Solapas principales

Tercera victoria consecutiva que da media clasificación a Zaragoza (86-70)

  • Un gran segundo cuarto con casi 30 puntos para Casademont Zaragoza definiría una victoria en un partido con muchas luces y sombras

Nueva jornada de Basketball Champions League en el pabellón Príncipe Felipe donde Casademont Zaragoza intentaría ponerse en la cabeza de su grupo mientras que Neptunas Klaipeda buscaba no perderle la cola al tren para la siguiente fase de la competición continental.

Salida de primer cuarto muy acertada para el conjunto lituano, defendiendo muy bien las líneas de pase mañas y anotando tras robar el balón, mientras que los zaragozanos no conseguían achicar los espacios en defensa y veían como desde el triple se comenzaban a marchar los visitantes. Cuando parecía que los visitantes podían marcharse en el marcador anotando tan solo un tiro de campo que no fuese un triple, el acierto zaragozano llegó también en esta faceta para no solo remontar el partido, sino para marcharse 5 arriba al final del cuarto (26-21).

Cuando la defensa de los hombres de Porfi Fisac sale a relucir, vemos el por que el equipo apunta tan alto a lo largo de la temporada: un ataque lituano que veía imposible seguir sumando desde el triple y que sumaba puntos con cuentagotas. Mientras, los rojillos sumaban con un gran acierto desde el triple, forzando a los visitantes a estirar la defensa y encontrando huecos así para las penetraciones, siendo la sangría de tal magnitud que en apenas cinco minutos y medio los maños habían anotado 20 puntos. Los minutos finales se acompañarían de un ritmo en ambos lados de la cancha muy inferior, pero dejando a los visitantes en 4 puntos a lo largo de 4 minutos y muy lejos de un Casademont Zaragoza que dejaba una gran diferencia en el electrónico al descanso (55-36).

Problemas tras el descanso para los locales, desaparecía esa buena dinámica en ataque que habían mostrado a lo largo del segundo cuarto y en defensa parecían bajar un par de marchas, dándole oxígeno a un equipo que se encontraba al borde de la asfixia. Cuando Neptunas Klaipeda parecía bajar la diferencia por debajo de los 10 puntos, un par de ataques zaragozanos consecutivos ayudaban para que la diferencia se quedase en doce puntos en un tercer cuarto donde sólo habían anotado 13 puntos y habían mostrado una imagen muy pobre.

Intentando arreglar las cosas tras la mala cara mostrada, rápidamente los zaragozanos pondrían una marcha más en ambos lados de la pista para poder subir la diferencia y de nuevo ponerse en torno a los 15 puntos. Una vez lograda dicha misión, Casademont Zaragoza luchaba por subir la diferencia por encima de los 18 puntos para poder lograr un basketaverage positivo, pero unos ataques finales muy erráticos parecían dejar ese objetivo lejos del alcance maño. Con dos tiros libres y una presión tras saque, Dylan Ennis tenía la oportunidad de poner los 19 puntos de diferencia con un triple lejano, pero lo erraba, dejando el 86-70 en el marcador final y logrando la séptima victoria zaragozana en la BCL, dejando en las manos zaragozanas el pase a la siguiente fase.

Vit Krecji, termómetro rojillo. El exterior checo de Casademont Zaragoza era el comodín en ataque al que optaba hoy Porfi Fisac y lo colocaba en la manija del equipo ante la lesión ya conocida de San Miguel y con Javi García tocado. La presión de manejar al equipo en ataque no se mostraba en sus manos y si bien últimamente no había tenido demasiados minutos en pista, parecía encontrarse en plena forma para tenerlos. 9 puntos y 5 asistencias para un +25 en la aportación, demostrando que otra joya de la cantera zaragozana está llamando fuertemente a la puerta de su entrenador.

Sin triples no hay paraíso. Neptunas Klaipeda ya le demostró a los zaragozanos que su potencial ofensivo era muy grande y le endosó en el partido en su casa una gran diferencia gracias a ello, y hoy parecían llegar con la misma arma avisando a los zaragozanos. Un primer cuarto donde anotaban 5 triples (5 de los 6 tiros de campo anotados) hacía prever un partido donde los zaragozanos iban a sufrir, pero esto parecía ser el efecto de la gaseosa. Tan solo 4 triples en los siguientes cuatro cuartos y con excesivos fallos desde el exterior, siendo así imposible que llegasen a bajar de la barrera de los 10 puntos y hacer peligrar ciertamente la victoria local.

 

El basketaverage, ¿clave en el futuro? Era una de las cosas en las que más se fijaba todo el mundo al llegar con esa gran diferencia en el descanso y parecía que se podían remontar esos 18 puntos de diferencia que dejarían en una gran posición a Casademont Zaragoza en caso de futuros empates en la tabla, pero unos minutos finales bastante erráticos no dejan a los maños arañar esos puntos que, esperemos por su bien, no tengan que echarlos de menos en un futuro.

https://i.gyazo.com/82c5a5f96edbccdc440c9827d7419bf3.png

https://i.gyazo.com/4baa137e1e6f25abbc1eb63785813073.png

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 5 meses
#contenidos: 
121
#Comentarios: 
239
Total lecturas: 
268,152