Solapas principales

Un asfixiante Zalgiris no puede ahogar al Baskonia

Un asfixiante Zalgiris no es capaz de ahogar al Baskonia (79-87)

El Kirolbet Baskonia logra su primera victoria a domicilio en su incio de temporada en Kaunas, en un partido donde las defensas de ambos equipos se hicieron notar, pero sobre todo la de Zalgiris, que presionaron a toda cancha prácticamente durante todo el partido lo que les concedió un resultado final de 79-87. Los vitorianos con una cómoda ventaja final de 18 puntos a falta de 4 minutos, quisieron dar el partido por terminado mientras los de Jasickevicius pelearon hasta el pitido final por un buen resultado, teniendo en cuenta el basket average.

La fuerte defensa de los locales desde el inicio, hizo que al Baskonia le costase comenzar el partido ya que tenía dificultades para mover el balón y tomar buenas decisiones. Poco a poco los azulgranas iban controlando la situación en ataque mientras que los lituanos no se despegaban del marcador. Un buen tercer cuarto, donde la gran circulación de balón, sumado a acciones individuales y tiros abiertos que comenzaron a entrar abrió la brecha que condenaría finalmente al Zalgiris en su cancha. Los 5 triples de Granger que llegaron cuando el equipo más lo necesitaba, con la ayuda de un serio Ilimane Diop aportando en ataque y en defensa, junto a los determinantes Poirer y Shengelia, fueron claves en una victoria donde el trabajo en equipo estuvo presente en los dos conjuntos.

El partido comenzaba con los dos equipos presionando con mucha intensidad, lo que dificultó desde el principio las canastas fáciles y el Zalgiris ya nos dejaba ver lo que iba a ser su juego: un gran movimiento de balón, intentando acabar de la manera más sencilla, tanto que a veces se equivocaban a la hora de dar el "extrapass". El Baskonia, un poco perdido en ataque al comienzo, fue poco a poco buscando diferentes opciones, sin que ningún jugador tomase la iniciativa de atacar constantemente el aro. En cambio, el escolta Note Wolters enchufaba 8 puntos de los 12 que habían anotado hasta el momento los locales. También sorprendería la poca dependencia que tuvieron sobre el tiro exterior, moviendo la mayoría de sus ataques por dentro de la línea de 3, buscando mucho las ayudas del rival y sus fallos. Ninguno de los dos lograría marcharse en el marcador, yéndose al final del 1º cuarto 24-22.

El segundo cuarto transcurrió con la misma dinámica. Los de Jasikevicius siguieron con sus líneas defensivas presionando toda la cancha, lo que hacía entrar muchas veces al Baskonia en apuros ya que el base no podía subir la bola y comenzaban a jugar sus posesiones a partir del segundo 14, lo que les llevababa, muchas veces, a tomar decisiones inadecuadas o precipitadas. Al final de este cuarto dos triples de Granger y Hilliard daban un pequeño respiro a los vascos, marchando para el tunel de vestuarios 39-42.

Al comienzo del tercer cuarto siguen las defensas duras de ambos equipos, y no es hasta falta de 4 minutos, con Marcelinho Huertas en cancha, donde los baskonistas comienzan a jugar las posesiones con cabeza, esto les permitió llevarse un parcial de 10-0 en poco más de 2 minutos y lo que dió la primera ventaja al Baskonia que se iba en el marcador 53-63 a falta de un cuarto por jugar y con los visitantes cada vez más enchufados. Mientras tanto, Zalgiris no encontraba su lugar en ataque ya que las líneas de pase y las ayudas fueron muy bien defendidas por los de Pedro Martínez.

Ya en el último periodo, siguiendo con la misma dinámica en defensa, parece que Zalgiris se comienza a acercar con 4 puntos consecutivos nada más empezar. Pero poco les duró la ilusión al público de Kaunas, y es que 4 triples prácticamente consecutivos (3 de Granger y 1 de Shengelia) abrirán una brecha de 16 puntos a falta de 6 minutos que se alargó hasta los 18 a falta de 3 minutos. Fue en este momento donde Baskonia baja un poco los brazos tras el esfuerzo de todo el partido y los lituanos ante el enfado de Jasikevicius comienzan a defender y atacar como lo habían hecho durante el resto del partido. Esto produce un último parcial de 13-4 para concluir el partido y terminar con un resultado final de 79-87.

1. La defensa: La fuerte defensa que planteó Jasikevicius desde el inicio del partido, puso contra las cuerdas al Baskonia varias veces, pero también le perjudicó entre el final del tercer cuarto y a mitad del último, ya que les permitió tiros liberados ante la defensa tan cerrada que ofrecían los lituanos.

2. Los pivots: Aunque las estadísticas no reflejen lo mismo, no hay que pasar por alto la gran labor tanto en ataque como en defensa de los jugadores Ilinamane Diop, Tornike Shengelia y Vicent Poirer, aportando puntos, robos, rebotes, asistencias e intimidación.

3. Jayson Granger: A pesar del descontento del público gasteiztarra con la labor de base del baskonista, el jugador uruguayo ayudó ecándose a la espalda al equipo con 15 puntos (5 triples) decisivos para conseguir la victoria.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 2 meses
#Contenidos: 
46
#Comentarios: 
123
Total lecturas: 
91,714

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar