Solapas principales

Shermadini guía al Unicaja ante el Mornar Bar (85-96)

  • El Unicaja suma su segunda victoria continental con un partidazo del pívot georgiano, bien acompañado por Jaime Fernández y Lessort.
  • Los montenegrinos aguantaron hasta el último cuarto, en el que el Unicaja llegó a mandar por 19.

SHERMADINI IMPONE SU LEY EN LA PINTURA. El pívot georgiano dio un auténtico recital de fundamentos y jugó su mejor partido con la camiseta del Unicaja, logrando 26 puntos, 7 rebotes y 34 de valoración en apenas 21:30 minutos de juego. El ex de Zaragoza y Andorra anotó hasta 12 canastas en juego, de todos los colores: mate en penetración, mate tras alley-oop, a tablero tras penetración... culminando sorprendentemente con un triple. Además, cuando Gio descansó, ahí apareció Lessort con un gran derroche físico premiado con un doble-doble: 11 puntos y 10 rebotes, con el único lunar del tiro libre (5/12).

KOENIG, MUY SOLO EN EL MORNAR BAR. El exterior americano fue, con 19 puntos, el hombre más peligroso del conjunto montenegrino, obteniendo buenos porcentajes: 5/7 de dos, 3/5 de tres. Sin embargo, apenas tuvo el apoyo de sus compañeros para dar alcance al Unicaja, y solo Vranjes con sus triples en la recta final consiguió maquillar ligeramente el resultado.

EL UNICAJA JUEGA MEJOR CON JAIME Y SHERMADINI. Luis Casimiro parece haber encontrado un filón en estos dos jugadores, que están rindiendo a un altísimo nivel en este inicio de temporada. Tras desgranar el gran partido del georgiano en el primer párrafo, el de Jaime Fernández no lo fue menos, aportando en todas las facetas del juego (14 puntos, 4 rebotes y 7 asistencias). Y lo más importante, el Unicaja juega a otro ritmo, a otra velocidad con el base-escolta madrileño, que ha conectado a la perfección con Shermadini. En Málaga pueden aspirar a todo con estos dos jugadores en semejante forma. 

El Unicaja comenzó el partido tratando de aprovechar el buen momento de su pívot titular, Gio Shermadini, surtiéndole de balones en la zona, y el georgiano respondió anotando 8 de los 12 primeros puntos del Unicaja (mate en contraataque incluido). De esta forma, los de Casimiro dieron respuesta al fuerte inicio del Mornar Bar, liderado por el escolta americano Koenig, autor de 8 puntos en el primer cuarto (13-12, min 5). Un cuarto que transcurrió con una anotación alta, a la que contribuyó también Jaime Fernández, que continuando con su estado de gracia, aportó 7 de los 27 puntos de Unicaja en esta primera manga (23-27)

Los puntos no llegaban con tanta fluidez en el segundo cuarto, en parte por los errores en el tiro libre de un voluntarioso pero desacertado Lessort (1/6 desde el 4,60 en la primera parte), los cuales el equipo montenegrino aprovechó para igualar el choque (29-29, min 14). La vuelta al parquet de los dos mejores jugadores de Unicaja, Shermadini y Jaime, sirvió para dar un nuevo estirón al marcador (31-43, min 18). Una diferencia basada en el dominio del rebote y en la buena circulación de balón. Un par de canastas desde la media distancia de Roberts dejaba al Unicaja diez puntos por encima al descanso (37-47), cumpliendo de momento con las expectativas de victoria en su visita a Montenegro. 

jaime-fernandez-unicaja-malaga-photo-mornar-ec18.jpg

Jaime Fernández directo al aro (Photo: Eurocup)

Los balcánicos salieron mejor tras el intermedio, con Lukovic superando en el poste a Lessort y Wiltjer. Los errores andaluces en tiros cómodos (incluyendo una bandeja de Salin en contraataque), posibilitaron el acercamiento del Mornar Bar (52-54, min 26). Con Koenig (máximo anotador local con 19 puntos) apretando con sus tiros exteriores, y Pavic anotando desde fuera y desde dentro, tuvieron que ser de nuevo Jaime Fernández y Shermadini los que devolvieran la tranquilidad a Unicaja, aunque sin incrementar demasiado la ventaja (61-67 al final del tercer cuarto). 

El show de Shermadini siguió adelante en el último cuarto, con la ayuda inestimable de Waczynski y sus lanzamientos desde fuera. El pívot georgiano siguió anotando desde la pintura y encima añadió un recurso desconocido en él hasta ahora: el triple. De esta forma, prácticamente el Unicaja tenía sentenciado el partido a 5 minutos del final (70-85, min 35), con 26 puntos del pívot georgiano. Para colmo, Wiltjer, hasta entonces sin demasiado protagonismo, anotó dos nuevos triples (72-91, min 38). Los triples finales de Vranjes (que acabó con 13 puntos) permitieron al Mornar Bar maquillar un resultado que en cualquier caso ya era muy favorable al Unicaja (85-96). Los de Luis Casimiro suman su segunda victoria en la competición europea. 

mornar_bar.jpg

Estadísticas Mornar Bar (eurocupbasketball.com)

mornar_bar_unicaja.jpg

Estadísticas Unicaja (eurocupbasketball.com)

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 meses 2 días
#contenidos: 
32
#Comentarios: 
65
Total lecturas: 
69,111