Solapas principales

Tercera derrota consecutiva para el Real Madrid en Euroliga (95-86)

  • Buenos minutos de Garuba, insuficientes ante el desacierto ofensivo de los de Laso

Dos derrotas seguidas. La última de ellas, con el luto de los 60 puntos, del patinazo turco sobre de las trayectorias brillantes de la excelencia ofensiva. Se venía la tercera salida en continuo en esta la Euroliga más complicada de todos los tiempos. Y no era fácil. Visita a otro de los equipos venidos del dinero futbolero. El Bayern de toda la vida, más nuevo en esto del basket, que presenta fichajes de mucha lumbre, con el mismo standing que los blancos y con toda la intención de provocar la tercera bronca en la casa blanca.  

Dos violaciones de pasos, dos faltas de Tavares, dos tiros lejanos de Monroe. A pares, como aquellas reveses, se venían los comienzos de la partida para todo empatarlo en los primeros cinco minutos de juego. Se sucedían las canastas. Cogía ritmo el partido. Munich no es Estambul. El secundario Barthel se aprovechaba de los farolitos y la atención sobre el zurdo Monroe. En el otro lado, Mickey se marcaba dos canastones con adicional para nueve puntos y poner a su equipo ya en veinte. Definitivamente, esto era ya otra cosa. También detrás. Las piernas blancas no estaban aún afiladas y Koponen dejaba la primera pausa en 22-20 del color más bávaro.

Garuba le metía intensidad a la ristra de fallos de sus compañeros tras la vuelta a la cancha, pero esto no daba para que saltaran las primeras alarmas: 28-20 min. 12. Maodo Lo hacía el cuatro triple de los suyos para los dobles dígitos de ventaja. La Euroliga tampoco es la Liga Endesa. Ya con Campazzo en la batuta, reaccionaba al fin el Madrid para ajustarlo todo a pesar de Monroe. Una asistencia del argentino para el mate del canterano lo dejaba todo empatado a 35. Se repetía la conexión en el siguiente ataque, esta vez con el bonus del tiro libre para darle la ventaja de nuevo a los visitantes. Bendita dupla esa. La suerte del solitario con el bonus en rojo le daba renta final a los locales antes de enfilar las cabinas del vestuario: 41-38.

El cable que siempre lleva suelto Randolph se pelaba para una antideportiva de inicio que le daba, de repente, siete puntos de ventaja al Bayern. Le tocaba remar de nuevo al Madrid. Con un 3/15 en T3, complicado. Volvía a poner los cables en su sitio el zurdo nacido precisamente en Alemania, para ser por ese entonces ya el único de los que anotara entre los vestidos de blanco. Ni el balance defensivo hacían bien hoy los de Laso. Una extraña losa que hacía sonreír hasta a los secundarios. Con todo ello, hasta aumentaban las continuas ventajas de los dueños de la cancha. Una bandeja de Koponen y un tiro liberado de Radosevic hacía saltar la segunda alarma: 65-54 min. 28. Y es que lo que estaba pasando por aquel entonces parecía como de víspera de Halloween. Causeur se marcaba un airball desde la línea de tres con los pies más que parados y en la jugada siguiente, se hacía estrella Leon, para dejar la última pausa en diez de desventaja. 26 puntos había hecho el Bayern en este cuarto. ¿Truco o trato?

Aparecía Rudy, pero ni por esas. Barthel bailaba a sus pares para un 72-60.

Sólo quedaba la cosa de la heroica. Una tercera derrota es dolorosa. Y ahí que aparecían las trincheras. Pura guerrilla con Campazzo, Deck, Garuba, Causeur y Mickey. Los farolitos, para otro día. Cinco puntos seguidos del francés recuperaban algo de terreno (77-72 min. 35). Aprovechaba en el otro lado Monroe que ahora los centímetros jugaban a su favor. El Facu, con Garuba volando por los suelos, lo acercaba aún un poquito más (81-78 min. 36). Hasta ahí duro la batalla. Cinco puntos seguidos después de la pausa de Radonjic apuntillaban la tercera derrota blanca. Buscaba ya imposibles Laso, con Garuba en el cinco y cuatro bajos. Un small ball en el equipo de los Tavares, Randolph…con Mejri, Thompkins y Reyes lesionados. Lo gestionaba bastante regular el Bayern, pero le daba: 95-86 para provocar la tercera bronca europea en la casa blanca.

