Solapas principales

Overseas (I):Top 5 de bases directores low/mid majors que podrían dar el salto a Europa

  • Scouting de bases que pueden llegar a distintas ligas europeas

Empezamos nueva serie de artículos realizando un scouting de aquellos jugadores senior de la NCAA que pueden dar el salto a Europa directamente ya que, se presupone, no serán drafteados. Para no introducir aquellos que pueden ser objeto de salir en el draft se han descartado los que se encuentran incluidos dentro de los grandes mock drafts y Big Boards como son las de ESPN, Tankathon, NBAdraft…

Con ello empezamos con el top 5 de bases-directores extracomunitarios –los que tienen pasaporte comunitario o Cotonou saldrán en otro artículo - procedentes de las conferencias low/mid-major, es decir, aquellas que están fuera del que denominamos Power 7 (American, ACC, Big Ten, Big 12, Big East, SEC y Pac-12) y de la Mountain West, West Coast Conference y Atlantic-10 por considerarlas conferencias de mid-major pero de gran renombre y que serán objeto de otro artículo. Así mismo, comentar que las estadísticas tanto habituales como avanzadas se han extraído solo de los partidos disputados frente a otros equipos de División I, excluyendo los que se han jugado frente a otros conjuntos, y de aquellos en los que el jugador ha estado en la pista más de 5 minutos para poder considerarlos representativos.

Los jugadores seleccionados son los siguientes:

5. MARLON STEWART (NORTH DAKOTA FIGHTING HAWKS) (EE.UU/1.91/95 KG)

Estadísticas habituales:

PartidosMPPPPPAPPRPPRob PP
3037,919,455,40,8

Estadísticas avanzadas:

Rtg OfensivoRat Ast%Pos%TSFRec/40min
107,131,629,856,16,4

Tras ser reclutado por una High Major como Creighton y no triunfar en los Bluejays, Stewart decidió emprender el viaje hacia Grand Forks al comprometerse con la universidad de North Dakota, en la que se erigió como uno de los líderes de los Fighting Hawks de manera que esta última temporada ha sido el máximo anotador y asistente de toda la Summit League –primer jugador que lo consigue desde Nate Wolters en 2013- , siendo el primer jugador capaz en la historia de la universidad en promediar más de 15 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias y logrando llevar a los de Paul Sather hasta la final en el torneo de conferencia, en la que cayeron frente a sus rivales estatales, North Dakota State.

FORTALEZAS

  • Juego en transición: El aspecto del juego en el que el base de North Dakota más ha destacado ofensivamente, ha sido en el contraataque ya que posee un muy buen manejo que, unido a un buen cambio de ritmo y a mucha facilidad para buscar y encontrar el aro rival, provocaban que tuviera una gran capacidad de sacar réditos a cualquier rebote defensivo de su equipo, ya que según esto sucedía, Stewart miraba al frente y si había posibilidades de atacar el aro contrario, lo hacía, culminando con éxito en la mayoría de las ocasiones.
  • Generación de canastas: La Summit League no es una conferencia en la que encontrar muchísimos jugadores de nivel en cada equipo sino que suele tener buenos jugadores en diferentes conjuntos. Como tal, Stewart era la estrella absoluta de North Dakota, circunstancia que provocaba que las defensas estuvieran muy encima de él y que, para poder anotar, tuviese que generarse sus propios tiros, algo en lo que destacó ya que el de Rock Island es un jugador que aprovechaba su cuerpo y su fuerza para conseguir separación en las penetraciones, al mismo tiempo que desarrolló un buen lanzamiento tras bote con un pequeño fadeaway desde la media distancia.

marlon_stewart_und.jpg

Marlon Stewart ha sido el mejor jugador de North Dakota | Foto: North Dakota Fighting Hawks
  • Penetrar y doblar: Como hemos comentado previamente, Stewart era el máximo referente ofensivo de los Fighting Hawks y por tanto el jugador que más balón acaparaba, lo que se traducía en muchos tiros suyos pero también mostró una gran capacidad para encontrar a compañeros liberados ya que, al cerrarse la defensa rival sobre él tras comenzar la penetración, lograba encontrar a alguien mejor situado, algo de lo que Kienan Walker, el freshman De’Sean Allen-Eikens y sobretodo Filip Rebraca, el hijo del mítico pívot serbio Zeljko, se han aprovechado y han logrado cosechar gran cantidad de puntos debido a estas asistencias.
  • Rebote defensivo: Junto a una altura buena para ser base, el que haya sido playmaker de la universidad de North Dakota es un jugador que posee buen instinto a la hora de rebotear por lo que, ayudado por una capacidad de salto más que notable, ha sido capaz de cosechar muy buenos números en esta categoría para su posición ya que ha cosechado un 16.9% en porcentaje de rebote ofensivo, lo que supone una muy buena ayuda para los jugadores interiores a la hora de sellar el aro.

DEBILIDADES

  • Velocidad: A pesar de ser un jugador que disfruta mucho con el juego en transición, el playmaker de los Fighting Hawks no es un jugador que destaque por su velocidad sino que en ocasiones puede parecer lento, aunque es capaz de regular los esfuerzos y, ayudado por un buen cambio de ritmo, disimula este problema de rapidez.
  • Intensidad defensiva: Marlon Stewart era la estrella absoluta de los de Dakota del Norte en el ámbito ofensivo pero en el apartado defensivo en muchas ocasiones se mostraba pasivo y se distraía de sus defendidos, algo que en muchas ocasiones provocaba lanzamientos fáciles de los oponentes y que ha costado más puntos de los deseados a los de Paul Sather. Este es un apartado del juego que deberá mejorar si el de Rock Island quiere tener una trayectoria profesional fructífera.
  • Necesita balón para destacar: Cierto que en los Fighting Hawks Stewart era la primera y principal opción ofensiva y por ello el balón casi siempre estaba en sus manos pero cuando esto no pasaba, ha demostrado ser un jugador que se separaba demasiado de la jugada y que no ocupaba sin balón los espacios necesarios para facilitar la labor a sus compañeros, ya sea para que puedan encontrar un tiro más cómodo o bien encontrarlo en la línea de triple abierto.

¿DÓNDE ENCAJARÍA?

Dados sus problemas defensivos y el no tener una velocidad muy elevada, el base de Illinois puede encontrar un hueco cómodo en ligas de nivel bajo europeas como podría ser el caso de las escandinavas o la liga suiza, ligas que además ponen en el escaparate a los rookies que llegan por esos lares.

4. TOMMY FUNK (ARMY BLACK KNIGHTS) (EE.UU/1.80/87 KG)

Estadísticas habituales:

PartidosMPPPPPAPPRPPRob PP
2737,917,87,24,30,8

Estadísticas avanzadas:

Rtg OfensivoRat Ast%Pos%TS%eFG
105,137,628,153,450,9

Nacido en el estado de Pensilvania y hermano de otro jugador de la Patriot League como Andrew Funk (Bucknell), Tommy Funk decidió enrolarse en el equipo de la armada estadounidense, dónde se ha convertido en uno de los mejores jugadores de la historia y ha sido capaz de cosechar múltiples récords individuales como son el de mayor número de asistencias (728) tanto del conjunto como de toda la conferencia, el récord de asistencias en una temporada, esta última, con 212, y el ser incluido en el mejor equipo de la conferencia también en esta última campaña. Es por ello que será uno de los jugadores a recordar en West Point para las generaciones venideras.

FORTALEZAS

  • Visión de juego: Si por alguna cosa destaca el de Warrington es por su capacidad para encontrar a compañeros liberados a los que asistir, circunstancia que provoca que se encuentre entre los 15 jugadores con mejor ratio de asistencias de toda la competición colegial y destacando por sus pases para un compañero que le acompañe en el contraataque o bien asistiendo a su gran aliado, el pívot Matt Wilson.
  • Intensidad con cabeza: Como estudiante de la armada Tommy Funk ha debido aprender a no cometer errores en el juego y a ser muy intenso y valiente cuando toca, algo que ha trasladado a la pista ya que es un jugador que disfruta jugando a toda velocidad, que no rehúye el contacto ni en las penetraciones ni en defensa ante un rival de mayor físico pero que al mismo tiempo es capaz de evitar pérdidas de balón que pudieran ser penalizadas con puntos sencillos para el rival.
  • Ritmo alto de juego: Tommy Funk es un jugador que disfruta jugando a “campo abierto” ya que imprime mucha velocidad al juego, tratando de lanzar el contraataque con pases de campo a campo y demostrando su velocidad y cambio de ritmo para ser capaz de llegar de canasta a canasta. Esta velocidad y el ya mencionado número bajo de pérdidas que comete, provoca que sea una opción muy interesante para equipos que jueguen con ritmos rápidos al ser un jugador que se encontraría rápidamente a gusto en este tipo de esquemas y que además puede producir un número elevado de asistencias.

tommy_funk_army.jpg

Tommy Funk es el máximo asistente en la historia de Army | Foto: Army Black Knights
  • Puede crearse sus propias canastas: En las dos últimas temporadas en la Patriot League, el base de los Black Knights ha demostrado poder ser la principal arma ofensiva de su equipo con una gran capacidad de generación de sus propios lanzamientos ya sea superando a sus defensores gracias a su buen manejo con ambas manos y velocidad para acabar penetrando, ya que es un jugador que es capaz de aguantar muy bien el contacto dado su buena musculatura, o bien realizando media-penetración para pararse a 4-5 metros del aro y anotar un lanzamiento en suspensión.

DEBILIDADES

  • Calidad rivales: A pesar de la presencia en las últimas temporadas de ciertos jugadores de calidad como Kimbal Mackenzie (jugador de CBC Valladolid) o la llegada la pasada campaña de nuestros Santi Aldama y Golden Dike, la Patriot League no pasa por ser una de las conferencias de mayor nivel de competición, lo que provoca que el nivel de competición no se acerque al que podría tener en una liga top en Europa y que lo convierte en una apuesta arriesgada al que le puede costar su adaptación a una liga profesional europea.
  • ¿Dedicación a la armada?: Uno de los grandes problemas que suelen tener los clubes al estudiar jugadores de alguna de las escuelas militares estadounidenses es la duda que puede tener el propio jugador de si dedicarse profesionalmente al baloncesto, ya que estas escuelas están en conferencias de no demasiado nivel y pueden tener un futuro deportivo complicado, o por el contrario dedicarse a realizar su carrera militar en la que pueden ser más exitosos. Estas dudas pueden hacer dejar de lado a más de uno su sueño de ser profesional, algo que provoca que los clubes europeos sean más reticentes a la hora de fichar a jugadores procedentes de este tipo de escuelas.
  • Tiro libre: A pesar de ser un jugador con un buen lanzamiento en suspensión, el hasta ahora base de los Black Knights tiene un claro déficit desde el 4.60 ya que en ninguna de sus cuatro temporadas en West Point ha sido capaz de alcanzar el 80% de acierto y tan solo en una el 70. Esta circunstancia puede ser motivo de preocupación para los equipos que pudieran tener interés en ficharlo ya que, en un jugador que suele recibir más de 4 faltas por partido, puede suponer dejarse unos 2-3 puntos por el camino.

¿DÓNDE ENCAJARÍA?

Dado que la Patriot League es una liga que no ha demostrado tener un enorme nivel competitivo, el salto de Tommy Funk a una de las ligas europeas de nivel más elevado parece imposible, por lo que el sitio más adecuado para la transición y el desarrollo del jugador podría ser un equipo medio-bajo de una liga media como es la polaca o un equipo de zona media de una liga media-baja como podría ser la búlgara.

A nivel español podría ser adecuado como base para un equipo de la zona media-baja de la LEB Oro o para un equipo de la zona alta de la LEB Plata, si bien estos es muy difícil que puedan competir con los presupuestos de ligas extranjeras y siempre y cuando el jugador se decida a emprender carrera profesional en el baloncesto y abandonar la armada.

