ante una buena defensa como la del Bayern.
 
Por las filas de Múnich, solamente destacable fue la producción de su pareja interior Johnson-Reynolds, sin apenas noticias del resto (Lucic, el héroe del cuarto partido, 4 puntos al descanso, por ejemplo),  demasiado poco rédito para tamaña empresa como soñar con una Final Four.
 
Nada cambió tras el descanso. Shields, continuando con su recital, anotó 12 puntos en el cuarto, camino de redondear una actuación histórica: 30 puntos y 39 de valoración, ni que decir tiene, su récord personal en Euroliga. El Bayern se veía totalmente desbordado en aquellos momentos, incapaz de ofrecer respuesta alguna, 63-47, min.25.
 
Con la renta rozando los veinte puntos, reaccionaría en un momento puntual el conjunto bávaro, con el arrojo de Gist y un triple de Seeley, que volvían a situar al Bayern a diez puntos, 63-53, min.26. La reacción de Milan, tras tiempo muerto solicitado por Messina, sería un parcial de 7-0, para cerrar el tercer parcial 72-58, resultado que parecía colocar al equipo de Armani con pie y medio en Colonia.
 
Se esperaba la enésima reacción del Bayern de la temporada, pero ésta, sin embargo, no terminaba de llegar, y LeDay, con un tremendo mate sobre Reynolds (uno de los highlights del encuentro), Hines en defensa, y una entrada del Chacho, martilleaban las esperanzas bávaras, 80-65, min.35.
 
 
Pero si algo ha caracterizado a este Bayern a lo largo del año, es su capacidad por agarrarse a los partidos. De esta manera, a base de chispazos y tras un triple de Sisko, volvían a estar realmente cerca de su rival después de muchos minutos, 83-77, min.37. La respuesta de Milan fue de nuevo contundente, y los triples de Delaney y Shields, parecieron la sentencia definitiva, 91-79 a minuto y medio para la conclusión.
 
Pero cuando todo parecía ganado para unos y perdido para otros, y aprovechando las pérdidas de balón de Milan, en un abrir y cerrar de ojos, el partido dio un giro inesperado de guión. Un triple de Reynolds y una canasta de Baldwin tras robo de balón en el saque de fondo, ponían al Bayern a tiro, 91-89 a 12 segundos.
 
El desenlace todavía se podía mejorar. Sin ni siquiera poner el balón en juego, Shields, en su único error reseñable en el partido, cometía falta en ataque- le pudo costar el partido a su equipo- y el Bayern, tras ir a remolque la mayor parte del encuentro, tenía en su mano la última posesión para empatar o incluso ganar el partido. Increíble pero cierto.
 
Baldwin, por aquello de que los grandes jugadores aparecen en los grandes partidos, asumió la responsabilidad, pero se estrelló contra Hines en una acción precipitada; su gran déficit, los momentos finales de partido (aún restaban 7 segundos). Un salto entre dos que bien valía el pase a la Final Four. Hines se impuso, como era previsible, y Shields recibió falta personal. Decidido a enmendar su error, anotó el primero, pero no fue capaz de convertir el segundo, y el intento triple a la desesperada de Zipser desde la lejanía no encontró aro, 92-89. Era el punto y final a una temporada espectacular de un Bayern que nadó a contracorriente y terminó ahogándose en la orilla.
 
 
Milan, justo vencedor por el cómputo global del partido, vuelve de esta manera a una Final Four 29 años después, aunque estuvo cerca de dilapidar su amplio colchón en un final de thriller. Fue el colofón a una serie trepidante hasta el último segundo.
 

estadísticas

eurobasket.com_.jpg

(eurobasket.com)
 
 
 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 meses
#Contenidos: 
165
#Comentarios: 
135
Total lecturas: 
430,511

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar