Solapas principales

Rasid Mahalbasic, de Mr.Triple-Doble en la BBL a destacar en la Eurocup

  • Un trotamundos del baloncesto. A sus 28 años ha jugado en Austria, Turquía, Polonia, República Checa, Rusia, Croacia, España, Kazajistán, Eslovenia y Alemania
  • En Eurocup es el segundo mejor valorado (21,2), cuarto anotador (16,2), séptimo reboteador (6,6) y décimo asistente (5,0).
  • En su paso por el Real Betis promedió 10, 1 puntos y 6,6 rebotes en 22 partidos, dejando un buen sabor de boca.

"mr.triple-doble" o "el nikola jokic austriaco"

Conseguir un triple-doble, especialmente en el baloncesto FIBA, donde por encima de todo prima la táctica y el apartado colectivo, es una tarea harto complicada, hasta el punto de que, hasta la presente temporada, en la Liga Endesa, considerada la mejor liga a nivel europeo, solo se ha conseguido en ocho ocasiones, por tres en la máxima competición continental (desde que se abandonó la vieja nomenclatura de Copa de Europa), la Euroliga. 
 
El panorama cambia al otro lado del Atlántico, en la NBA, donde es un fénomeno mucho más corriente, como se empeñan en demostrar día sí y día también, extraterrestres como Luka Doncic o Lebron James.
 
Volviendo a España, la lista de jugadores que han logrado semejante hito está formada por el mítico Mike Smith, estadounidense nacionalizado español, el primero en conseguirlo, el gallego Nacho Suárez (Ourense), único en repetirlo en dos ocasiones, Alexander Belostenny, ruso, posteriormente ucraniano, cuando militaba en el CAI Zaragoza, George Singleton (TDK Manresa), Dejan Tomasevic, en su etapa en Pamesa Valencia, Fran Vázquez con el Barcelona y Luka Doncic, autor del último triple-doble en la Liga Endesa, en mayo de 2018 frente al Real Betis, con la camiseta del Real Madrid.
 
En Euroliga, solo el pívot Nikola Vujcic había conseguido los dos únicos triples-dobles de la historia de la competición, ambos cuando militaba en las filas de Maccabi Tel-Aviv, hasta que, trece años después, concretamente la pasada temporada, Nick Calathes, uno de los mejores jugadores del continente, inscribió su nombre en letras de oro junto al del croata.
 

mahalbasic_mvp_eurocup.jpg

Mahalbasic MVP J1 Eurocup Top-16
 
Sin embargo, parece que esta hazaña, resulta para determinados jugadores, un poco más sencilla que para el resto. Esta parece ser la peculiaridad del austriaco, ex de Real Betis, Rasid Mahalbasic (2,10m, 28 años), uno de los mejores pívots, para algunos el mejor, de la BBL alemana.
 
La temporada pasada, el jugador nacido en Bosnia, pero de origen esloveno, pulverizó los registros históricos de la competición, con cuatro triples-dobles, récord absouto en la liga. Vale que la liga alemana no es la mejor de Europa, pero es algo meritorio. Al César lo que es del César. Desde la introducción de la base de datos de estadísticas digitales en la temporada 1998-99, solamente seis jugadores lo habían conseguido, siendo el ex internacional Denis Wucherer, el único en repetir, y que lo logró en dos partidos consecutivos fuera de casa.
 
Mahalbasic, que curiosamente no ha conseguido ninguno este año, aunque ha estado rondándolo en varias ocasiones, le quita importancia al tema: "No me importa una mierda. Me podría pasar los cuarenta minutos sentado en el banquillo, lo principal es que ganemos, de eso se trata. En nueve de cada diez partidos tendría que tirar 30 veces para anotar 20 puntos, eso no ayuda a nadie, excepto a mí mismo. Es mucho más importante que nos volvamos impredicibles para el adversario.
 
La temporada pasada hice cuatro triples-doble porque estaba más tiempo en pista de lo planeado. Si me faltaban dos asistencias, el entrenador Mladen Drijencic me volvía a sacar hasta que las consiguiera. Esta temporada he estado cerca del triple-doble un par de veces. Por ejemplo, contra Würzburg, tenía 16 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias y el entrenador me preguntó si quería seguir jugando. Le respondí: sácame, no es tan importante".
 

EWE Baskets Oldenburg - Basketball Löwen Braunschweig | 19. Spieltag, 18/19 | MAGENTA SPORT

 
En Alemania se dice que Rasid Mahalbasic es un gran jugador y un ganso. El pívot no solamente convence en términos deportivos, sino también con su talento como animador, cuando se pone al frente de un micrófono. "Muchos me llaman esperando a que diga gilipolleces para escribir titulares. Pero es verdad que soy un bocazas". 
 
En el deporte en general, no es nada frecuente oir decir a un jugador profesional lo que se le pasa por la cabeza, sin importarle el contexto. Pero Mahalbasic es un tipo franco, poco diplomático, descarado y lenguaraz. En EWE Baskets Oldenburg, su club, con el que  ha prolongado su contrato dos años más, lo saben de sobra. "Han tachado mi foto en las oficinas del club. Muchos consideran que tan solo digo estupideces y me temen cada vez que hablo. Aquí los únicos que me dirigen la palabra son mi esposa y mi hijo". 
 
Sin embargo, cualquiera que pueda hablar de su nuevo hogar con tal burla es que realmente ha calado hondo. En febrero, el jugador anunciaba a través de un video difundido por el club, su extensión de contrato: "Mi decisión es voluntaria. No fui forzado por nadie", decía en el video, con su esposa de pie al  fondo amenazándolo con un cucharón. 
 
En entrevistas concedidas a diferentes medios, el jugador ha declarado, por ejemplo que: "Alemania y Austria son completamente iguales. La única diferencia entre ambos países es que allí no hay depósitos para reciclar botellas utilizadas". Para explicar una derrota decepcionante, encuentra palabras como: "Ordeñas la vaca toda la semana, y luego vienes y derramas la leche de una patada y todo el trabajo se va a la mierda". "Contra Giessen y Göttingen perdimos porque jugamos los dos partidos a las 15:00 p.m. Eso es demasiado temprano para nosotros". O cuando no tenía a un oponente entre sus pensamientos, dice sobre él: "No tengo ni puta idea de cómo se llama. Llega y nos mete 32 puntos, ¿pero esto cómo puede ser? No estaba en ningún informe de los scouting, nadie nos ha hablado de este tío".
 
Pero reducir a Mahalbasic a su talento para el entretenimiento, no le haría justicia en absoluto. Su papel en el campo está por encima de sus habituales salidas de tono. Con su fuerza e inteligencia, es uno de los jugadores más versátiles de la liga. Además, el jugador, que dejó un buen sabor de boca en su breve paso por la Liga Endesa, ha moldeado su físico desde aquellos años. Ya no es el jugador con buenos movimientos pero de apariencia tosca.
 
Sus 2,10 metros de altura y 120 kilogramos de peso,  los convierte en una ventaja real debajo de la canasta. A ello suma inteligencia, calidad y visión de juego. Aquí se nota la sangre balcánica que corre por sus venas. Mahalbasic entiende el juego, anota, rebotea y asiste con naturalidad, siendo una pieza clave en la buena trayectoria de Oldenburg tanto en BBL como en Europa, donde ha sido también uno de los destacados esta temporada en la Eurocup.
 

7DAYS EuroCup Top 16 Round 1 MVP: Rasid Mahalbasic, EWE Baskets Oldenburg

 
Las estadísticas nos confirman que el Oldenburger ha sido una de las sensaciones de la presente edición: segundo jugador mejor valorado (21,2), solo por detrás de Alex Hamilton de Maccabi Rishon, cuarto mejor anotador (16, 2 puntos), pisándole los talones a consumados especialistas como Teodosic, McCollum y Prepelic, séptimo reboteador (6,6) y décimo en asistencias (5,0). Los números no mienten.
 
Su mejor actuación se produjo en la jornada que abría el Top-16, en la victoria de Ewe Baskets Oldenburg frente a Umana Reyer Venezia. Aquel día, el center austriaco completó una sensacional actuación con 25 puntos, 14 rebotes, 5 asistencias y 38 créditos de valoración que le valieron para ser nombrado mvp de aquella jornada 1 del Top-16.
 
 

¿EL MOMENTO ADECUADO PARA UN SALTO EN SU CARRERA?

"Ahora mi familia marca mis decisiones, pero no fui siempre tan manso como ahora". Cuando era adolescente, Mahalbasic fue uno de los mayores talentos de Europa, y firmó un contrato por seis años de perfil alto con el club turco más importante: Fenerbahce de Estambúl. Pero allí las cosas no le fueron como pensaba, y pasó de club en club, jugando en República Checa, Rusia, Polonia, Croacia, Eslovenia, Kazajistán o España. Un auténtico trotamundos del baloncesto, a pesar de que tan solo tiene 28 años, y que está disfrutando en el norte de Alemania de sus mejores temporadas como profesional, donde promedia cerca de 14 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias, aunque sus números siempre fueron buenos allá donde fue. "Siempre quise ser jugador de baloncesto y un mercenario".
 

Rashid Mahalbasic vs ACB Euroleague Teams 2016-2017

 
Tras abandonar con 19 años el Fenerbahce, se enroló en las filas del Asseco Prokom. El center promedió 9,1 puntos y 6,8 rebotes para los polacos. 
 
En los años sucesivos, el internacional austriaco jugó para Astana, CEZ Nymburk y luego en la potente VTB con Niznhy Novgorod. Siempre ha sido un anotador fiable y un gran reboteador. En los meses que pasó en ACB, en las filas del Real Betis, al que llegó como sustituto de Luka Zoric, convenció pese a la difícil temporada para los sevillanos . En sus 22 partidos con la camiseta verdiblanca, con 6,6 rebotes de media, se encontraba entre los cinco mejores reboteadores de la liga, y además aportó 10,1 puntos y 1,8 asistencias de promedio.
 
El jugador recuerda con cariño su paso por nuestra liga. "No había mejor lugar que Sevilla para mi primera experiencia en España. Hablé personalmente con Zan Tabak, a quien conocía desde niño, y no lo dudé ni un segundo". 
 

mahalbasic_skysport_austria.jpg

Con el Real Betis Energía Plus frente a Gustavo Ayón (skysport-austria,at)
 
Mahalbasic es considerado un pívot típico de la escuela de baloncesto yugoslava, muy flexible para su tamaño, y con un buen tiro de media distancia. Es por ello que al jugador también se le apode el "Jokic austriaco". "Rasid tiene grandes cualidades técnicas y nos ofrece muchas variaciones en el juego", decía sobre él el director deportivo de Oldenburg, Klaric. Quizá sea la faceta defensiva su punto débil, especialmente su tendencia a cometer faltas en muchas ocasiones innecesarias.
 
En 2017 llegó a Oldenburg, atraído por la historia de lealtad de la leyenda de la liga, que se prolonga ya durante doce años, Rickey Paulding con el club y la ciudad, que simboliza el entorno familiar del equipo: "Es un gran modelo a seguir. Mi esposa estaba embarazada, la familia estaba absolutamente en primer plano cuando surgió la posiblidad de Alemania o Francia, y creímos que Alemania era la mejor decisión".
 
Tras el partido que recientemente disputó su equipo frente al Bayern Múnich, al preguntarle si le gustaría volver algún día a nuestra liga, nos contestó: "Claro que sí tío, ¿dónde hay que firmar?... España es España" con guiño y una enorme sonrisa. Así es Rasid Mahalbasic, un jugador un tanto atípico tanto dentro como fuera de la cancha, y que está dando mucho de qué hablar, en Alemania y allende sus fronteras. Seguro que este verano la familia Mahalbasic recibirá alguna que otra llamada telefónica interesándose por su situación,y  quien sabe si alguna también procedente de España.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
116
#Comentarios: 
97
Total lecturas: 
259,640

Comentarios