Una estrella y mucho subsidiario: con lumbre de gran trayectoria se venía Greg Monroe a Europa para completar una Euroliga de escándalo. Un zurdo con toda la clase para construir el proyecto futbolero del Bayern. Todo lo normal, lo lógico. 18 puntos para ser el jugador del partido, después de cuatro jornadas. Lo que no tiene tanto de universal ha sido el papel de sus compañeros secundarios. Los puntos de Koponen, de Radosevic, de Lo…sorpresas de una partida en la que no estaban ni para ser casi nombrados. Casi todo el que estaba vestido hoy de rojo anotó en la noche de miércoles alemana. Ocho jugadores con al menos ocho puntos de anotación, para una estrella y mucho, pero que mucho subsidiario.

Aquella extraordinaria defensa: cuenta la leyenda que hubo una vez un equipo vestido de blanco que asfixiaba desde las cabinas. Que los ataques contrarios se deshacían luchando contra las murallas del equipo de Pablo Laso. No en esta temporada. La fragilidad defensiva del Real Madrid en este año pena en los partidos de entre semana, permitiendo, con la derrota de hoy, hasta 84 puntos por partido. Lo casi nunca visto. Se suceden las canastas de alto porcentaje de los contrarios, las segundas oportunidades concedidas, los tiros liberados. Lo aprovechaba hoy el Bayern para que anotara hasta el apuntador. Sólo cuando jugó a las guerrilas Pablo Laso, se vio algo de lo que siempre caracterizó a los de blanco y que todavía no ha aparecido este año; aquella extraordinaria defensa.

La depresión de otoño: líder invicto en la liga doméstica, pena el Real Madrid el mal momento de alguno de sus pilares básicos. Se nota sobremanera en el bajo rendimiento de Tavares. El caboverdiano, fundamental en el esquema defensivo de su equipo, no está, se le ve a destiempo, casi siempre contrariado. El lógico muro mundialista comienza a notarse en Llull y, aunque menos, en Campazzo. Se aprecian también las lesiones de muchos jugadores capitales, como la casi permanente de Rudy, la mala pretemporada en la barriguita de Thompkins. Con la tercera derrota consecutiva en Euroliga, se nota la metódica depresión de otoño.

Sobre el autor

Antiguedad: 
3 años 1 mes
#contenidos: 
143
#Comentarios: 
651
Total lecturas: 
342,808

Comentarios

El bajón de los mundialistas era algo que iba a pasar, y más cuando Rudy y Campazzo se han chupado casi 30 minutos por partido en el inicio de temporada. Hay gente que le echará la culpa a la defensa, yo creo que este Madrid echa en falta talento ofensivo, eso hay que pagarlo, y no quiso hacerlo ni por Mirotic ni por el Chacho, apostando por Laprovittola para hacer el papel de Prepelic, ya que no le van a dar más galones. Desde la lesión de Llull, todos lo queremos mucho, pero que él tenga el liderazgo ofensivo del equipo es anticompetitivo, sobre todo en Europa, su papel debería ser claramente el de sexto hombre o microondas (rol de Carroll) como en la selección, tampoco sé si Campazzo es capaz de repetir una temporada como la pasada en anotación, asistencias, defensa y liderazgo... mientras tanto disfrutemos del progreso de Garuba directo a la selección y a la Nba.

Si un chico de 17 años es el más valorado y quien más ganas le echa, Houston tenemos un problema. Yo también creo que el mundial le esta pasando factura a RM. 5 medallas pero ahora fuera de forma. En el caso de los argentinos es peor porque jugaron los panamericanos (oro)y mundial(plata)casi seguidos( 3 meses muy duros) El Facu hoy ha hecho números pero muy lejos de la defensa y generación de juego del año pasado. Pero el expediente X es Tavares,que no jugó mundial. Que hiciste el ultimo verano Edy?