3. IVÁN GANDÍA-ROSA (NORTH FLORIDA OSPREYS) (P.RICO/1.85/88 KG)

Estadísticas habituales:

PartidosMPPPPPAPPRPPRob PP
3133,6146,53,41

Estadísticas avanzadas:

Rtg OfensivoRat Ast%Pos%TS%eFG
120,93723,159,554,8

Criado baloncestísticamente en Estados Unidos desde los 15 años pero internacional con Puerto Rico con la que ganó la medalla de plata en los pasados Juegos Panamericanos, hablar de Ivan Gandia-Rosa es hablar de un base director con grandes posibilidades en este lado del Atlántico ya que más allá de sus números colegiales – sexagésimo séptimo de toda la competición colegial en rating ofensivo y decimosexto en ratio de asistencias – es un líder nato y ya ha demostrado maneras en los numerosos campeonatos de categorías inferiores y absolutas de la selección boricua. Por si esto fuera poco, en su estancia en la universidad ubicada en Jacksonville, Gandia-Rosa ha dejado varios récords como son los de máximo asistente en la historia de la universidad, 4 de las 5 actuaciones individuales con mayor cantidad de pases de canasta incluyendo el mejor y estar entre los 10 máximos anotadores, todo ello habiendo estado solo tres temporadas en los Ospreys, ya que previamente pasó por el College of Central Florida.

FORTALEZAS

  • Dirección y control de juego: Gandia-Rosa es uno de los bases más puros de toda la competición universitaria y, sin duda, el mejor de la Atlantic Sun. Como tal, es un jugador que dirige y ordena bien a los suyos, con un buen manejo con ambas manos y con una gran capacidad para encontrar al compañero que mejor situado se encuentre para lograr una canasta. Además, es un jugador que comete pocos errores ya que, pese a asumir un alto porcentaje de balón, su ratio de pérdidas –número de pérdidas por 100 posesiones- es de 17,8, significando esto un promedio de menos de 2.5 por partido.
  • Lanzamiento: Si uno de sus puntos fuertes en el ámbito ofensivo es la capacidad de encontrar a un compañero liberado, el otro factor en el que más ha destacado el playmaker boricua ha sido en el lanzamiento ya que ha demostrado una gran muñeca en la campaña precedente, siendo capaz de anotar un 38% de sus intentos, desde una línea de tres puntos que por fin se encontraba a distancia FIBA, y casi un 90% en los lanzamientos de personal. Además, los lanzamientos en suspensión no los ha realizado siempre liberado y con los pies ya parados sino que en muchas ocasiones los ha realizado saliendo de dribbling o en parada y tiro en el contraataque, lo que le da un valor superior al 55% de tiro de campo efectivo que ha logrado.
  • No necesita ser la referencia del equipo: Gandia-Rosa ha jugado en un equipo muy compensado y con diferentes armas ofensivas en el que ha demostrado que, pese a ser el mejor jugador del equipo, no tenía necesidad de acaparar el balón sino que prefería organizar sus huestes y permitir que otros jugadores, como el tirador Garrett Sams o el interior Wajid Aminu, fueran los principales exponentes de la anotación. Aún así, si el portorriqueño observaba que la situación era compleja para el equipo de Jacksonville, tomaba las riendas ofensivas y anotaba realizaba los lanzamientos que el equipo necesitase, especialmente cuando el balón más quemaba.
  • Liderazgo: Empezar jugando a baloncesto con gente tres años mayor que tú y posteriormente marcharte lejos de casa a la temprana edad de 15 años forja y endurece el carácter de una persona, tal y como le ha sucedido a Iván, de manera que se ha convertido en un jugador con mucho carácter y uno de los líderes de los Ospreys tanto dentro como fuera de la pista, convirtiéndose por ello en un jugador muy apetecible ya que suele tomar buenas decisiones dentro de la pista junto a poder ser uno de los líderes de vestuario desde el día 1.

ivan_gandia_rosa_unf.jpg

Ivan Gandia-Rosa parece un jugador hecho para Europa | Foto: North Florida Ospreys

DEBILIDADES

  • Defensa ante jugadores más rápidos: Gandia-Rosa ha jugado en unos Ospreys que jugaban con defensas cambiantes pero en la que la más predominante era una zona 1-3-1 en la que él ocupaba la posición más avanzada. Este tipo de defensa ocultaba sus problemas ya que, a pesar de mostrar buena intensidad defensiva y ser capaz de robar algunos balones, sufría mucho cuando le tocaba enfrentarse a un jugador más veloz ya que el portorriqueño no posee un gran desplazamiento lateral, característica que puede jugar en su contra en una traslación de su juego a Europa, dónde la defensa de manera general se realiza en individual.
  • Velocidad: Relacionada con la anterior característica, el playmaker boricua es un jugador que no ha destacado por su punta de velocidad, lo que le impide encabezar la transición y que le cueste mucho superar gran cantidad de rivales en contraataque. A pesar de este problema, es un jugador al que le gusta lanzar el contraataque a través de pase o bien llegar con el balón botando y realizar un lanzamiento en suspensión de parada y tiro en el que es realmente efectivo.
  • Ejecución Pick & Roll: A pesar de que es uno de los jugadores que más asistencias por minuto da de toda la competición colegial, el base portorriqueño no tiene entre sus principales virtudes la realización del bloqueo y continuación, ya que no es un jugador que destaque en la búsqueda del interior que realiza el bloqueo, si bien es cierto que puede ser capaz de encontrar el aro si su defensor pasa por detrás o lograr una canasta a través de una penetración, si bien en este último caso le puede penalizar la ya mencionada falta de velocidad de máximo nivel.

¿DÓNDE ENCAJARÍA?

El caribeño es un jugador al que da la sensación que el baloncesto FIBA le puede venir como anillo al dedo ya que es un base director al uso y que solo necesita un pequeño periodo de aclimatación. Es por ello que quizá el mejor fit para él podría ser una liga media en Europa como puede ser la serbia o la griega o bien una segunda competición de un país importante, siendo para mí un jugador que podría destacar desde el día 1 en un equipo de zona alta de una liga como la LEB Oro e incluso ser base de rotación en un equipo de zona baja de ACB.

2. desure buie (hofstra pride) (EE.UU/1.80/73 KG)

Estadísticas habituales:

PartidosMPPPPPAPPRPPRob PP
3337,618,65,83,62,1

Estadísticas avanzadas:

Rtg OfensivoRat Ast%Pos%TS%Robos
115,131,926,357,83,2

Tras la graduación y consecuente partida de Justin Wright-Foreman, segundo máximo anotador de la historia de la universidad tras el jugador de Estrella Roja Charles Jenkins, los Pride necesitaban de un nuevo líder para intentar volver a ser uno de los grandes candidatos el título en la Colonial y como uno de esos líderes se erigió el base del Bronx que asumió galones y pasó de ser un triplista, especialista en el Catch & Shoot, y el mejor defensor del equipo, a ser el mejor jugador de la conferencia.

FORTALEZAS

  • Control de tempo y visión de juego: En una temporada en el que ha sido el gran responsable del éxito de su equipo junto a Eli Pemberton, el número 4 de los Pride ha demostrado ser capaz de adaptar el ritmo de partido a lo que mejor venía a los suyos, especialmente en los últimos minutos donde regulaban esfuerzos ya que ambos han disputado más del 94% de los minutos de la temporada de Hofstra. Además, el del Bronx se ha mostrado como un jugador capaz de conservar bien el balón - menos de 3 pérdidas por 40 minutos- y con una gran capacidad para encontrar a compañeros liberados, ya sea al interior tras ejecutar el Pick & Roll como a un jugador exterior en el lado contrario, especialmente tras comenzar una penetración.
  • Lanzamiento exterior: Con el paso de las temporadas Buie ha ido mejorando en su lanzamiento exterior y en la temporada en la que perdían a su referente ofensivo, ha dado un paso adelante ya que no solo no ha notado que la línea de triple ha sido alejada medio metro sino que además ha logrado un porcentaje superior al 40% con muchos lanzamientos que tenía que generarse tras bote y con el defensor encima, circunstancia que no tenía en campañas previas ya que la mayoría de sus tiros eran liberados. Esta mejora en el lanzamiento le otorga un plus a la hora de ejecutar y lo convierte en una auténtica amenaza para sus rivales.

desure_buie_hofstra.jpg

Desure Buie ha dado un salto adelante en Hofstra esta última temporada | Foto: Hofstra Pride
  • Adaptable a diversas necesidades del equipo en ataque: En los dos últimos años el base de Hofstra ha vivido situaciones diametralmente opuestas en lo que a su desempeño en la parte ofensiva se refiere ya que en la 2018/19 era una segunda o tercera opción de su equipo en ataque en el que esperaba balones abiertos y liberados más allá de la línea de tres, procedentes mayoritariamente de las manos de Justin Wright-Foreman, mientras que en la 2019/20 ha sido el principal recurso de Joe Mihalich, teniendo que asumir galones cuando el balón más quemaba y la necesidad de generarse sus propias canastas. Estos dos contextos provocan que pueda ser pretendido por una diversidad de clubes, ya sea uno que necesite un jugador referencia pero que también pueda pasar el balón o bien uno que necesite un especialista a la hora de robar balones y en el lanzamiento de tres puntos pero sobre el que no recaiga la principal responsabilidad anotadora.
  • Buen ladrón de balones: Si tu equipo defiende en zona y durante dos años consecutivos logras estar en el mejor quinteto defensivo e incluso en uno ser considerado como el mejor defensor de la conferencia, siendo un base de menos de 1.80, es que hay algo en defensa que haces muy bien y ese algo, no es otra cosa que ser un incordio para los atacantes al tener una capacidad increíble para robar balones al ser capaz de promediar más de 3.2 robos en 100 defensas –un partido suele tener unas 67-. Esta capacidad la tiene tanto para adelantarse en la línea de pase rival y robar como para atacar el bote del rival, lo que lo convierte en una auténtica pesadilla para el equipo rival.

DEBILIDADES

  • Físico: A pesar de haber destacado en la NCAA y convertirse tanto en mejor jugador de la conferencia como en jugador defensivo de la misma, Buie puede tener un problema en su salto al profesionalismo ya que es un jugador de pequeño tamaño tanto en su altura, 180 con zapatillas, como en su peso ya que no es un jugador especialmente musculado. A pesar de todo, tiene unas capacidades atléticas que le pueden hacer sobreponerse a su altura y si decide pasar horas en el gimnasio para aumentar musculatura, no hay dudas de que es un jugador muy capacitado para poder desarrollar una carrera profesional.
  • Penetraciones: Relacionado con lo anteriormente mencionado, Buie es un jugador que debido a su poco peso y masa muscular tiende a rehuir el contacto a la hora de penetrar, circunstancia que provoca que no se prodigue mucho en este tipo de acción a pesar de tener un buen primer paso y ser rápido y si las realiza, a menudo las finaliza con un stepback y fadeaway tras bote en el que no es muy efectivo.
  • Dudas a la hora de defensa individual: Cierto es que ha sido nombrado en una ocasión como mejor defensor de la conferencia (2019) e incluido una segunda en el mejor quinteto defensivo de la misma (2020) pero existen dudas sobre la capacidad defensiva de Buie a nivel profesional. Estas dudas surgen debido a que Hofstra realiza de manera habitual una zona 2-3 y no una individual como de manera generalizada se realiza en Europa y son refrendadas ya que dado su físico, puede sufrir ante bases más corpulentos que lo puedan llevar al poste. Sin embargo, el base neoyorquino es un muy buen jugador a la hora de robar el balón y tiene un buen desplazamiento lateral por lo que no deben pasar de ser solo dudas.

¿DÓNDE ENCAJARÍA?

Con todas las capacidades ya descritas en ambos lados de la pista, Buie es un jugador que podría tener futuro a medio plazo en las ligas importantes de este lado del Atlántico, siendo un buen lugar de comienzo una liga media y especialmente propicia para el desembarco de rookies como podría ser la belga. A nivel español podría encajar como base titular de un equipo de LEB Oro aspirante al ascenso o de primer/segundo base de un equipo de zona baja de Liga Endesa, siendo importante en este último caso el estar complementado por un buen base veterano que le ayude en la transición.

Sin embargo, lo más probable es que agote sus opciones de entrar en la NBA en uno de los últimos lugares de alguna plantilla o G-League, aunque da la sensación que será temporal y en un tiempo corto lo veremos por Europa.

1. JOSH SHARKEY (SAMFORD BULLDOGS) (EE.UU/1.80/73 KG)

Estadísticas habituales:

PartidosMPPPPPAPPRPPRob PP
2834,418,173,2,5

Estadísticas avanzadas:

Rtg OfensivoRat Ast%Pos%TS%Robos
96,343,932,556,74

Nacido en Philadelphia, Sharkey sorprendió en su reclutamiento cuando decidió hacer las maletas y emigrar a Birmingham, Alabama, para enrolarse en la universidad de Samford. En sus cuatro años como director de orquesta de los Bulldogs, ha mejorado mucho en la dirección y ha demostrado su visión de juego, siendo en estas dos últimas temporadas uno de los mejores jugadores de toda la competición colegial en lo que a pases de canasta y robos se refiere, además de un jugador que ha mostrado unas condiciones atléticas muy interesantes de cara a su salto al profesionalismo.

FORTALEZAS

  • Capacidad para encontrar a compañeros liberados: Si un jugador repite en las dos últimas campañas entre los 5 máximos asistentes de toda la competición es porque tiene una enorme capacidad de encontrar a compañeros libres, cosa que sucede con el de Philadelphia que esta temporada ha sido el cuarto en ratio de asistencias, pases para canasta que ha generado en su mayoría, bien aprovechando el Pick & Roll para el interior o bien una atención excesiva de la defensa rival cuando penetra, otorgando puntos fáciles en ambas situaciones a su equipo, algo generalmente ha encontrado bien en las inmediaciones del aro o bien solos en la larga distancia. A pesar de todo, estos números podrían haber sido mucho más elevados de haber tenido un equipo de más calidad en esta última temporada, algo de lo que ha carecido el bueno de Josh.
  • Pick & Roll: Uno de los mejores pasadores de la competición, Sharkey puede aprovechar a la perfección el bloqueo y continuación para asistir a un compañero, ya sea el interior que continúa o un compañero que esté liberado si salta la ayuda al anterior, o bien para acabar él en las inmediaciones de la canasta dada su gran velocidad y una enorme capacidad para romper por el medio el 2 contra 1 realizado por la defensa tras el bloqueo, lo que le otorga canastas fáciles, asistencia a otro compañero cuando llega la ayuda o una falta personal, situándose entre los 35 jugadores que más faltas recibe de toda la competición por 40 minutos.
  • Velocidad: Con el número 3 de los Bulldogs se ha visto a un jugador que tiene una velocidad al nivel de los mejores bases de la competición y que es capaz de aprovecharla y trasladarla de manera efectiva a la pista ya que es un base al que le gusta jugar a ritmos muy elevados y que destaca sobremanera en el juego en transición, siendo capaz de hacer el costa a costa superando rivales y bien acabar él con una bandeja o bien dar la asistencia a un compañero que sea capaz de seguir su ritmo y acompañarle en el contraataque.
  • Ladrón de balones: Además de ser un grandísimo pasador, el de Pensilvania destaca por ser un muy buen defensor, siendo llamativa su enorme capacidad para robar balones que lo ha situado entre los 20 mejores jugadores de toda la División I en porcentaje de robos en las dos últimas campañas. Esta capacidad se debe a que, junto a la ya mencionada velocidad, Sharkey es, por un lado capaz de posicionarse bien en la línea de pase de manera que llega a adelantarse al pase cuando está en el aire, mientras que por otro ataca muy bien el bote del base rival y consiguiendo robos a su favor. Además, no tiene tendencia a ser sancionado con faltas por utilizar en exceso las manos, sino que sabe cuando tiene que atacar.

josh_sharkey_samford.jpg

Josh Sharkey ha sido uno de los mejores jugadores en asistencias y robos de las 2 últimas temporadas | Foto: Samford Bulldogs

DEBILIDADES

  • Pérdidas: La gran debilidad del de Philadelphia es su tendencia a perder balones, algo que ha ido acumulando en sus cuatro temporadas en Samford en las que siempre ha estado por encima de 25 en el ratio de pérdidas, siendo esta campaña especialmente sangrante con las 29.5 que ha promediado. Muchos de estos balones perdidos vienen propiciados por pases excesivamente arriesgados a la hora de realizar el Pick & Roll, siendo la principal característica a corregir de cara a triunfar como profesional.
  • Exceso de balón: La pasada temporada Sharkey era el principio y el final de los esquemas de Scott Padgett ya que la plantilla de los Bulldogs estaba bastante escasa de calidad más allá de su número 3. Esta circunstancia provocó que tuviese un porcentaje de posesión especialmente elevado, 32.5%, y característico de un jugador acaparador de balón, algo que puede pesar en su contra de cara al ofrecimiento de futuros contratos ya que no ha podido demostrar que es un jugador que pueda destacar sin el balón cerca. Además, la ya mencionada baja calidad de sus compañeros ha provocado que su número de asistencias por partido sea de “sólo” 7, ya que estos han errado multitud de lanzamientos liberados tanto cerca del aro como desde la larga distancia.
  • Rebote: Previamente hemos definido a Josh Sharkey como un jugador con unas capacidades defensivas muy notorias pero hay un aspecto del juego en el que falla y no es otro que su capacidad reboteadora, ya que el base de los Bulldogs no tiende a cerrar el rebote, provocando que sus rivales puedan ganarle la posición y coger rechaces ofensivos que en muchas ocasiones acaban en canasta fácil. Con ello, sus más de 3 capturas por noche vienen propiciadas en su mayoría por estar en el sitio adecuado y aprovechar su buena capacidad de salto.

¿DÓNDE ENCAJARÍA?

De todos los bases estudiados de equipos low/mid-major, Sharkey parece el más preparado para dar el salto al viejo continente tanto a nivel físico como técnico por lo que su hueco, si finalmente decide dar el salto y no buscar un hueco en la G-League, debería estar en una liga de calidad y ritmo rápido como podría ser la italiana o incluso la alemana. A nivel nacional podría ser el base titular de un equipo de zona media-baja de Liga Endesa pero en este caso complementado por un jugador más veterano y con menor tendencia a perder balones.

OTROS JUGADORES INTERESANTES

  • Juvaris Hayes (Merrimack Warriors) (EE.UU/ 1.83 m./ 89 kg.) (30 part./ 36.9 min/ 10.8 ppp/ 6.2 app/ 4.8 rpp/ 3.8 rob pp/ 23.9 %Pos/ 95.9 ORtg/ 38 Ratio Ast/ 6.5 %Robos/ 49.5 %TS)
  • Davonta Jordan (Buffalo Bulls) (EE.UU/ 1.88 m./ 86 kg.) (31 part./ 32 min/ 11.6 ppp/ 5.2 app/ 5.4 rpp/ 2 rob pp/ 21.2 %Pos/ 99.8 ORtg/ 29 Ratio Ast/ 3.4 %Robos/ 52.5% eFG)
  • Dylan Frye (Bowling Green Falcons) (EE.UU/ 1.88 m./ 84 kg.) (26 part./ 30.2 min/ 13.4 ppp/ 4 app/ 3.4 rpp/ 33% 3P/ 25.7 %Pos/ 100.7 ORtg/ 27.2 Ratio Ast/ 16.3 %Perd/ 49.6% TS)
  • Tyrik Armstrong (Texas Southern Tigers) (EE.UU/ 1.78 m./ 77 kg.) (27 part./ 29.2 min/ 14.6 ppp/ 4.2 app/ 3.4 rpp/ 1.9 rob pp/ 24.4 %Pos/ 111.8 ORtg/ 32.2 Ratio Ast/ 3.4 %Robos/ 57.3% TS)
  • Ivy Smith (Grambling State Tigers) (EE.UU/ 1.83 m./ 75 kg) (28 part./32.9 min/ 12.9 ppp/ 5 app/ 3.5 rpp/ 1.9 rob pp/ 23.9 %Pos/ 100.1 ORtg/ 31.2 Ratio Ast/ 3.3%Robos/ 5.6 FRec por 40 min)
  • Traci Carter (Hartford Hawks) (EE.UU/ 1.85 m./79 kg) (31 part./33.1 min/ 9.6 ppp/ 4.9 app/ 3.9 rpp/ 2.6 rob pp/ 22.1 %Pos/ 91.6 ORtg/ 31.2 Ratio Ast/ 4.5%Robos)

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 10 meses
#contenidos: 
79
#Comentarios: 
109
Total lecturas: 
392,501

Comentarios