Solapas principales

Spanoulis, pesadilla de los rusos, aparece de nuevo para clasificar al Olympiacos

  • El combo griego vuelve a demostrar que es el mejor jugador de Europa dando el pase a los suyos
  • La defensa de Jackson (récord de robos en una F4) daba alas al CSKA, que no ha sabido rematar

Y, de repente, lo vuelve a hacer, vuelve a aparecer. Como si de un cuento de hadas se tratara, o de una infinita pesadilla para otros, Vassilis Spanoulis ha vuelto a decidir una semifinal de la Final Four con 11 puntos en los últimos 3 minutos (3 triples incluidos) para dar la vuelta al marcador y clasificar al Olympiacos para la final. Otra vez, una decepción más para un CSKA que dominaba el partido pero que no ha sabido cerrarlo en ningún momento.

Contrariamente a lo que suele suceder en estos partidos, a vida o muerte, los dos equipos empezaban anotando, con un intercambio de triples (3-3). Teodosic, leyendo los cambios defensivos del Olympiacos en los bloqueos y continuación, se centraba en buscar la superioridad física de Kaun bajo el aro (9-5). En el otro lado de la pista, y con un Spanoulis atado en corto, eran Printezis y Papapetrou los jugadores que causaban más daño penetrando de fuera a dentro. Ni Vorotsevich ni Kirilenko eran capaces de parar al ala-pívot griego, que igualaba el choque (17-17).

"Ha sido un partido muy diferente al de Estambul", Kirilenko

Era entonces cuando Itoudis, que había dado entrada unos minutos antes a un De Colo que oxigenaba el ataque del CSKA, optaba por poner en pista a Jackson. El ex base del Bilbao conseguía revolucionar el choque desde la defensa, forzar dos pérdidas consecutivas de los griegos y sumar un parcial de 5-0 (24-17). Pero en ese momento, gracias a una rápida circulación de balón de lado a lado, Olympiacos respondía con un parcial de 1-7 (25-24) con triples de Petway  y Papapetrou. Eran los minutos de los griegos, dominando el tempo del partido y con un CSKA que no se encontraba nada cómodo, abusando del 1x1 sin orden.

Con todo, y sin Spanoulis (0/8 en tiros de campo y 3 pérdidas al descanso) a tono, la defensa rusa se cerraba mucho en sus penetraciones colocándole tapón tras tapón, el equipo de Itoudis conseguía llegar al intermedio con un punto de ventaja después de un tiro libre anotado por Kirilenko (36-35).

Después del paso por vestuarios Aaron Jackson seguía con su particular recital defensivo - consiguiendo el récord de robos en la Final Four con 7 recuperaciones - ayudado por la calidad ofensiva de De Colo (47-39). La actividad de Jackson contagiaba a los suyos, con rápidas ayudas en la zona que impedían canastas cantadas de los de Sfairopoulos. Pero el trabajo en el rebote ofensivo, un triple de Printezis desde la esquina y una canasta en contraataque de Sloukas acercaban de nuevo a Olympiacos (54-49).

Y no ha sido hasta la aparición de Spanoulis, sin acierto alguno hasta entonces, que los del Pireo remontarían el partido. El combo, el mejor jugador de Europa en estas situaciones, asumía la responsabilidad para anotar un triple (63-57) y empezar la remontada de los suyos. También ayudaban a ello dos faltas personales sin sentido de De Colo en el medio campo que permitían a los griegos anotar con el tiempo parado. Acto seguido, y tras varias buenas acciones de Kaun bajo la canasta aprovechando su superioridad, la magia de V7 se apoderaba del Palacio de los Deportes: triple y canastón en la cara de Vorontsevich (63-66).  

Con menos de 30 segundos, Weems igualaba el encuentro (66-66). Y ahí, en la indefinición de roles del CSKA, ha residido uno de los grandes males de los rusos. En cambio, en la otra canasta, Spanoulis clavaba el triple decisivo (66-69), el que daba la final a los suyos. Para rematar la faena, tiro libre dentro de Sloukas y un último ataque del CSKA sin tiro final. Locura en la pista, locura en la grada. Spanoulis lo ha vuelto a hacer.

Recap: CSKA Moscow-Olympiacos Piraeus

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 5 meses
#Contenidos: 
280
#Comentarios: 
3,085
Total lecturas: 
1,766,552

Comentarios

Enhorabuena a Pau por abstraerse de la èpica, que ya iba siendo hora...Claramente es necesaría una tesina sobre la psicología en el baloncesto. Esta competición no tuvo nada de juego, acierto o estrategía, todo se resume y articula en el poder de la mente, en cómo la psique de un individuo interacciona con el resto de psiques llevando al colapso o la euforía. Es espeluznante que una temporada de baloncesto se pueda llegar a condensar en unos pocos minutos que nada tienen que ver con el baloncesto.

Increíble, el Oly lo ha vuelto a hacer!! Se han cargado a la mejor plantilla y mayor presupuesto de Europa, por tercera vez, y qué decir de Spanoulis...mientras le veía pensaba que vaya chufa de partido que estaba haciendo (2 tiros libres anotados y valoraba -8), pero al final ha clasificado a su equipo de nuevo para la final. Enorme mérito el del equipo griego llegando a la final de nuevo, espero que no se repita lo de Londres. Y decepción y fracaso para el CSKA y su entrenador, parecía que iban a llegar a la final y ganarla...pero Spanoulis despertó a tiempo

¿Barclaycard center? JÁ Eso era el Estadio de la Paz y la Amistad. Genio y figura Spanoulis.

Por cierto, a ver si los de canal plus se aprender las reglas del baloncesto en Europa, esto no es la NBA

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar