Solapas principales

Un imparable Hilliard ejecuta a un heroico Baskonia (89-86)

  • A falta de 4 minutos, Baskonia perdía de 15, y llegó a igualar la contienda en el último minuto
  • Por tercera vez consecutiva, Baskonia vuelve a perder un partido igualado en los últimos instantes
  • Hilliard con 31 puntos fue el líder del conjunto ruso

Un CSKA ‘baskonizado’ sin una de sus estrellas:

Que Baskonia es una gran fábrica de talentos es un hecho que todos conocemos. El ojo de Alfredo Salazar es capaz de descubrir diamantes en bruto que otros ‘headhunters’ son incapaces de apreciar o encontrar. La inmensa mayoría de ellos, tras curtirse en Vitoria, y después de unos años de grandísimo baloncesto, ponen sus miras fuera. NBA, Barcelona… pero si hay un equipo por antonomasia con pedigrí baskonista, ese es el CSKA de Moscú. De hecho, Itoudis cuenta en sus filas con ni más ni menos 4 hombres con pasado ‘alavés’. Mike James, Darrun Hiliard, Johannes Voigtmann y el más reciente, Toko Shengelia. Sin embargo, uno de sus jugadores franquicia como es el estadounidense Mike James, no sería de la partida esta tarde por problemas físicos. Baskonia visitaba la cancha del todavía campeón de la Euroliga, aquel título alzado precisamente en la Final Four de Vitoria en 2019 otorga el privilegio de la etiqueta al conjunto moscovita, ya que debido a la pandemia, la Final Four de Colonia en 2020 no pudo celebrarse. En los últimos 20 años, Baskonia tan solo ha podido conquistar Moscú en tres ocasiones. Cancha maldita. 

 

Un partido de 37 minutos y otro de 3:

En el minuto 35 de partido, y cuando tan solo restaban 5 para concluirlo, todo parecía listo para sentencia. El emperador, o en este caso, ‘El Zar’, había concluido su veredicto, dictando que Baskonia ya no tenía nada que hacer. Hasta ese momento, CSKA se había movido en un colchón de diferencias muy cómodo. Desde el pistoletazo de salida, y en apenas 3 minutos CSKA casi rozaba los 15 puntos de diferencia ante un Baskonia errático que no terminaba de entrar en partido ante un CSKA que parecía un ciclón.  23 pérdidas cosechaba el conjunto de Dusko Ivanovic, un número excesivo si quieres competir en cualquier partido de Euroliga, y más ante todo un CSKA de Moscú. Pero todo cambió cuando faltaban 3 minutos y Baskonia perdía por 15 puntos. Afloró el tan sonado ‘Carácter Baskonia’, demostrando que este club tiene un orgullo especial, y que por supuesto, nunca se rinde. Un Pierria Henry en estado de absoluta locura- e inspiración- se convirtió en amo y señor del partido. Sus rastas y su particular manera de jugar flotaban sobre la cancha desplegando magia pura. Junto a él, su escudero Fall. Ambos dos se echaron el equipo a las espaldas, y llegaron a empatar el partido a falta de 30 segundos.  Finalmente Baskonia murió en la orilla, pero la versión final del equipo invita al optimismo. 

 

Ojo, ha despertado Youssoupha Fall: 

El pasado fin de semana ante Retabet Bilbao Basket, Youssoupha Fall tuvo una aparición más que notable, siendo uno de los jugadores más destacados. Pero hoy, ante todo un CSKA de Moscú, y a domicilio, suyo ha sido el ‘qum laudem’. Si Baskonia se ha mantenido durante tantos minutos vivo en el partido ha sido única y exclusivamente por el exuberante pívot senegalés. Única solución en ataque, generaba ventajas cada vez que el balón caía en sus manos. Imparable jugando de espaldas, sacaba faltas constantemente. Además, posiblemente la mejor noticia venga con su abrumadora y notoria mejoría desde la línea de personal, donde hoy ha cosechado un meritorio 5 de 6. Jugando de cara al aro, Fall ha reboteado, ha palmeado y ha llegado con el ‘camión de la basura’ en varias ocasiones para convertir en canasta acciones que se salían fuera. En defensa, como de costumbre, su actividad ha sido frenética. Fall es sencillamente insuperable para sus rivales, que ven como sobre ellos se abalanza un muro de 2.21 imposible de esquivar. 19 puntos, 8 rebotes y 27 de valoración para el ‘gigante de Dakar’. 

 

Hilliard y Fall; ¡vaya duelo!

 

Baskonia, 3 partidos perdidos por culpa de 6 puntos: 

Esta tarde, Baskonia ha vuelto a cosechar en Moscú una nueva derrota por la mínima, la tercera consecutiva en Euroliga. Esta vez, 3 puntos de diferencia han decantado la balanza del lado moscovita. Perder así siempre duele, pero esto se agrava más viendo los últimos resultados. Echando la vista atrás, Baskonia perdió por tan solo un punto de diferencia (71-72) ante el Barça hace un par de semanas, dejando escapar una renta de 11 puntos en el último minuto. Cosa de un día podría pensarse. Pues no. La siguiente jornada de Euroliga, de nuevo en el Buesa, ASVEL Villeurbanne vuelve a endosarte una derrota de lo más dolorosa, echando más sal en la herida. (86-88). Hoy, en Moscú, ha sido la guinda. Los últimos minutos, y más con el partido ajustado, tienden a ser un cara o cruz, donde el talento individual siempre termina por decantar la balanza hacía un lado o al otro. Cuestión de azar dirán algunos. Pero, queda claro que cuando el azar cae una y otra vez en tu contra, significa que algo más debe haber detrás. Claro, claro que lo hay. Se llama pizarra. Dusko no ha diseñado bien los instantes finales en ninguno de los tres partidos, pero por depurar responsabilidades, los jugadores tampoco lo han sabido ejecutar bien. Ni calma, ni cabeza, ni tranquilidad, ni movimiento de balón… el resultado; 6 puntos te hacen perder tres partidos trascendentales. 

 

MVP: Darrun Hiliard en modo ‘matrioshka’:

Con pasado Baskonista, equipo gracias al cual Hilliard dio el salto a Europa, precisamente ante su ex-equipo, Hilliard ha consumado la que hasta la fecha ha sido su mejor actuación en la competición continental. Sin compasión, sin miramientos, sin amiguismos, Hilliard ha ejecutado como, cuando y de la manera que quiso al equipo de Ivanovic. 18 puntos llevaba al descanso, y con 31 finalizó. Como si de una ‘Matrioshka’ rusa se tratase, Hilliard iba quitando capas y más capas. Un triple, otro, otro, otro… En algún momento tendrá que parar, ¿no? Que va. Cuando parece que la figurita es lo imposiblemente pequeña como para que esconda otro muñeco dentro, ahí aparece. Un martillo pilón, un péndulo que no paraba de golpear y golpear. 5 de 6 en tiros de dos, y 7 de 10 desde más allá de la línea de triple. ¡Casi nada! Y por si esto fuera poco, con el partido empatado a 82 a falta de 30 segundos, un triplazo de Hilliard ha terminado de dar la puntilla a su ex equipo. Noche para el recuerdo. 

 

Estadísticas:

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 1 mes
#contenidos: 
67
#Comentarios: 
185
Total lecturas: 
119,814

Comentarios

Ojala estemos ante el despertar real de Fall, seria una excelente noticia para el equipo, y de paso un arma mas en el arsenal , hoy limitado , del Baskonia, un jugador de su estatura y estilo de juego tendria que tener mas incidencia en los partidos y resultados, el equipo lo necesita como el comer, tiene partidos por delante para seguir asentando esto y que no quede en anècdota, suerte al Baskonia, por cierto solo un comentario tiquismiquis es "cum laude" no "qum laudem"

Ojala estemos ante el despertar real de Fall, seria una excelente noticia para el equipo, y de paso un arma mas en el arsenal , hoy limitado , del Baskonia, un jugador de su estatura y estilo de juego tendria que tener mas incidencia en los partidos y resultados, el equipo lo necesita como el comer, tiene partidos por delante para seguir asentando esto y que no quede en anècdota, suerte al Baskonia, por cierto solo un comentario tiquismiquis es "cum laude" no "qum laudem"