Solapas principales

Tyler Dorsey mira, apunta y ejecuta al Real Madrid (86-84)

  • Tyler Dorsey firma su mejor partido en Euroliga (30 puntos), con el que supera la barrera de los 500 puntos en la competición
  • Trey Thompkins se echó el equipo a la espalda (20 puntos)
  • Una consecucción de jugadas polémicas mantuvo al Real Madrid con opciones hasta el final, pero no consiguieron rematarlo

Un clásico europeo con ciertas bajas

Vuelve la mejor competición europea, con la jornada número 21 entre dos equipos que disputarán un clásico del viejo continente: Real Madrid y Maccabi. El tercer mejor ataque de la Euroliga frente a uno de los huesos que tratarán de reengancharse a los ocho mejores de la clasificación. Alex Tyus tendrá protagonismo para dar descanso a Eddy Tavares, quien tendrá trabajo que realizar bajo tableros ante un jugador que estuvo muy cerca de recalar en el conjunto blanco: Ante Zizic, e intimidar al quinto máximo anotador de la competición: Scottie Wilbekin. Duelo de cañoneros y, sobre todo, no apto para cardíacos.

cañones cargados TRAS el salto inicial

El partido comenzó con un ritmo trepidante. El Real Madrid impuso su ritmo desde el principio, especialmente en el movimiento de balón (10 asistencias en el primer cuarto). Abalde y Laprovittola aportaron triples, mientras Tavares activaba la locomotora en el tablero rival, pese a que no agarrase ningún rebote en el suyo. 

33 puntos al primer cuarto del conjunto blanco, quien arrancó con un parcial de 2-11, cuya transición es muy notable y mostraba una mejoría en el juego colectivo moviendo el balón de manera constante. Mientras tanto, el americano Tyler Dorsey, con 3/3 en triples, parecía no importarle el punteo lateral, y Tavares no termina de apoyar en la ayuda por no descuidar su tablero para Ante Zizic. Conclusión: 24-33 tras los primeros 10 minutos. Partido de ritmo muy alto y donde los cañoneros vienen con su cargador preparado para disparar.

DESDE ESTADOS UNIDOS CON AMOR

Si bien podemos considerar el primer cuarto como un aperitivo ofensivamente hablando, el segundo cuarto lo certificó. Desde California llegó Tyler Dorsey para arrancar con un parcial de 11-0 para el conjunto hebreo que iguala la balanza en el marcador. Y si los de Pablo Laso contuvieron el vendaval producido por el alero y secundado por John Dibartolomeo, fue especialmente por Jaycee Carroll. El elixir de la juventud una vez más da sus frutos. 9 puntos consecutivos del norteamericano que les mantiene por delante al descanso. Si bien Nico Laprovitolla vuelve a las andadas estancando el ritmo de juego blanco, el volumen anotador desde la línea exterior también se vio afectado. 1/5 desde el triple en el segundo cuarto cortocircuita de manera leve al Real Madrid. Aún así, no estamos disfrutando de la mejor versión de Scottie Wilbekin, quien ha anotado un triple y apenas ha gozado de protagonismo. Es precisamente su compañero Dorsey (16 puntos, 3/4 en tiros de dos y 3/3 en triples) quien está eclipsando las tareas ofensivas del organizador de Maccabi. Espadas en todo lo alto, veremos en la segunda parte si ambos equipos son capaces de mantener el ritmo ofensivo. Las defensas tendrán algo que decir al respecto.

DA IGUAL DONDE Y CÓMO LA SUELTES, HUNTER LA CAZA

 

LAS DEFENSAS se alzan para convertir el partido en un duelo de ajedrez con final agónico

Era de esperar que el ritmo ofensivo se contuviese durante la segunda parte. Los entrenadores sacaron las pizarras a pasear y el partido fue un toma y daca constante. Trey Thompkins se echó el equipo a la espalda en ataque (20 puntos 4/8 en triples) para aguantar las embestidas hebreas. Los de Ioannis Sfairopoulos fueron más agresivos, marcando un ritmo alto de movimiento de balón, con una predilección por el doble bloqueo directo, donde Otello Hunter  saca ventaja al fintar y tener vía libre al aro con Tavares clavado en el bloqueo.  Elijah Bryant organizó el ataque de los locales pese a su falta de acierto desde la media distancia. La defensa agresiva de Maccabi les permitió seguir dentro del partido, desorganizando el entramado de pases del Real Madrid, quien hizo un mayor uso de la pintura. Ninguno de los dos equipos se despegaron del marcador, con Dorsey y Thompkins como líderes de ambos conjuntos. Un final de infarto, donde hubo acciones polémicas, con técnicas y antideportivas de por medio. Más allá de eso, tres tiros libres errados de Maccabi en el último tramo de partido daba aire a un Real Madrid que terminó sucumbido con una canasta de media distancia de Tyler Dorsey que congela la sangre a cualquiera. Victoria muy trabajada de Maccabi, quien se reengancha a la pelea por entrar en PlayOff.

 

Tyler dorsey firma su mejor partido en euroliga  en el momento idóneo

Cuando más necesitaba Maccabi una referencia ofensiva ante la asfixiante defensa sobre Scottie Wilbekin de Jeff Taylor, apareció, desde California, Tyler Dorsey. Con sus 30 puntos, con 7/9 en tiros de 2 y 4/5 en triples, 4 rebotes y 3 asistencias, le valió para ser el hombre del partido y quien desequilibrase la balanza. Destacan sus dos pérdidas, una al final del encuentro en el momento más inoportuno, por la cantidad de balón que amasó durante el choque. Aprovechó la indecisión de los defensas interiores blancos de salir a ayudar a puntear, y se sintió muy cómodo en todos sus lanzamientos a canasta. Aumento de confianza que le da la seguridad necesaria para tomar el último lanzamiento con el que tumbó al Real Madrid. Sin duda, el mejor encuentro del norteamericano en Euroliga, donde superó la barrera de los 500 puntos en su carrera profesional.

ESTADÍSTICAS

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 10 meses
#Contenidos: 
159
#Comentarios: 
347
Total lecturas: 
274,176

Comentarios

las decisiones en los últimos minutos de Laprovittola fueron muy malas y aunque Carroll es mi debilidad desde que estuvo en el Granca, subir el balón es un tiro al pie. En esas situación pierde muchos balones.

Dicho esto, con la plantilla que tiene el Madrid y con el acierto de los israelitas, muy cerca estuvieron de ganar

Ya van 2 partidos recientes en los que la pizarra de Laso lleva a Carroll a subir el balón en la última jugada...Y en los dos lo pierde.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar